Más artículos

Vinos diferentes, más allá del Malbec: 5 etiquetas perfectas para el verano

Vinos diferentes, más allá del Malbec: 5 etiquetas perfectas para el verano
¿Buscando vinos tintos o blancos para disfrutar en días de calor? En esta selección, ejemplares que no fallan y de cepas no tradicionales
Por Juan Diego Wasilevsky
18.01.2019 12.49hs Vinos & Bodegas

A esta altura, el Malbec se ha convertido en una suerte de garantía. Muchos bebedores encuentran en su aromática dominada por las frutas rojas y en sus taninos –en general, y siempre dependiendo de la zona- amables y redondos, una zona de confort.

Más allá de que hay sobrada experiencia acerca del impacto del terroir en las cualidades organolépticas del Malbec, pudiendo entregar vinos nerviosos, tensos y con texturas que van más allá de su clásico paso sucroso, la realidad es que para muchos consumidores hablar de Malbec es como referirse a una suerte de estándar.

Sin embargo, el espectro de opciones que ofrecen hoy las bodegas argentinas es cada vez más amplio. De modo que actualmente es posible encontrar varietales o blends diferentes, que salen de lo tradicional y a precios muy razonables, favoreciendo a que más consumidores se animen a correr un poco la frontera y a sumar nuevas alternativas al reinado del Malbec.

A continuación, te presentamos un top 5 de vinos tintos y blancos para descubrir qué hay de nuevo en las góndolas de los súper y estantes de vinotecas:

La Liga de Enólogos Blend de Tintas 2017 - Proyecto La Liga de los Enólogos - Precio sugerido: $110

 

Esta línea de vinos fue uno de los grandes hits del 2018. Elaborado con cepas de origen italiano poco conocidas por la mayoría de los argentinos -como Raboso Verones, Freisa, Sangiovetto, Nebbiolo y Lambrusco-, este blend tiene el mérito de ser rico y venderse a un precio ultra accesible. Frutas rojas maduras y algo de especias le dan vida a una paleta expresiva. En boca fluye largo y prolijo, con una aromática bastante intensa y un pulso apenas dulzón. Todo en orden para que se posicione como uno de los grandes best value.

Proyecto Las Compuertas Criolla 2018 – Bodega Familia Durigutti – Precio sugerido: $300

 

Esta dupla de hermanos enólogos se propuso alumbrar un vino que homenajeara a los clásicos vinos que hacían los propietarios de pequeñas fincas para consumir en casa. En la zona de Las Compuertas dieron con un pequeño parral de uva Criolla de más de 70 años, que les permitió elaborar este vino de color diáfano y de aromática directa, simple y sin vueltas, que ofrece pura fruta roja. En boca es un vino que parece ligerito pero que tiene su caudal de boca, una característica propia de los vinos que son fermentados en huevos de cemento.

Estancia los Cardones Tigerstone Garnacha 2017 – Bodega Estancia Los Cardones – Precio sugerido: $590

 

Un tinto de aromática simple y joven, que apunta sin rodeos a la fruta roja, pero no es explosivo. Hay cierta austeridad. El color, tipo clarete, anticipa lo que sucede luego en boca: es soberbiamente fluido, que trae un poco el espíritu de los vinos del año. Su acidez es vibrante pero no descoloca. Deja un leve dulzor flotando en el paladar. Para beber refrescado justo antes de un asado.

De Moño Rojo blend blanco 2017 - Bodega De Moño Rojo - Precio sugerido: $340

 

Se trata de un blend único que conjuga Marsanne, Roussanne, Viognier. Definitivamente, un corte muy exótico para estas tierras. En nariz entrega notas de fruta blanca, como duraznos y damascos, flores y toques a hierbas. Se luce en el paladar con un andar que va de la fluidez a una leve sucrosidad, con una acidez muy equilibrada, perfecta para quienes busquen vinos no tan nerviosos. Antes de extinguirse, deja un suave recuerdo a más frutas blancas y algo de vainilla.

Alfredo Roca Parcelas Originales Glera 2018 - Bodega Alfredo Roca – Precio sugerido: $600

 

Hasta hace un tiempo, a esta uva muy difundida en Italia se la conocía como Prosecco (sí, como el espumante). Sin embargo, con el afán de diferenciarla en el resto del mundo, se utiliza su nombre original: Glera. Respecto de este vino en particular, a partir de viñedos plantados en 1949 en San Rafael, Roca entrega un varietal blanco complejo y diferente. En nariz ofrece una pátina de hierbas frescas, con dejos a miel y a frutas blancas. En boca es voluminoso, con cierto dejo graso -seguramente logrado por el buen trabajo con las borras-, pero justo ahí aparece una acidez marcada. Vino de soberbio equilibrio y absolutamente gastronómico.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas