Revés para Generación Zoe: pidieron la detención de Leo Cositorto, su CEO

Las acusaciones versan sobre los delitos de estafa y asociación ilicita. También se pidieron las capturas de otros siete vinculados a la trama
18/02/2022 - 12:36hs
Revés para Generación Zoe: pidieron la detención de Leo Cositorto, su CEO

Esta mañana, en el marco de allanamientos que comenzaron por la madrugada en la localidad de Viila María, la Fiscalía de Instrucción del Segundo Turno de Villa María, provincia de Córdoba, a cargo de Juliana Compañys, requirió la captura de Leonardo Cositorto, lider de Generación Zoe, al igual que de sus cinco socios locales. 

Las acusaciones versan sobre los delitos de estafa y asociación ilicita. También se pidieron las capturas de otros siete vinculados a la trama, entre ellos Maximiliano Javier Batista, porteño, de 44 años, registrado en los rubros de juegos de azar de la AFIP y el socio del líder de Zoe en la amplia mayoría de las firmas del holding. Cositorto hoy supuestamente está fuera del país.

 El resto de los acusados son personas oriundas de Villa María, como Silvia Rosa Fermani, de 60 años, ex vendedora de suplementos dietarios y "oradora especialista en motivación". 

Está vinculada, según el Boletín Oficial, a otros cuatro prófugos de la causa en una firma llamada AL Coaches, dedicada supuestamente a servicios de coaching empresarial, algo que atraviesa la trama de Zoe desde Cositorto mismo en adelante. 

AL Coaches tiene su domicilio en la calle Leandro N. Alem de Villa María, el mismo lugar donde funciona la oficina de Zoe. El nombre de AL Coaches está en la marquesina del frente del lugar.

Silvia Fermani parece ser prominente en el esquema de reclutamiento, regenteando encuentros de "mujeres líderes" para incorporarlas al plan de Zoe. En sus redes sociales mostró viajes a Neuquén para "formar equipos" del esquema. Otros dos de los prófugos se asociaron en noviembre en otra empresa, en los papeles dedicada al negocio inmobiliario.

Qué es Generación ZOE y quién es Leo Cositorto, su líder

El escándalo dio la vuelta al mundo y hoy está en boca de todos. Se trata de la Generación Zoe, una organización que opera hace poco más de cinco años y que se presenta en sociedad como una compañía de coaching y liderazgo, además de ofrecer paquetes educativos.

Esta empresa está dirigida por el coach Leonardo Cositorto, quien lleva adelante la Generación Zoe a partir de su base principal en la provincia de Córdoba, pero quien ha logrado de forma reciente una gran expansión internacional, en la cual ofrece desde paquetes educativos hasta criptomonedas.

Sin embargo, eso no es todo y por eso la sorpresa es aún mayor. En los últimos meses, la Generación Zoe amplió su trascendencia porque se le sumaron más unidades de negocios, las cuales van desde:

  • ZOE Capital, a través de la cual lanzaron la criptomoneda;
  • ZOE Cash, respaldada en oro porque tienen una mina propia adquirida en San Juan;
  • la Universidad del Trading;
  • ZOE Construcciones;
  • ZOE Fitness,
  • la cadena de hamburgueserías ZOE Burger
  • y las veterinarias ZOE Natural.
Leonardo Cositorto, líder de Generación Zoe.
Leonardo Cositorto, líder de Generación Zoe.

La Generación Zoe también afirma incursionar en otros negocios, tales como la minería, la venta de autos, la salud, la estética, el real estate y el fútbol.

En sus comunicaciones ofrecen retornos sobre la inversión con valores inéditos varias veces por encima de cualquier otro negocio conocido.

Generación Zoe: el modus operandi

La forma de operar de la Generación Zoe es una de las cosas que la hizo más atractiva desde un primer momento y que, al mismo tiempo, atrajo a mucha gente.

