¿Necesitás un nuevo celular?: 11 señales para saber si tu smartphone pide un recambio

¿Necesitás un nuevo celular?: 11 señales para saber si tu smartphone pide un recambio
No te dejés tomar por sorpresa. Si tu teléfono presenta alguno de estos síntomas, podría estar comenzando una espiral descendente que no podrás detener
Por Cesar Dergarabedian
16.03.2021 15.59hs Tecnología

Los teléfonos móviles "inteligentes" son una gran inversión, por lo que la mayoría de la gente quiere conservarlos el mayor tiempo posible. Según informes privados, los usuarios de celulares ahora esperan hasta casi tres años antes de reemplazar sus teléfonos.

En el caso de la Argentina, una de las consecuencias de la debacle económica del 2020, por causa de la pandemia del coronavirus, fue la baja tasa de renovación del parque existente de "smartphones".

Si bien esta puede ser una buena estrategia para tu presupuesto, mantener un teléfono por más tiempo del previsto puede tener algunas consecuencias, como mala calidad de sonido, problemas de seguridad y otros. ¿No estás seguro de si la situación de tu teléfono móvil es grave? Aquí están las señales reveladoras de que es hora de separarse de tu fiel compañero.

La batería se agota rápidamente

Si una carga completa dura solo una fracción del tiempo que solía y tu teléfono necesita cargarse constantemente, es hora de una actualización. Con el tiempo, como cualquier otra cosa que se use mucho, la batería de tu teléfono móvil se gastará. Si tu teléfono no tiene una batería reemplazable, no tendrás más remedio que comprar un teléfono nuevo.

Cuando la batería dura menos de medio día de uso, hay que cambiar el celular.
Cuando la batería dura menos de medio día de uso, hay que cambiar el celular.

Nadie puede entenderte al hablar

"¿Podés escucharme ahora?" Si la respuesta es reiteradamente no, incluso cuando te encontrás en ubicaciones de llamadas probadas y verdaderas o tenés cuatro barras de servicio de tu operador, es posible que el problema no sea realmente tu conexión, podría ser tu micrófono.

Cuando tu micrófono comienza a desgastarse, las personas al otro lado de sus llamadas se quejarán continuamente de que no pueden entender lo que estás diciendo porque tu voz suena muy baja o el sonido se interrumpe.

La pantalla táctil falla

¿Notás que tu pantalla táctil se está volviendo menos compatible con tus deslizamientos? Cuando los sensores comienzan a fallar, a veces tu teléfono funcionará bien, y otras veces tendrás que deslizar o tocar repetidamente para obtener una respuesta. Cuando esto comienza a suceder, es una señal de que necesitás comenzar la búsqueda de un nuevo teléfono. 

Por lo general, podés reparar la pantalla, pero si tu teléfono es más antiguo, puede costar más hacer la reparación de lo que vale tu teléfono. Además de reparar la pantalla, es posible que debas considerar la posibilidad de limpiarla. Con frecuencia está mucho más sucia de lo que pensabas.

La solución casera de problemas no funciona

Las reparaciones de telé caserasfonos, como limpiar el puerto de carga para mejorar la carga y secar un celular humedecido, pueden mantener tu equipo en funcionamiento durante mucho tiempo. Sin embargo, hay un momento en el que ni siquiera la resolución casera de problemas marcará la diferencia.

Si intentas reiniciar tu teléfono, verificarlo en busca de malware e instalar las actualizaciones de software necesarias y aún sigue siendo lento o con retraso, es hora de decirle adiós.

El celular se reinicia aleatoriamente

Si tu teléfono se reinicia al azar, podría ser una señal de que tu celular tiene malware y que los piratas informáticos pueden tener acceso a él. Sin embargo, si escaneás tu teléfono con una aplicación anti-malware como Malwarebytes o Bitdefender y no se encuentra nada incorrecto, es posible que tu celular esté viejo y gastado. Los componentes electrónicos gastados pueden fallar, provocando que funcionen mal y se reinicien aleatoriamente.

Cuando el costo de reparar la pantalla rota supera al de un teléfono superior nuevo, hay que cambiar el móvil.
Cuando el costo de reparar la pantalla rota supera al de un teléfono superior nuevo, hay que cambiar el móvil.

El sistema operativo está desactualizado

Cuando no podés actualizar al último sistema operativo debido a un hardware desactualizado, tu teléfono puede ralentizarse y ser potencialmente vulnerable a las amenazas de seguridad.

Buscá en Google el sistema operativo más reciente para tu tipo de teléfono y verificá la configuración de tu móvil para asegurarte de que tu dispositivo esté actualizado. Si no podés descargar la última actualización, es hora de actualizar.

