Más artículos

Rufino argentino, modernizar la parrilla sin perder su esencia

Rufino argentino, modernizar la parrilla sin perder su esencia
En un subsuelo de recoleta, ofrecen carne de alta calidad elaborada con técnicas innovadoras sin perder su esencia
14.12.2018 16.37hs Recreo
 

En los últimos años, los restaurantes de alta gama dejaron de imitar a las cocinas del exterior y comenzaron a valorar el producto local, que es de una calidad altísima y tiene una gran demanda en la ciudad. En consecuencia, comenzaron a surgir cada vez más restaurantes que toman productos como la carne y la modernizan a través de técnicas innovadoras y la utilización de una gran variedad de ingredientes.

Rufino es uno de ellos, con una carta diseñada por Leo Lanussol y Augusto Mayer, los creadores y chefs de Proper restaurant, uno de los restaurantes que ha revolucionado la escena gastronómica debido a su propuesta innovadora y el uso de productos de estación. El menú mantiene los clásicos platos de parrilla amados por todos los argentinos -como molleja, empanada, provoleta, ojo de bife, entraña, entre otros- pero les aplica a cada uno de ellos técnicas innovadoras e ingredientes de la más alta calidad.

 

Para comenzar, pedí la molleja de corazón a la parrilla que viene acompañada de con limón quemado en azúcar. Las mismas eran tiernas y crujientes, sin dudas un infaltable de la parrilla. Otra opción que no puede faltar es la empanada frita de carne que vino acompañada de una salsa de tomates picantes. La picantez era suave y acompañaba a la perfección. Por último, la provoleta de queso provolone curado, berro, tomates asados y pickles de cebolla. Una combinación de sabores exquisitos y que se complementan a la perfección.

Avanzando hacia la carta, opté por la entraña que viene marinada en hierbas servida con ajíes vinagreros y romero quemados. Un corte extremadamente tierno y acompañado de papas cuñas marinadas en hierbas y horneadas, especias y ajo asado. Otras opciones que se destacan son el ojo de bife proveniente de animales de pastura pampeana en tres tamaños (500 gr, 650 gr y 800 gr), costillas de cerdo patagónico en cocción lenta grillado a la provenzal, ravioles rellenos de osobuco braseado en salsa de hongos con almendras crocante y, en cuanto a los pescados, ofrecen trucha al horno rellena con crema de puerros y alcaparras.

 

La carta de postres se mantiene fiel a los clásicos y ofrece flan cremoso al huevo servido con crema batida y dulce de leche criollo. Asimismo, panqueque de dulce de leche y helado artesano. Dos clásicos argentinos que no puede faltar en ninguna parrilla.

Afortunadamente, luego de años de mirar al exterior e intentar imitarlo, restaurantes como Rufino revalorizan el producto local y lo presenta con una vuelta de tuerca manteniéndose, a la vez, fiel a sus raíces.

RUFINO ARGENTINO

Av. Presidente Manuel Quintana 465

Lunes a Domingo de 12:00 a 15 30 y de 20:00 a 00:00 hs

AMBIENTE: MUY BUENO

COMIDA: MUY BUENA

SERVICIO: EXCELENTE

IDEAL PARA IR: EN FAMILIA

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Más sobre Recreo
Te puede interesar
Zoom Recomendadas