El sistema arranca a partir de la firma de un contrato a cambio de los servicios de coaching ontológico, espiritual y educación financiera en Generación Zoe. De esta manera, las personas que se suman a la organización con aportes en dólares reciben una renta mensual supuestamente "asegurada" por encima de los valores que dejan otros negocios.

La ecuación es la siguiente, según algunas investigaciones que se realizaron y que lograron acceder a la forma de trabajo de Generación Zoe.

Todo comienza cuando una persona realiza un aporte de u$s2.000, los cuales quedan inmovilizados por un año. A cambio, recibe un 7,5% en dólares cada mes, lo que sería la rentabilidad del negocio. Por otro lado, la ganancia puede crecer si esa persona incorpora dos, tres o más "inversionistas" a dicha red.

Estafa piramidal

Lo que más llamó la atención de la Generación Zoe, es que esa metodología de trabajo está asociada a las estafas piramidales, y eso mismo alertó a otro gran número de organizaciones para que empezaran a investigarla.

Uno de los primeros llamados de atención fue de la ONG Argentina Bitcoin, quien denunció a Generación ZOE ante la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac).

La presentación se realizó por entender que hay elementos claros para que la justicia investigue a Generación Zoe y compruebe si es que, a través del coaching coercitivo, la formación educativa y las finanzas, quienes llevan adelante la empresa establecieron algún tipo de fraude conocido como "Esquema Ponzi" o estafa piramidal.

Generación Zoe en plena actividad.
Generación Zoe en plena actividad.

La denuncia contra Generación Zoe establece "la posible comisión de los delitos tipificados en los arts. 172, 309 y 310 del Código Penal de la Nación" e imputa "en virtud de la complejidad de los hechos a todo aquel que sea penalmente responsable por los delitos contra la propiedad y contra el orden económico señalados".

Además de la denuncia ante la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), unos días antes, la Comisión Nacional de Valores (CNV) también había iniciado un sumario administrativo a la empresa Generación Zoe y a su titular, Cositorto, por la posible realización de oferta pública e intermediación irregular en el mercado de capitales.

Esta presentación fue acompañada por una alerta a la Organización Internacional de Comisiones de Valores (Iosco) que, a su vez, envió comunicaciones a los reguladores de Colombia, España y Paraguay, países donde los implicados tienen operaciones en marcha.

De esta forma, cada vez son más las sospechas y causas que debe enfrentar Generación Zoe, mientras su máximo líder sigue en el ojo de la tormenta.

El rol del coach

El papel de Leonardo Cositorto, a cargo de la Generación Zoe, es clave.

Es él quien se presenta como ministro de un culto. Eso explica que, en paralelo, la organización haya creado su propia iglesia: AVIVA ZOE.

Según su versión, el holding ZOE ya tiene presencia en 17 países, mantiene activas unas 65 oficinas y cuenta con 85.000 miembros.

La expansión de Generación Zoe habría comenzado en Colombia, y hoy la lista de países en la que están presentes incluye a Perú, donde ya tiene denuncias, así como también en Bolivia, México, Chile, Ecuador, España, Estados Unidos, Paraguay y Uruguay, entre otros. Por eso, tal crecimiento, abrió muchas dudas y hoy está siendo investigado con decenas de estafas.

Por su parte, el líder de Generación Zoe explica su negocio diciendo que se trata de membresías inteligentes, donde el dinero que cada persona invierte se sube a una plataforma personal en la cual puede ver los intereses generados a lo largo de los tres años que dura su formación.

"Es mentira que sea una estafa. Una persona que estafa se va. Nosotros abrimos 79 sucursales y no tenemos un modelo piramidal porque esa clase de modelos no duran más que seis meses o un año. Están buscando voltearnos", dice por su parte Cositorto.

