Más artículos
Coronavirus y después: el CEO de Pointer cuenta cómo afecta sus planes en la Argentina

Coronavirus y después: el CEO de Pointer cuenta cómo afecta sus planes en la Argentina

Coronavirus y después: el CEO de Pointer cuenta cómo afecta sus planes en la Argentina
"Empresas que estén presentes en los momentos difíciles, y con una gran conexión con sus públicos, serán las que perdurarán en el tiempo", dijo Pablo Porto
Por Cesar Dergarabedian
03.06.2020 10.44hs Tecnología

Pablo Porto (en la fotografía superior), VP y gerente general de la empresa Pointer Argentina, analiza en la siguiente entrevista de iProfesional los impactos de la pandemia del coronavirus y las medidas de confinamiento social para evitar su propagación, en el sector tecnológico.

-Desde que rige el aislamiento por la pandemia del coronavirus, el 20 de marzo, hasta ahora, ¿cómo impactó esta medida en su empresa? ¿Qué medidas adoptaron?

-La pandemia de Covid-19 es un hecho disruptivo y desconocido, por su profundidad y su extensión dado que afecta a todo el mundo de manera simultánea. Casi 2/3 del planeta está bajo algún tipo de cuarentena, y Pointer Argentina no es excepción.

Sin dudas, esto ha cambiado nuestros hábitos de trabajo. Desde el primer día de la cuarentena la prioridad ha sido proteger a nuestros colaboradores -nuestro activo más importante-, al tiempo que garantizamos el servicio a nuestros clientes y ayudamos a resguardar también a sus colaboradores con nuestra tecnología.

Aunque muchas áreas de la empresa ya trabajaban de manera remota, rápidamente adecuamos nuestra operación a la modalidad home office. Toda nuestra operación, reuniones de seguimiento, revisiones de proyectos, sigue tal cual era, pasando de presencial a modo virtual.

Por otra parte, departamentos como el de Instalaciones -que necesitan de un contacto diario con clientes- han sido provistos con las herramientas y los protocolos de seguridad para mantenerlos protegidos. En el trabajo en casa, las videoconferencias se han convertido en la herramienta más importante para seguir gestionando el negocio tal como lo veníamos haciendo.

Puede parecer paradigmático, pero el trabajo en equipo y el nivel de comunicación entre los colaboradores se ha incrementado sustancialmente. Y esto es muy importante, ya que es un momento para estar muy cerca de las personas porque surgen miedos, dudas, consultas, preguntas ante una situación absolutamente distinta y desconocida. La empatía se ha convertido en una palabra vital, tanto para con los colaboradores como para con los clientes es muy importante.

Teniendo en cuenta que nuestro servicio se basa en poder brindarles a nuestros clientes información sobre sus activos para que puedan gestionarlos a distancia, la modalidad de trabajo de este contexto crítico no genera modificaciones en nuestra visión del trabajo, de hecho, viene a acelerar la adopción de este tipo de tecnologías ya disponibles.

Justamente por ello, creemos que es un momento oportuno para profundizar ciertos cambios que se daban con más lentitud en el país (y en el mundo), como la incorporación de IoT en la operación de las organizaciones para la toma de decisiones.

-¿Cómo cambió el mercado donde opera su empresa en la Argentina desde que rige el aislamiento por la pandemia del coronavirus, el 20 de marzo, hasta ahora?

-Pointer trabaja con múltiples industrias y en cada una la pandemia tuvo un impacto distinto. Para los retailers, en alimentos y productos farmacéuticos la demanda aumentó -e incluso se impusieron las compras online en segmentos que nunca habían incursionado en estas nuevas formas de consumo- en un 400%.

Según un informe publicado por el Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano, la actividad agropecuaria y los servicios tecnológicos permanecen inmunes a la parálisis de la actividad económica.

En cambio, la construcción, el transporte de personas y de Oil&Gas, como también las empresas rentadoras de vehículos, son las más perjudicadas junto con el mercado de la logística, rubro que bajó en un 30% su nivel de operatividad pues muchas compañías estuvieron totalmente frenadas desde que comenzó el ASPO – en especial la logística relacionada con vestimenta, zapatos y electrónica. Según FADEEAC, las empresas de logística indican que están operando al 70%, en promedio.

Teniendo en cuenta las particularidades de cada rubro, en Pointer hemos puesto especial dedicación en que nuestros clientes se sientan acompañados y que podamos ayudarlos en lo que necesiten. Las empresas que estén presentes y activas en los momentos más difíciles, y con una gran conexión con sus públicos, serán las que perdurarán en el tiempo.

En línea con esto es que creemos que muchas organizaciones que no habían empezado a trabajar de forma sustentable, están, sin notarlo, incluyéndolo en sus operaciones al: facilitar el trabajo remoto, priorizar y cuidar a las personas (su salud, su forma de transportarse a los espacios de trabajo), fomentar el consumo responsable (productores locales y negocios de cercanía, y a comprar cuando sea realmente necesario, es decir, distinto de la sociedad de consumo que se venía profundizando cada vez más), y la solidaridad generando acciones colaborativas para ayudar a quienes más lo necesitan.

Lo principales cambios que vemos en común en todas las industrias tienen entonces que ver con la implementación de la tecnología, la colaboración, y con la adopción de nuevas formas de trabajar relacionadas a la sustentabilidad.

