Sergio Massa: techo a gastos de los ministerios y acelera el bono para jubilados

El equipo del ministro de Economía recibirá a los representantes de las distintas carteras para marcar el tope disponible a cada una. Los jubilados
Por iProfesional
09/08/2022 - 08,55hs
Sergio Massa: techo a gastos de los ministerios y acelera el bono para jubilados

El ministro de Economía, Sergio Massa, define la aplicación del bono para jubilados, mientras su equipo recibirá a los representantes de los ministerios para marcar cuál será el tope de gastos.

Massa se reunió con el secretario de Hacienda, Raúl Rigo, que revisa las partidas disponibles para cada sector, y la directora de la ANSES, Fernanda Raverta, con quien se ultiman detalles sobre el anuncio del próximo bono para jubilados, previsto para el miércoles.

El bono para los adultos mayores será financiado por el adelanto del Impuesto a las Ganancias para 2000 grandes empresas, con la que se espera recaudar $200.000 millones.

"Hemos citado para el día martes a todos los y las responsables de administración de ministerios para darles la programación hasta fin de año, para que conozcan las prioridades de inversión y los techos de gasto", escribió el titular del Palacio de Hacienda en su cuenta de Twitter.

En un informe de las primeras 48 horas de gestión que circuló en el equipo económico, las prioridades junto al resto de los ministros son la inversión y los techos de gasto. "No habrá más emisión para financiamiento hasta fin de año", indica el documento.

Asimismo, también comenzó la coordinación con todos los demás sectores de la administración pública la fijación de topes al ingreso de personal, por la cual desde el 1° de septiembre cada área deberá presentar una declaración jurada sobre el estado de su planta.

El ministro de Economía, Sergio Massa, define la aplicación del bono para jubilados y pondrá tope al gasto ministerial

Otras medidas que analiza Massa

Sergio Massa está convencido de que el acuerdo con Cristina Kirchner para avanzar en la administración tendrá resultados concretos en los próximos días y semanas. El flamante ministro de Economía apurará resultados en las áreas más sensibles para paliar la falta de dólares: Energía y en el Banco Central.

En el primer caso, la avanzada del massismo está más clara: el ministro logró ocupar puestos clave -la secretaría de Energía- y sacar del día a día a funcionarios kirchneristas que venían resistiendo la quita de los subsidios y el consiguiente incremento de las tarifas.

Massa se encarga de transmitir que la incursión en Energía se dio en acuerdo con el kirchnerismo, algo que quedó plasmado en una foto que mandó a distribuir y en la que se observa al propio ministro rodeado de los funcionarios desplazados -entre ellos el ex secretario, Darío Martínez- y los que acaban de ingresar bajo su tutela, encabezados por la nueva secretaria de Energía, Flavia Royón.

El ministro está convencido de que estos próximos pasos serán determinantes para el éxito de su gestión.

El escenario luce muy complicado: el Banco Central lleva nueva ruedas consecutivas de pérdidas de reservas y necesita dar vuelta esa dinámica para evitar medidas drásticas.

Doble comando: Energía y el BCRA

Así como Massa cree que el manejo del área energética le permitirá concretar la demorada segmentación tarifaria -mucho más ambiciosa que la pretendida primero por Martín Guzmán y luego por Silvina Batakis-, y no solamente eso.

Las menguantes reservas del BCRA, cuestión de máxima preocupación para Sergio Massa.
Las menguantes reservas del BCRA, cuestión de máxima preocupación para Sergio Massa.

El ministro quiere tener bajo su comando todo lo referido a las importaciones de energía y la marcha de la construcción del gasoducto Néstor Kirchner, que continuará bajo la lupa del kirchnerismo a través de la ex ENARSA.

La otra pata que habrá que prestarle especial atención en las próximas horas refiere al Banco Central. El manejo formal sigue bajo Miguel Pesce, pero el ex presidente de Diputados pretende tener ahí el control total.

Puso en la vicepresidencia a Lisandro Cleri, quien ya tuvo contacto con todos los técnicos de línea del BCRA. Massa, como antes Cristina Kirchner, piensa que en la autoridad monetaria hubo mano blanda con los importadores, que se llevan dólares baratos de las reservas.

"No está dispuesto al siga siga", confían a iProfesional desde su entorno.

El control de las reservas es tomado como una cuestión central, muy sensible a la flamante administración, ya que de la estabilización de esa dinámica depende el éxito de la llegada de Massa al Palacio de Hacienda.

Urgencia por los dólares: posibles medidas de emergencia

Lo dicho más arriba: el BCRA vendió unos u$s1.100 millones durante las últimas nueve ruedas. Una dinámica muy negativa, pero que urge cambiar más temprano que tarde por la escasez de reservas.

Miguel Pesce, bajo la lupa del entorno del nuevo ministro de Economía.
Miguel Pesce, bajo la lupa del entorno del nuevo ministro de Economía.

Es la urgencia que tiene Massa. La preocupación por la constante caída de las reservas es extrema: la brecha cambiaria conspira contra cualquier plan de estabilización.

Después de la fuerte baja que mostraron las cotizaciones de los dólares alternativos, esa tendencia bajista se detuvo ante la incertidumbre de lo que puede ocurrir en el corto plazo.

El "algo hay que hacer" se alinea con la posibilidad de una fuerte suba de la tasa de interés por parte del Banco Central. 

"No puede ser que los bancos ofrezcan líneas baratas a los productores agropecuarios, que son los mismos que necesitamos que liquiden para que los exportadores traigan las divisas al Banco Central", argumentan desde el equipo económico.

Desde el entorno del ministro ponen bajo la lupa a Miguel Pesce. El titular del BCRA está fuertemente respaldado por Alberto Fernández. Massa logró colocar en el segundo lugar de la estructura del Banco a Lisandro Cleri. Sin embargo, habrá que ver con el correr de los días si Cleri logra acceder a la botonera de la mesa estratégica mesa de operaciones del Banco Central. Algo que no logró hacer Martín Guzmán.

Además de una eventual suba de la tasa de interés -la última fue decidida hace menos de dos semanas- hay otra cuestión bajo análisis: el racionamiento del abastecimiento de gas para industrias y para los hogares.

Temas relacionados