Al ser interpelado sobre el alto porcentaje de ganancia que genera Generación Zoe, indica que su empresa cuenta con un fideicomiso financiero en Argentina con el que, según él, el dinero que el estudiante paga se invertiría, pues asegura que tiene sus propios brokers en el que promete un 7,5% al mes, cifra que, en la realidad, ningún broker puede prometer.

Debido a su amplio alcance, la CNV no sólo le inició un sumario, sino también emitió una alerta internacional en el portal de IOSCO, la organización internacional que agrupa a todos los reguladores del mercado de capitales del mundo- y comunicaciones a los reguladores de Colombia, España y Paraguay, donde se ha detectado actividad Zoe.

A raíz de esto, autoridades colombianas confirmaron a Bloomberg Línea en Bogotá que están indagando el esquema del negocio de Generación Zoe.

El mundo cripto

Entre todas las sospechas que genera la Generación Zoe, también aparecen las actividades en el mundo cripto con Zoe Cash.

"Es una moneda cripto que valía u$s0.05 y llegó a cotizar a u$s0.21 en la CoinMarketCap. Yo compré Zoe cash a u$s3,5 millones y generé 500 millones de monedas a u$s15 y hoy eso ya representa u$s75 millones. Estamos terminando las apps para que los comerciantes la puedan recibir. Zoe está dentro de las cripto aceptadas y reguladas, ya son 7.000 los usuarios de la moneda", dice Cositorto.

Generación Zoe también está en el mundo de las criptomonedas.
Generación Zoe también está en el mundo de las criptomonedas.

Sin embargo, los huecos en la historia sobre la actividad de Cositorto y Generación Zoe no dejan de aparecer.

El empresario que sospechosamente es simplemente un monotributista clase A en la Argentina, explica esto contando que desde hace 15 años vive entre Bogotá, Medellín y Lima, aunque nunca dejó de realizar aportes a la AFIP.

Mientras que Cositorto afirma que la sociedad de Generación Zoe consiste de 250 líderes globales, solo identificó uno, Maximiliano Batista, su amigo de hace 24 años. El resto son líderes, personas a cargo, formadas por el propio Cositorto, aunque no son socios porque no están en un acta constitutiva.

Cómo sería la estafa de Zoe

El esquema ponzi o estafa piramidal al que se refieren en las investigaciones funciona como un conocido método de fraude que atrae el dinero de los usuarios con el incentivo de juntar gente en un programa que generará una remuneración económica alta, a medida que se sumen otros miembros.

Es por eso que, el requisito principal para que estas estafas piramidales funcionen es, justamente, invitar personas para subir al siguiente nivel y así acceder a mayores retornos de inversión.

El problema radica en que todo el tiempo es necesario sumar nuevos socios para no ser estafado. Es decir, cada vez que alguien sube de nivel, otras personas -y su inversión- se incorporan debajo a la espera de subir también al siguiente nivel.

Pero, cuando la base de la pirámide es ya demasiado grande, la cadena se rompe y el 99% de los participantes se queda sin ganancias y sin el dinero que invirtió para ingresar.

En el caso de Cositorto a través de Generación Zoe, promete retornos exagerados en dólares a través de la criptomoneda Zoe Cash.

Sin embargo, varios organismos especializados en detectar automáticamente, mediante herramientas tecnológicas, si una criptomoneda está basada en un fraude o estafa, ya habían adelantado que Zoe Cash "tenía agujeros y vulnerabilidades en sus sistemas".

El origen de Generación ZOE

Muchas son las dudas sobre la Generación Zoe y cada día surgen más datos sobre su funcionamiento y origen.

Otros medios aportaron datos sobre la misma y explicaron como surgió el éxito de Leonardo Cositorto. La revista Noticias decía en una nota que se trata de un "Senior Coach Organizacional, con más de 15.000 entrenamientos ofrecidos en 20 países y con 20 años de experiencia en la formación de líderes".

