Nueva etapa en Diputados: Juntos por el Cambio no vota al reemplazo de Massa y anticipa clima caliente

No se dará el consenso de otros años. La mayoría de la oposición se abstiene de votar a Cecilia Moreau. Qué implica para los futuros debates
Por Pablo Sieira
01/08/2022 - 18,45hs
Nueva etapa en Diputados: Juntos por el Cambio no vota al reemplazo de Massa y anticipa clima caliente

El interbloque de Juntos por el Cambio decidió abstenerse de votar al reemplazo de Sergio Massa para la presidencia de la Cámara de Diputados en la sesión de este martes, en una actitud que marca un endurecimiento de la oposición de cara a la nueva etapa que tiene varios debates calientes por delante, entre los que se destaca el del Presupuesto 2023.

Mientras el Frente de Todos ultima los detalles para proponer a Cecilia Moreau como reemplazante del nuevo ministro de Economía, Producción y Agricultura en la presidencia de la Cámara baja, la principal bancada opositora celebró una reunión por videoconferencia, en la que definió no obstaculizar la elección pero tampoco acompañar.

Fuentes de Juntos por el Cambio confirmaron a iProfesional que en la bancada opositora "no hubo una decisión formal, orgánica, pero sí una gran mayoría que decidió abstenerse" al momento de votar la nueva presidencia de Diputados. Es decir, darán quórum pero no votarán unánimemente ni a favor ni en contra de la persona elegida por el oficialismo, que aprobaría el nombramiento solo con el apoyo de bloques provinciales aliados.

La decisión contrasta con las elecciones de autoridades de los últimos años, donde el presidente de Diputados fue casi siempre elegido con un amplio consenso entre oficialismo y oposición. Lo tuvo Massa al ser elegido en 2019 y ratificado en los años siguientes. También Emilio Monzó durante la gestión de Mauricio Macri.

La mayoría de la oposición se abstiene de votar a la nueva presidenta de Diputados y tensiona con el oficialismo

El presidente de la Cámara de Diputados tiene la tarea de ordenar el debate en las sesiones, la cual suele ser bastante difícil cuando las discusiones entre los 256 legisladores se vuelven intensas y muy compleja cuando el oficialismo -su propio bloque- no tiene mayoría propia, porque lo obliga a maniobrar para no perder quórum y que se "caiga" la sesión.

Por esa razón, la designación por consenso de la persona encargada de esa misión tiene cierto valor político y la inclinación de Juntos por el Cambio a no acompañar el nombramiento anticipa un clima algo más tenso en una cámara donde el oficialismo carece de mayoría y la oposición, si se junta, puede marcarle la agenda, como ocurrió meses atrás con temas como la Boleta Única en Papel.

¿Por qué Juntos por el Cambio se abstiene de votar al reemplazo de Massa?

En la bancada de Juntos por el Cambio no cayó bien que el nombre de Moreau empezara a circular con fuerza para suceder a Massa sin que el Frente de Todos hubiera establecido un contacto previo para al menos tantear la reacción, según deslizaron fuentes de la oposición a iProfesional.

"Nos enteramos por los medios", se quejó un diputado del PRO. Por entender que eso no se corresponde con las formas y el "diálogo político" propio de un cuerpo colegiado como es Diputados, la idea de abstenerse creció en el interbloque, mientras que "algunos quieren votar en contra", deslizaron las fuentes consultadas.

En Juntos por el Cambio no agrada el perfil de Moreau para presidir la Cámara de Diputados en reemplazo de Massa 

La otra razón es que la posibilidad de que la presidencia sea para Moreau no agrada demasiado los diputados de Juntos por el Cambio. La diputada, que cuenta con la confianza tanto de Massa como del ex jefe del bloque oficialista Máximo Kirchner, es una de las más aguerridas en sus discusiones con la oposición y por eso creen que no tiene el perfil necesario para manejar la Cámara.