El lado positivo de la pandemia

-¿Qué consecuencias en el corto y en el mediano plazo generarán la pandemia y las medidas preventivas contra ella en su empresa y en el mercado donde opera en la Argentina?

-Si se encuentran y aprovechan los espacios de oportunidad, y se adopta la tecnología, la sustentabilidad y la colaboración en las organizaciones, creemos que la pandemia puede tener su lado positivo.

Hoy el mundo utiliza soluciones tecnológicas que hasta hace dos meses eran cuestionadas o bien no tenidas en cuenta, y muchos empresarios manifestaban no necesitarlas. Sin embargo, la realidad se modificó y aceleró, tal vez en dos o tres años, los tiempos de adopción del uso de estas tecnologías que en su mayoría estaban disponibles, pero les costaba acomodarse en los estilos de vida y de trabajo, por la simple resistencia a lo nuevo, y como los cambios de paradigma no van tan rápido como la aceleración de la tecnología.

Si bien nuestro servicio siempre se basó en la telemetría y en fomentar el trabajo a distancia, nos planteamos ahora hacer mayor foco en cómo podemos ayudar a las empresas en esta coyuntura.

Con este tipo de tecnología implementada, los operadores logísticos pueden monitorear y controlar la temperatura de las unidades a distancia eliminando la necesidad de que los conductores salgan de cabina para revisar el estado de refrigeración de la mercadería; además facilita el monitoreo remoto del estado de los activos, incluyendo su geolocalización, cantidad de horas trabajadas y otros aspectos relacionados a la carga durante la operación. Los dadores de carga pueden obtener lecturas telemétricas de la mercadería despachada en variables como temperatura y humedad, clave para cargas como alimentos y productos farmacéuticos, la gestión y ajustes remotos de la temperatura pueden llevarse a cabo mientras los conductores están en camino.

A través de la gestión del comportamiento de manejo de los conductores, los administradores de flotas junto con las áreas de RRHH de las empresas, pueden desarrollar planes de entrenamiento que incorporen actividades diseñadas para evitar contactos innecesarios con otras personas. Todo esto permite gestionar los activos sin la necesidad de que los colaboradores chequeen su estado de manera física.

En la "nueva normalidad del día después", la economía del bajo contacto será la columna vertebral del modelo de negocios y será clave entender que el proceso que vive el mundo implica un cambio cultural, mucho más que tecnológico.

Tomarán impulso aquellas tecnologías que minimicen los contactos entre personas, pero también aquellas enfocadas en la seguridad informática y ciberataques. Las inversiones tecnológicas que se vean pausadas o diferidas serán quizás destinadas a aquellos proyectos relacionados al transporte masivo de personas, pero al mismo tiempo, para la industria del transporte y del turismo, esta coyuntura es una oportunidad para transformarse y reinventarse -y eso a menudo implica invertir-.

Además, el Covid-19 puso de manifiesto algo que ya se sabía: la limitación en conectividad (banda ancha y telecomunicaciones) en el país. Conociendo la necesidad concreta que tenemos ahora, creemos que podría ser el motor para encarar, por fin, un plan que conecte realmente a toda la Argentina.

-¿Cómo evalúa la respuesta gubernamental en sus diferentes niveles (Nación, provincias, municipios) ante las consecuencias de la pandemia y el aislamiento en el mercado donde opera su empresa?

-En materia de protección de la salud, consideramos que hasta el momento son adecuadas. En lo que estamos aun esperando un poco más de acción es en la definición de cómo serán las futuras etapas de la apertura de la economía para poder acompañar de la mejor manera posible a nuestros clientes, que hoy se mueven entre la incertidumbre. Pero entendemos que nadie sabe bien qué va a pasar. Esta es una crisis global sin precedentes, que nos está haciendo aprender a aprender, cada día.

-En el marco de la pandemia y el aislamiento, ¿qué medidas gubernamentales considera que hacen falta en el corto y en el mediano plazo?

-Si bien se está haciendo mucho desde el Estado para poder cubrir las pérdidas que las empresas están teniendo por el "parate" de la economía, nosotros trabajamos para comprender y ayudar a los clientes de los rubros más afectados que vienen teniendo problemas en sus cadenas de pagos y en la prestación de sus servicios, apoyándolos en lo que necesitan para poder paliar esta crisis.

En ese sentido, creemos que es importante el apoyo de todo el sector corporativo para sostener la economía, más allá de los esfuerzos que el Estado está realizando a través de las medidas de emergencia que hasta acá se han implementado.

Pointer ofrece productos que se conectan a la Internet de las cosas.
Pointer ofrece productos que se conectan a la Internet de las cosas.

Perfil

Pointer es parte de PowerFleet, compañía global de productos y servicios de Internet de las cosas (IOT) enfocados en gestionar, controlar, y sensorizar activos, que ayuda a las organizaciones a incrementar su eficiencia, productividad y sostenibilidad, reduciendo costos, mejorando su rentabilidad, y disminuyendo la probabilidad de incidentes viales.

Con más de 1.400 clientes corporativos de diversas industrias en la Argentina, la compañía brinda desde hace más de 20 años información de valor para la toma de decisiones estratégicas en el negocio de sus clientes.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Tecnología en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído
Más sobre Tecnología