En general se necesitan alrededor de tres años para que un teléfono tenga un sistema operativo desactualizado, aunque esto no es una regla. Puede suceder tarde o temprano, según el fabricante del teléfono.

Ya no podés obtener soporte técnico

Dependiendo de la antigüedad de tu teléfono, tu fabricante u oficina de reparación puede pensar que tu dispositivo se considera obsoleto. Cuando esto suceda, ya no podrás obtener soporte técnico ni piezas de repuesto para tu teléfono. Eso significa que si está fallando, realmente no hay nada que pueda hacer más que obtener un teléfono nuevo.

La cámara no toma buenas fotos

Casi todo el mundo usa tu teléfono como tu cámara personal. Si tus fotos son dignas de vergüenza, con imágenes granuladas y colores apagados, es hora de hacer un cambio.

Incluso los teléfonos económicos tienen grandes cámaras en estos días. Por lo general, si la cámara de tu teléfono tiene megapíxeles de un solo dígito (tu teléfono a menudo dirá algo como 5MP u 8MP al lado de la lente de la cámara en la parte posterior del teléfono), entonces probablemente deberías considerar reemplazarla.

Cuantos más megapíxeles, mejor resolución. Los teléfonos con cámara de los últimos años tienen hasta 20 megapíxeles, lo que significa que toman fotos tan bien como muchas cámaras digitales más nuevas, con imágenes claras y nítidas. También debés buscar teléfonos con capacidad de zoom y la capacidad de tomar fotos en condiciones de poca luz.

El celular tiene daños internos

Si tu teléfono se cayó al piso desde una altura superior al metro o al inodoro o la bañadera o la bacha de la cocina o en una piscina o en el mar, es hora de que descanse en paz.

Todos dejamos caer nuestros teléfonos de vez en cuando, pero si tu dispositivo está sufriendo daños internos que van más allá de una pantalla rota, es posible que necesités una actualización. Los signos de daño interno pueden incluir una pantalla táctil que no funciona correctamente, reinicios aleatorios del teléfono o una pantalla con píxeles ennegrecidos.

Existen remedios caseros como el uso de arroz para revivir un celular mojado.
Existen remedios caseros como el uso de arroz para revivir un celular mojado.

Nunca tenés suficiente almacenamiento

¿Eliminás fotos y desinstalás aplicaciones en forma constante porque el almacenamiento de tu celular está lleno? ¿Y tu teléfono no tiene memoria externa que puedas sumar con una tarjeta microSD?

Es hora de enfrentar los hechos: necesitás una actualización. La única forma de evitar esto, en realidad, sería guardar sus fotos en un servicio en la nube como Google Drive o iCloud o Amazon Prime y usar la menor cantidad de aplicaciones posible.

Los teléfonos más antiguos tienen alrededor de 4 a 16 GB de memoria, pero eso realmente no es suficiente con las aplicaciones actuales, especialmente si también deseás almacenar fotos en su teléfono. 

Si no usas muchas aplicaciones y sólo usás la cámara en forma ocasional, 32 a 64 GB de memoria deberían funcionar para vos. Pero podés obtener hasta 1 TB de almacenamiento de memoria en teléfonos nuevos, lo cual es especialmente importante si necesitás tomar fotos o videos de alta resolución con tu teléfono y almacenarlas allí también.

Necesitás mover los auriculares para escuchar audio

Los enchufes de los auriculares reciben golpes y se ensucian por el polvo y la pelusa que ingresan constantemente al puerto. A esto se le suma el uso regular, y después de un tiempo, dejan de funcionar tan bien como deberían.

Si estás moviendo constantemente el conector de los auriculares para que puedas escuchar el sonido, no importa qué auriculares por cable tengas, entonces necesitás un teléfono nuevo.

Un mercado con perspectivas de rebote

De acuerdo con un informe de la consultora Carrier y Asociados, el mercado de los terminales móviles (smartphones) fue impactado en 2020 por la pandemia del coronavirus. 

Ahora, ya de lleno en el 2021, las perspectivas podrían marcar una mejora significativa teniendo en cuenta el contexto. El mercado oficial de celulares (es decir, sin contabilizar los equipos que ingresan del exterior pero que no quedan registrados en la aduana) tuvo en el 2020 una caída del orden del 15%.

En términos de demanda, con ventas muy por debajo de sus niveles históricos en los últimos años, la vida útil de los equipos se estiró mucho. De esta forma, y siendo que actualmente el mercado de terminales es básicamente uno de renovación, se suma un factor adicional: el envejecimiento del parque instalado, lo que podría ser un motivo que impulse a una mayor demanda.

Con una economía todavía en problemas, de no mediar ninguna situación imprevista, el mercado de terminales móviles podría crecer en este 2021 entre un 20% y un 25% para alcanzar unos 8 millones de unidades o más, estimó Carrier.

Temas relacionados