iProfesionaliProfesional

¿Cómo dormimos los argentinos?: un estudio de Samsung revela la calidad del sueño

De acuerdo con el estudio, las personas más activas tienden a dormir menos, lo que subraya la interconexión entre actividad física y calidad del sueño.
18/12/2023 - 12:20hs
¿Cómo dormimos los argentinos?: un estudio de Samsung revela la calidad del sueño

Los participantes de la Argentina en un estudio global realizado por la multinacional tecnológica surcoreana Samsung registraron el mejor promedio de eficiencia del sueño en la Argentina, a pesar de enfrentar el mayor déficit de descanso.

La filial local de la compañía asiática presentó los resultados de uno de los estudios más grandes del sueño global, a partir de datos recolectados por una aplicación vinculada a sus relojes inteligentes Galaxy Watch.

Colette Gagnepain, gerente de estrategia y planificación de Samsung Electronics para vestibles en América latina, presentó en una conferencia de prensa en un restaurante porteño, en la que participó iProfesional, los detalles clave del estudio.

Los datos fueron recopilados a través de la aplicación Samsung Health, que ofrece una gran variedad de mediciones de salud, como el análisis de la calidad del sueño, que es una de sus funciones más destacadas.

Los resultados del estudio fueron obtenidos de usuarios de 195 países, incluidos en América latina la Argentina, México y Brasil. De acuerdo con el estudio, las personas más activas tienden a dormir menos, lo que subraya la interconexión entre actividad física y calidad del sueño.

En promedio, los argentinos se acuestan a dormir alrededor de la 1:01 de la madrugada, y se despiertan al día siguiente a las 7:57 de la mañana, según los datos recopilados.

Pesadillas argentinas

El estudio, realizado desde junio de 2021 hasta mayo de 2023, analizó 716 millones de noches de sueño. Los resultados revelaron una disminución en la calidad y duración del sueño, con un promedio mundial de tiempo de descanso que va por debajo de las 7 horas recomendadas.

En América latina, a pesar de una duración de sueño menor al promedio global, se mantuvo una eficiencia notablemente alta, especialmente en el rango de edades de 20 a 49 años. Sin embargo, los adultos mayores mostraron una eficiencia más baja en su sueño.

La Argentina registró el mayor déficit de sueño en la región. Este déficit, caracterizado por una disminución de sueño durante las semanas laborales, destaca la importancia de mantener una cantidad de sueño adecuada para un óptimo bienestar.

La duración del sueño de los argentinos es de 6 horas y 52 minutos en promedio, y pasan unos 40 minutos aproximadamente en condición de despiertas cuando están en sus camas.

Se descubrió que las mujeres duermen con mayor eficiencia en comparación a los hombres, y que las personas entre 40 y 50 años son las que disfrutan de un sueño más eficiente.

Debido a que pasamos un tercio de nuestras vidas durmiendo, dormir es crucial para mantener una vida saludable. Despertarse después de una noche de mal descanso puede hacerte sentir incomodidad durante todo el día, afectando la concentración, el estado de ánimo y la salud física a largo plazo.

Cae la duración promedio del sueño

En todo el mundo, la duración promedio del sueño, según el estudio de Samsung, descendió a 7 horas y 3 minutos a 6 horas y 59 minutos, por debajo del umbral esencial de 7 horas recomendado por la Fundación Nacional del Sueño de los Estados Unidos.

Otro aspecto preocupante es el mayor tiempo que se pasa despierto durante el sueño, lo que provoca una disminución de la eficiencia del sueño, un factor clave de la calidad del sueño que se controla calculando la diferencia entre el tiempo real dormido y el tiempo total que se pasa en la cama cada noche.

Este patrón no diferencia a ningún grupo demográfico o región específicos. La duración y la eficiencia del sueño disminuyeron en todos los sexos, grupos de edad y regiones estudiadas

Aunque la eficiencia del sueño sigue tendiendo a la baja en el caso de los hombres, las mujeres experimentaron las disminuciones más notables. 

Los grupos demográficos de mayor edad mostraron una mayor disminución de la eficiencia del sueño. En particular, los mayores de 70 años experimentaron una reducción casi dos veces mayor a la observada en los veinteañeros.

América del Norte registró la mayor disminución de la eficiencia del sueño, mientras que Asia mantuvo la más baja.  Fuera de Europa y América del Norte, en todas las demás regiones la duración del sueño era inferior a siete horas. 

La deuda de sueño afecta mucho a los jóvenes

Los patrones de sueño incoherentes también afectan a la calidad del sueño. La deuda de sueño –una medida de la inconsistencia del sueño que mide la diferencia entre la cantidad de sueño durante la semana y los fines de semana– también contribuye negativamente a los problemas globales relacionados con el sueño.

La deuda de sueño es mayor entre los jóvenes: los veinteañeros tienen casi el doble de deuda de sueño que los septuagenarios: 49 minutos frente a 29 minutos, respectivamente.

