¿Cuál es el origen del dicho popular "hay gato encerrado"?

¿Cuál es el origen del dicho popular "hay gato encerrado"?
"Hay gato encerrado" es uno de los dichos que compone el refranero popular español, que ha viajado hasta los países de habla hispana
Por iProfesional
12.01.2021 20.07hs Recreo

Las frases populares reflejan la sabiduría y la Historia de los pueblos y de su lenguaje. Entender qué significan y de dónde vienen las frases populares que se utilizan frecuentemente en los países de habla hispana puede ser muy útil al momento de acabar de comprender la idiosincrasia y la cultura. 

"Hay gato encerrado" es una de las frases que más se usa en muchos países que utilizan el idioma españolJunto con "quien se fue a Sevilla perdió su silla" e "ir de punta en blanco", es uno de los dichos más populares de la lengua española que han llegado hasta América. 

Ahora bien, lo cierto es que no todas las personas que usan en su día a día este tipo de frases populares conocen cuál fue el origen. En otras palabras, saben qué significa y lo aplican adecuadamente, pero no saben de dónde salió ni por qué se dice. 

Es momento de conocerlo. 

La frase
La frase "hay gato encerrado" tiene un origen muy peculiar

Cuál es el origen del dicho "hay gato encerrado"

Se dice cuando alguien desconfía de alguna cosa o dice que "huele" que hay algo turbio en algún asunto, alguna causa o razón oculta. Para usar otro dicho popular, se usa para decir que algo da mala espina.

Para encontrar el origen de esta expresión debemos trasladarnos a los siglos XVI y XVII (Siglo de Oro) cuando se puso de moda llamar "gato" a la bolsa o talego en que se guardaba el dinero. Era habitual llevarlo, como remedio a posibles hurtos, escondido entre las ropas o guardado a buen recaudo en algún lugar de la casa.

La víctima en el punto de mira de los ladrones solía ser vigilada para ver si tenía dinero y donde lo llevaba. La consigna que se daban entre sí los amigos de lo ajeno consistía en decir si allí había "gato encerrado" o, lo que es lo mismo, una bolsa con dinero escondido. Hechas con piel de ese animal, se les empezó a llamar popularmente "gatos" a las que podían contener riquezas desconocidas. Aunque hay quien afirma que por ese nombre también se conocía a los pequeños rateros que hurtaban con astucia y engaño (la RAE así lo recoge), una habilidad que recuerda al comportamiento de los gatos.

El gato de la frase no es el animal que se suele tener como mascota
El gato de la frase no es el animal que se suele tener como mascota

La historia de esta frase popular es la misma que tuvieron otros dichos a lo largo de la historia. Algunos de ellos tienen explicaciones religiosas, otros tienen relación con el mundo de la política, pero el punto en común de todos los dichos del refranero popular es que se han expandido por todo el mundo y han perdido su significado estricto original. A tal punto ha sucedido esto, que se han popularizado y ya se usan para diversas situaciones.

Temas relacionados