Más artículos

¿Esto ya pasó?: qué significa "Déjà vu" y por qué sucede

¿Esto ya pasó?: qué significa "Déjà vu" y por qué sucede
Muchas personas utilizan el término déjá vu, pero pocos saben exactamente qué quiere decir. Te contamos acá cuáles son sus causas y por qué ocurre
Por iProfesional
08.12.2020 12.05hs Actualidad

"Tuve un déjà vu" es una frase que se escucha reiteradamente y qué muchas personas dicen hasta sin pensar. Sin embargo, no siempre se asocia realmente con lo que quiere decir, y muchos menos se sabe por qué se produce.

Para definirlo, el déjà vu es la sensación de ya haber vivido una experiencia, como si fuera una repetición de un suceso.

La expresión viene del francés y significa "ya visto". Es la extraña sensación de que algo de lo que estamos viviendo ya pasó antes, aunque sea imposible.

En cuanto a su creación el déjà vu es un término que fue creado por el filósofo y psíquico galo Émile Boirac (1851-1917) y es un tipo de paramnesia del reconocimiento de alguna experiencia, que genera la sensación de ya haber sido vivida.

Déjà vu quiere decir ya visto en francés.
Déjà vu quiere decir ya visto en francés.

El pensamiento que suele presentarse en quien experimente un déjà vu es: "Esto ya lo viví", aunque sepa que es empíricamente irreal.

La persona tiene la fuerte sensación de que algo de un evento o experiencia le despierta un recuerdo borroso, sin poder precisar cuándo, dónde y cómo ocurrió dicho evento anteriormente. Es una sensación breve y fugaz, pero de Impacto para quien la atraviesa.

Tipos de déjà vu

No hay un solo tipo de déjà vu, sino que existen diferentes variedades. Estas son:

  • Déjà vécu o ya vivido. Es el más común y el que se vincula a sentir que una experiencia o situación ya fue vivida en el pasado.
  • Déjà sentí o ya sentido. Es un episodio mental que no requiere de aspectos precognitivos.
  • Déjà visité o ya visitado. Es menos frecuente que los dos anteriores y alude a la sensación de ya haber estado o de conocer un lugar. Como si al ir de vacaciones a un destino nuevo, se sintiera que es un sitio ya conocido.

Causas del déjà vu

Aunque el fenómeno del déjà vu fue estudiado por científicos de todas partes del mundo durante mucho tiempo, todavía no se sabe con precisión por qué sucede. Pero hay varias causas para tener en cuenta. 

Déjà vu y el cansancio

Una de las cosas que se sabe es que el déjà vu es muy común, ocurre con mayor frecuencia en la juventud (entre los 15 y los 25 años) y se cree que se puede presentar ante estados de cansancio, falta de sueño, tensión emocional o estrés.

Los primeros déjà vu arrancan en los más chicos y adolescentes.
Los primeros déjà vu arrancan en los más chicos y adolescentes.

Las explicaciones clínicas son numerosas y diversas. De hecho, por mucho tiempo se supuso que era una señal de un mal funcionamiento en el cerebro, aunque en la actualidad se afirma que puede darse en cerebros sanos, a modo de episodio aislado.

También se cree que puede ser un indicador de diferentes enfermedades como convulsiones en personas con epilepsia de lóbulo temporal. Así mismo, se considera que experiencias de déjà vu demasiado prolongadas o frecuentes, o unidas con otros síntomas como alucinaciones, puede ser un indicador de enfermedades neurológicas o psiquiátricas, como esquizofrenia o depresión.

Déjà vu y la memoria

Varias teorías científicas vinculan al déjà vu con fallas en los mecanismos de la memoria.

Estas propuestas científicas sostienen que el déjà vu es parte de un proceso de la memoria involucrada en el reconocimiento de la información ante un hecho o experiencia. Como una "anomalía de la memoria", que activa un mecanismo de reconocimiento basado en la familiaridad, antes de que el cerebro haya terminado de construir una percepción total de la experiencia. Lo que se traduce en una falsa sensación de familiaridad.

Déjà vu y los sueños

Tampoco faltan las teorías no científicas, que sostienen desde las capacidades psíquicas de quien experimenta un déjà vu, hasta la creencia de que se trata de sueños olvidados con elementos que coinciden con la experiencia actual en estado consciente, por lo que vuelven a la memoria.

Deja Vu se asocia también a los sueños.
 Déjà vu se asocia también a los sueños.