Por regiones, Asia tiene la menor deuda de sueño, con 41 minutos, mientras que América latina tiene la mayor, con 47 minutos. A nivel mundial, se duerme un promedio de 44 minutos más los fines de semana.

La relación del sueño humano con los animales

Para obtener una visión más profunda de los patrones de sueño predominantes en todo el mundo, desde Samsung propusieron analizar y clasificar varios tipos de patrones de sueño con animales.

Cada uno de los ocho animales del sueño representa un patrón de sueño distinto con características únicas, relacionadas con la duración del sueño, la consistencia y el tiempo que pasan despiertos, todo lo que influye colectivamente en la calidad del sueño.

La mayoría de los individuos de todo el mundo se identificaron más estrechamente con el patrón de sueño de los "pingüinos nerviosos", que comprenden un tercio de los participantes.

Estos mantienen ritmos circadianos saludables, pero sufren interrupciones frecuentes durante el sueño, lo que contribuye a una menor eficiencia del sueño. Este patrón coincide con la tendencia a la baja observada durante el último año.

Los usuarios de más edad registraron porcentajes más elevados del patrón del "ciervo cauteloso", es decir, una persona con una duración del sueño más corta y tiempos de despertar más elevados.

Casi el 40% de las personas de más de 70 años lo tenían asignado como su animal del sueño, lo que supone casi 10 veces más que las personas de más de 20 años. La proporción de este animal mostró un aumento constante a medida que el grupo de edad envejecía.

Las personas de 20 años, además de tener una mayor representación de "puercoespines sensibles", también fueron identificadas como "topos temerosos al sol" en comparación con los grupos de mayor edad. 

Estas categorías, que tienen problemas con la consistencia del sueño, se hicieron cada vez más prevalentes a medida que el grupo demográfico de edad disminuía.

Los pequeños hábitos que pueden mejorar la calidad del sueño

Además de animales del sueño, existe un conjunto de programas de entrenamiento del sueño cuyo objetivo es mejorar su calidad. Éstos se basan en la creencia de que los pequeños cambios en los hábitos cotidianos pueden mejorar la calidad del sueño.

La aplicación ofrece un mes de entrenamiento motivacional del sueño personalizado según el tipo de animal del sueño de cada usuario gracias a la serie Galaxy Watch6.

Esto incluye, entre otras cosas, rutinas para levantarse rápido de la cama por la mañana, tener una hora regular para despertarse, estar activo durante el día y desarrollar otros hábitos positivos.

Para examinar la eficacia del entrenamiento del sueño, Samsung analizó cuántos usuarios pasaron a un nivel superior de animal del sueño con el entrenamiento. 

Por ejemplo, si el participante era "caimán cazador" en el nivel 3, se cuenta como efectivo cuando pasa a un nivel superior de animal del sueño en los niveles 1 o 2.

Algunos usuarios experimentaron una mejor calidad del sueño a medida que participaban más en el entrenamiento del sueño. Todos los animales experimentaron una mejoría mayor tras dos meses de entrenamiento, en comparación a los que hicieron sólo un mes.

El 94% de los "tiburones exhaustos" –la designación de animal del sueño más deficiente definida por aquellos que están visiblemente privados de sueño y aun así no pueden lograr un sueño de calidad – vieron mejoras después de apenas dos meses del entrenamiento del sueño.

Tecnología aplicada al sueño

La serie de relojes Galaxy Watch6 y el sistema operativo One UI 5 Watch se desarrollaron para permitir que las personas puedan controlar la calidad de su sueño, concentrándose en tres elementos clave:

  • Comprender los patrones de sueño personales.
  • Desarrollar hábitos saludables.
  • Establecer un entorno propicio para el sueño.

La función Sleep Insights de Samsung muestra la puntuación del sueño del usuario y proporciona un panorama más claro del descanso de la noche anterior. Además, ofrece métricas relacionadas, como las fases del sueño, las horas de ronquidos y los niveles de oxígeno en la sangre.

Con la función Sleep Coaching, adaptada para ocho tipos de sueño diferentes, y que se encuentra disponible tanto en Galaxy Watch como en un teléfono vinculado, se facilita a los usuarios el seguimiento de sus hábitos en cualquier momento y en cualquier lugar. Se convierte así a esta función en una forma conveniente y motivadora de mejorar la calidad del sueño.

Crear un entorno cómodo puede marcar la diferencia en la calidad del sueño, ya que incluso las pequeñas distracciones pueden tener un enorme impacto.

Samsung facilita la conexión de Galaxy Watch a una amplia gama de dispositivos. Una vez que el Galaxy Watch del usuario detecta que éste se ha quedado dormido, SmartThings le permite apagar sus dispositivos conectados para crear un entorno más propicio para el descanso.

Sleep Mode silencia las notificaciones y atenúa las pantallas del teléfono móvil y del reloj del usuario, y One UI 5 para Galaxy Watch utiliza un sensor infrarrojo en lugar de una luz LED verde para minimizar aún más las distracciones.

Temas relacionados