Además, la abstención es la opción favorita porque impedir o condicionar la elección nunca estuvo entre las alternativas. De hecho, en la bancada opositora señalan que, como no se necesitan 129 votos para elegir la nueva presidencia (esto sería la mitad más uno del total) sino mayoría simple, "si gran parte de Juntos por el Cambio se abstiene, Moreau tiene la vía libre".

"No queremos quedar como obstruccionistas, alguno votará en contra pero va a quedar la persona que designe el oficialismo como sucedió en el ‘89, cuando quedó (Leopoldo) Moreau para reemplazar a Carlos Pugliese", indicó un operador del interbloque opositor.

Recordó así cuando el padre de Cecilia Moreau y actual diputado del Frente de Todos asumió la presidencia de la Cámara de Diputados en reemplazo del hombre elegido por Raúl Alfonsín para encarar la crisis económica de su gobierno. Un paralelismo histórico.

Cecilia Moreau llega al cargo con el apoyo total de Massa y del kirchnerismo en el Frente de Todos 

Las razones tras la definición de Moreau para presidir Diputados

A pesar del malestar en Juntos por el Cambio, la falta de comunicación por parte del Frente de Todos sobre el nombre elegido para proponer como presidente de Diputados tuvo que ver con que la designación de Moreau, actual vicepresidenta del bloque Frente de Todos, no se definió oficialmente con la misma velocidad con la que se anunció.

Si bien el nombre de Moreau circula desde la semana pasada, ni bien se supo la llegada de Massa al Gabinete, la decisión se terminó de tomar en la tarde del lunes y la comunicó Martínez: "El martes al mediodía tendremos una reunión de bloque donde se planteará formalmente la propuesta de Cecilia Moreau en la sesión para presidir la Cámara".

El massismo había salido a promover rápidamente el nombre de la vicejefa del bloque oficialista porque "le garantizaría a Massa mantener la estructura que armó estos años" en Diputados y también porque Moreau tiene muy buena relación con el sector kirchnerista, según indicó una fuente del Frente de Todos a iProfesional.

Este consenso interno en el bloque le daría cierta tranquilidad a Massa de cara a los primeros desafíos que su gestión al frente de un "súper ministerio" de Economía tendrá en la Cámara de Diputados, como la presentación del proyecto de Presupuesto 2023 que deberá llevar a cabo antes del 15 de septiembre.

El principal desafío de Massa como ministro de Economía ante Diputados será la presentación del Presupuesto 2023

Massa entiende que no será un debate fácil debido a la crisis económica que atraviesa el país y al antecedente del Presupuesto 2022, que salió rechazado porque el oficialismo no tenía mayoría y la oposición le quitó el apoyo a último momento, en medio de una fuerte disputa. En ese contexto, Massa necesitará que Moreau le garantice que esa situación no volverá a repetirse.

Desafío Presupuesto 2023

La unidad de la bancada del Frente de Todos luego de varios meses de diferencias internas que complicaron al oficialismo en distintos debates (con el acuerdo con el FMI como antecedente más importante) será necesaria para que Massa pueda empujar el Presupuesto 2023.

El llamado "avance" del proyecto ya había sido enviado a la Cámara de Diputados a principios de julio, en circunstancias muy irregulares: lo elaboró el ex ministro de Economía Martín Guzmán antes de renunciar y lo giró su sucesora Silvina Batakis. Ahora, Massa prepara su reformulación bajo los parámetros de su recién iniciada gestión.

Entre las principales pautas que había enviado Economía a Diputados estaban la previsión de una inflación para el año próximo de 50%, un crecimiento del PBI del 3%, un dólar nominal para fines de 2023 de $223,50 y un superávit comercial de US$ 10.748 millones. Massa podría mantener esa línea o hacer retoques.

De cualquier forma, su misión central será lograr el acompañamiento de al menos una parte de la oposición porque el Frente de Todos no tiene una mayoría garantizada, lo que obligará a una negociación en la que tanto Massa como Cecilia Moreau tendrán un rol.