Además, hay una corriente que vincula el déjà vu con una experiencia mística, dándole un significado espiritual. En este caso, se piensa que es una conexión con las vidas pasadas del alma, con sus vivencias, o que se trata de una señal del alma indicando que la persona está atravesando el camino correcto hacia su destino o propósito en la tierra.

Déjà vu según la neurología

Según el neurólogo peruano César Castañeda, el Déjá vu se produce cuando "las neuronas sufren alguna suerte de alteración en sus conexiones, y al producirse algún tipo de cortocircuito o una mala conexión entre dos neuronas, entonces se actualiza la sensación visual o vivida muchos años antes".

Déjà vu y lo eternamente familiar

Más allá de todas las definiciones, la conclusión a la que arriban diferentes expertos es que el "déjà vu" es, un fenómeno más o menos común.

A diferencia de muchos otros problemas de memoria, este fenómeno tiende a ocurrir más entre personas jóvenes, y también existen quienes aseguran que la gente suele experimentar el primer "déjà vu" a los 6 o 7 años, y que suele aparecer de forma más frecuente entre los 15 y 25 años. Estos datos fueron revelados por un estudio llevado a cabo por el profesor Alan Brown, de la Universidad Metodista del Sur, en Dallas, Estados Unidos.

Como parte de una investigación y con un caso concreto, también se investigó el déjà vu eternamente familias. ¿Qué significa?

Lo explica este caso: un joven británico cuyo nombre no ha trascendido podría encajar en esa estadística, de no ser por la frecuencia con la que sufre estos episodios. El sentimiento es tan constante en él, que evita ver televisión, escuchar la radio y leer los periódicos. Y es que le parece que ya lo había visto, escuchado y leído todo antes.

El grupo de científicos de Reino Unido, Francia y Canadá que estudiaron su caso llegaron a la conclusión de que una posible causa de lo que llamaron "déjà vu crónico" podría ser la ansiedad.

El doctor Chris Moulin, un neuropsicólogo cognitivo de la Universidad de Borgoña, en Francia, que trabajó en la investigación explica que el hombre tenía un historial de depresión y ansiedad. Y añadió que, aunque cuando era estudiante una vez tomó la droga LSD, es una persona totalmente sana. "Estaba completamente traumatizado por la constante sensación de que su mente le estaba engañando".

Déjà vu y el bucle aterrador

Por unos minutos, a veces más, el paciente siente que estaba reviviendo experiencias pasadas.

El déjà vu también se asocia a la memoria.
El déjà vu también se asocia a la memoria.

Es como estar en el thriller psicológico "Donnie Darko", en el que un adolescente es manipulado por un conejo gigante para que cometa una serie de crímenes.

"Una vez decidió ir a cortarse el pelo. Mientras caminaba, tuvo un "déjà vu". Y luego un "déjà vu" del "déjà vu". No podía pensar en otra cosa", explica el doctor Moulin. Durante ocho años el hombre se sintió "atrapado en un bucle de tiempo". Además, cuanto más se angustiaba, más empeoraba la situación.

Sus escáneres mentales eran normales, lo que sugería que la causa era más psicológica que neurológica.

Si bien este caso por sí solo no demuestra la relación entre la ansiedad y el "déjà vu", abre una interesante puerta para seguir investigando, dice Moulin. Pero por el momento, hay sobre la mesa varias teorías.

El doctor Akira O'Connor, un psicólogo de la Universidad de St Andrews, en Escocia, cree que podría deberse a un momentáneo "arranque en falso" de neuronas, lo que generaría conexiones engañosas en el cerebro.

"Una idea es que el 'déjà vu' es una especie de 'contracción' del cerebro. De la misma manera en la que tenemos espasmos musculares u oculares, podría ocurrir que la parte de nuestro cerebro que envía señales que tienen que ver con la familiaridad y la memoria esté operando mal", dice.

Y asegura que esta explicación encaja con los datos que señalan una mayor incidencia del fenómeno en personas con epilepsia o demencia.

Otra teoría, desarrollada por la profesora Anne Cleary en la Universidad Estatal de Colorado (Estados Unidos), dice que el "déjà vu" es el resultado natural de ver algo realmente familiar a nuestro alrededor, ya sea la forma de una estructura o el diseño de una habitación. Esto hace que generemos un recuerdo falso, según la experta.

Para demostrarlo creó una realidad virtual por computadora llamada "Deja-ville" y en la que voluntarios navegan por paisajes similares para poner a prueba la hipótesis.

