Más artículos

Todos lo dijimos alguna vez: ¿cuál es el origen de la frase "Ir de punta en blanco"?

Todos lo dijimos alguna vez: ¿cuál es el origen de la frase "Ir de punta en blanco"?
Hay muchos refranes populares que se usan en forma cotidiana, en el día a día, pero de los que pocos conocen su verdadero origen
Por iProfesional
07.12.2020 19.06hs Recreo

Las frases populares reflejan la historia y la sabiduría de las sociedades en las que surgen. Explican muchos de los hechos que sucedieron en la Historia y el hecho de que muchas todavía estén vigentes implica que todavía son útiles para que las personas se expresen.

Es probable que la mayoría de los hombres y mujeres que hablan español entiendan qué significa cuando se habla de que una persona "fue de punta en blanco" o de que hay que "ir de punta en blanco" a un determinado evento. 

Sin embargo, es probable que la mayoría de esas personas desconozca el origen preciso de este popular dicho español, que compone el refranero popular de dicha lengua junto con "el que se fue a Sevilla perdió su silla" y "no hay moros en la costa", entre otras que existen y aún se usan. Esto sucede también con otras frases populares, ya que se conoce el significado y pocos se interesan en la búsqueda del significado original y del origen de cada frase.

La frase ir de punta en blanco tiene su origen siglos atrás
La frase ir de punta en blanco tiene su origen siglos atrás

El origen del dicho "ir de punta el blanco"

Esta expresión, que en la actualidad se suele utilizar para elogiar la elegancia y pulcritud de la vestimenta de alguna persona, tiene su origen en los antiguos usos de la caballería. Sí, en los caballeros que llevaban armaduras, que enfrentaban a sus enemigos detrás de una coraza de metal que buscaba impedir que se lesionaran. 

En aquel momento, siglos atrás, en cambio, el dicho significaba otra cosa, es decir que se fue modificando a lo largo del tiempo. Por entonces no se hacía referencia a la elegancia de la vestimenta de una persona, sino que se hablaba de algo más.

Cuando alguien decía que se "iba de punta en blanco" hacía referencia a los caballeros que solían llevar todas las armas del arnés desnudas y listas para el combate. Dado que esas armas estaban hechas de acero bruñido, recibían la luz del sol, la reflejaban y hacían que se viera una blancura resplandeciente. Esto significa que literalmente los caballeros iban de punta en blanco.

Cabe mencionar que esta expresión tan popular es la misma que da origen a la frase armas blancas, dado que alude a que son cortantes, en contraposición con las llamadas armas negras, que eran las que se utilizaban en la práctica de la esgrima y que no eran cortantes ni punzantes.

La frase ir de punta en blanco originalmente se usaba con otro significado
La frase ir de punta en blanco originalmente se usaba con otro significado

Asimismo, también se llamaban armas negras a aquellas que permanecían envainadas. Por analogía, con el correr del tiempo, el modismo ir de punta en blanco comenzó a aplicarse también al acto de vestir suntuariamente -ya sea de uniforme o etiqueta- y con el máximo esmero, tal como lo hacen en la actualidad muchas personas.

Actualmente, ir de punta en blanco significa vestirse de manera impecable y con la elegancia que requiere una determinada situación. 

Temas relacionados