Además, en su introducción, el artículo lo presentaba como "el creador de La Vida Zoe y CEO de Generación Zoe, un holding que cuenta con miles de estudiantes en todo el mundo y desde donde maneja varias unidades de negocios, incluida su propia criptomoneda, Zoe Cash".

La nota no era un hecho aislado. Durante algún tiempo, para promocionar el negocio de Generación Zoe, Cositorto recorrió cuanto medio de comunicación le abriera las puertas, desde diarios y revistas hasta entrevistas televisivas en programas como Los Ángeles de la Mañana (Canal 13) o Pampita Online (NET TV). Todos querían tener al empresario que prometía rendimientos escandalosos para sus inversiones.

Mientras tanto, el conglomerado de Generación Zoe seguía creciendo: sumó un local de comida rápida en Olivos (Zoe Burger); un local de comida natural (Zoe Natural); un petshop y, aseguran, planifican la creación del Zeo Atletic Club, en Córdoba. También ofrece negocios inmobiliarios con la venta de terrenos en un exclusivo barrio privado de Pilar.

Sin embargo, con sus llamativas ofertas y negocios, Generación Zoe empezó a captar la atención en algunos y a despertar sospecha en otros.

Generación Zoe: qué dice su creador

En medio del escándalo de Generación Zoe, Leonardo Cositorto escribió desde México: "Los difamantes tweets y mensajes en distintas redes sociales parecen ser las fuentes de los medios que sin ninguna prueba quieren molestar EL AVANCE DE LOS EMPRENDEDORES E INNOVADORES, ahora hasta quieren actuar de oficio sin pruebas".

Entre los primeros comentarios figura una frase del actor venezolano Fernando Carrillo, gran seguidor de Cositorto: "Querido Leo, en la Riviera Maya te esperamos con los brazos abiertos…. Sigue avanzando y venciendo. Mientras tanto, LOS PERROS LADRAN Y LA CARAVANA PASA".

Crecen las denuncias contra Generación Zoe y su líder.
Crecen las denuncias contra Generación Zoe y su líder.

El fundador de Generación Zoe elige las redes sociales para defenderse y dar su versión antes las acusaciones y denuncias que recibe su compañía.

Por otra parte, durante una aparición en el canal de noticias TN, el líder de Generación Zoe indicó que su compañía es una "escuela de coaching" y que "el dinero de los paquetes educativos se invierte en un fideicomiso que está afortunadamente inscripto en la Argentina, en la IPJ" (Inspección de Personas Jurídicas).

"Como inversión privada, el fideicomiso es totalmente legal. Lo que la CNV indicó, es el cese de oferta pública. Aprovecho para hacer una denuncia. Hay personas que crean perfiles y páginas falsas usando nuestros logos y haciendo oferta pública. Ya los tenemos identificados y vamos a ir penalmente a la Justicia", explicó.

Además, comentó que compró una ALyC y está en proceso de presentación para operar como agente bursátil en Argentina, y que el único problema es que "algunos se sienten los dueños del mundo financiero en Buenos Aires" y están "con un poco de miedo porque creen que son los dueños de los negocios". 

El líder hoy

Leonardo Cositorto se encuentra en Xcaret (México) en una especie de seminario de entrenamiento y reconocimiento a las decenas de líderes que forman parte de su organización.

Cositorto saltó a la escena pública en las últimas semanas denunciado a través de las redes sociales por especialistas y analistas cripto quienes lo indicaban como el autor de una supuesta estafa piramidal a través de su empresa Generación Zoe.

Con Zoe Coach, la división académica de su holding, Cositorto ofrece más de 30 programas ejecutivos, que con una membresía anual que parte de los u$s100 anuales, y confirma que actualmente tiene unas 100.000 personas a nivel mundial que se encuentran cursando algunos de sus cursos.

Pero una denuncia pública generó una corrida financiera donde centenares de personas salieron a recuperar el dinero invertido en Generación Zoe por temor a no cumplir lo que prometía.