Pero ante esto, el doctor O'Connor dice que ninguna de las teorías actuales resuelve definitivamente el misterio, en parte porque su naturaleza efímera y espontánea hace casi imposible llevar a cabo un estudio confiable en un laboratorio.

"Los métodos para tratar de inducir el 'déjà vu' son algo primitivos", añade.

"Hemos usado hipnosis y otros experimentos basados en listas de palabras. Otro de los métodos es la llamada estimulación calórica y consiste simplemente en introducir agua caliente en los oídos de la gente", explica.

"Esto último implica lidiar con varios problemas, como el vértigo. Pero uno de los efectos secundarios más comunes es el 'déjà vu'. Se ha sugerido que es porque el canal auditivo está cerca del lóbulo temporal", dice.

Y es que esa parte del cerebro desempeña un papel importante en tareas visuales complejas, como el reconocimiento de caras.

Déjà vu y el hermoso misterio

No se sabe cuánta gente sufre de la versión "crónica" del "déjà vu", pero el doctor Moulin ya se encontró con casos anteriormente.

Algunos pacientes incluso insistieron en que ya conocían al médico, debido al fenómeno en cuestión.

"La gente te saluda como si fueras un viejo amigo aunque no te hayan visto nunca. Con algunos de ellos hablé a través de Skype. Estaban al otro lado del mundo y aún así seguían teniendo esa sensación", recuerda.

Y desde que el caso del joven británico con un "déjà vu" constante se hiciera conocido, la doctora Christine Wells, de la Universidad Sheffield Hallam, en Reino Unido, asegura que más gente ha manifestado tener ese mismo problema.

"He recibido correos de gente en Australia y América. Parece algo raro, pero hay gente que asegura que lo está experimentando o que lo hizo durante un tiempo, o conoce a alguien que lo sufre", añade.

Déjà vu y lo paranormal

Pero el Déjà Vu, por su extraña naturaleza, es un tema que no escapa a las garras de lo paranormal.

Muchas extrañas teorías circulan por la red, como que es un síntoma de sufrir premoniciones, que se debe a una visita a un universo paralelo o que lo causan abducciones marcianas.

Si bien es verdad que estas teorías, como mínimo, tienen un dudoso planteamiento, su popularidad es bastante elevada, sobre todo entre los amigos del misterio, lo arcano y esotérico.

Lejos de este tipo de gente se sitúan los investigadores Anne Cleary, Anthony Ryals y Jason Nomi. Estos autores han realizado un informe para el Psychonomic Bulletin & Review en el cual dan una respuesta alternativa para algunos casos de Déjà Vu. En el experimento,del cual se hace eco Psychology Today, eligieron a varias personas a las cuales enseñaron una serie de imágenes.

Tras haber sido bien visionadas les enseñaron otras escenas totalmente diferentes, pero algunas de ellas mantenían una distribución muy similar a las mostradas previamente. Por ejemplo, en la primera parte se había visto un callejón entre una valla y un edificio y, más tarde, un callejón entre una estación de trenes y un tren.

Déjà vu: el experimento

La respuesta de los participantes en esta prueba fue sorprendente aunque, a posteriori, fácilmente imaginable. En aquellas estampas con una estructura equivalente, la sensación generalizada fue la de haber estado o visto previamente estos lugares. La explicación que dan a este fenómeno también reside en la memoria, pero en un aspecto diferente de ella.

El ser humano tiene una gran facilidad para poder recordar los objetos, pero nuestro "coco" no es especialmente hábil para acordarse de la configuración.

Esto provoca que ante un escenario con una configuración similar a otro que ya es conocidose pueda tener esa sensación de haber estado con anterioridad, debido a que tenemos nociones de la configuración pero no hemos alamcenadocompletamente esa información.

Esta percepción de "oír campanas y no saber donde" puede causar una sensación de Déjà Vu, pues esta no es más que una reacción del sistema ante una situación que le resulte familiar. Pero no todo son malas noticias, porque más allá de esta incómoda y poco concurrente situación, también nos puede aportar aspectos positivos.

Por ejemplo, cuando vamos a un restaurante y este tiene una disposición similar a otro en el que hemos estado previamente, conseguiremos sentirnos más cómodos y tener una mayor facilidad para encontrar lugares que puedan ser de nuestro interés, como nuestros servicios. Este caso es exportable también a tiendas, centros comerciales o grandes cadenas de comida rápida.

Actualidad en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído