Más artículos

Duro revés para las automotrices: Argentina se aleja del Mercosur y se complican los planes de exportación

Duro revés para las automotrices: Argentina se aleja del Mercosur y se complican los planes de exportación
A los problemas del sector, paralizado por el coronavirus, se suma la decisión del Gobierno de no participar en la negociación por nuevos mercados
Por Guillermina Fossati
27.04.2020 06.30hs Autos

Sobre llovido, mojado. Así describen en las terminales la sombría situación que vive el sector automotor, acorralado por una crisis que se desató tras el aislamiento social, que obligó a parar las plantas y suspender personal; sumado a la caída en los patentamientos por la suba de precios que venía afectando a la industria.

Ahora, cuando empezaban a poner fecha al reinicio de la producción, y los ventas internas tenían una oportunidad a través de la comercialización online, se abre un nuevo interrogante que pone en riesgo la supervivencia y expansión a mediano y largo plazo.El Gobierno anunció, durante la reunión de coordinadores nacionales del Mercosur, realizada vía videoconferencia, que dejará de participar de las negociaciones de los acuerdos comerciales en curso y de las futuras negociaciones del bloque regional.

Fue la delegación de Paraguay, en ejercicio de la Presidencia Pro Témpora del Mercosur, quien informó a través del Ministerio de Relaciones Exteriores la determinación de la Argentina.

El argumento indica que, de ahora en más, Argentina se dedicará de manera exclusiva a priorizar su política económica interna, agravada por la pandemia del Covid-19, aunque aclaró que siguen en las negociaciones del bloque con la Unión Europea y el EFTA (Asociación Europea de Libre Comercio).

Esta decisión, no representará ningún obstáculo para que los demás socios del Mercosur continúen los procesos de apertura de nuevos mercado. Esto se dejó bien en claro en la comunicación del bloque, integrado además por Brasil, Uruguay y Paraguay.

Sin embargo, se pone en juego el futuro de expansión y crecimiento de la industria automotriz, y, aunque sigan en marcha los proyectos con la UE, es un paso atrás en la apertura de nuevos mercados.En las terminales locales ya analizan las consecuencias. Si bien todavía no hubo una reunión sectorial, es decir, en ADEFA - Asociación de Fábricas de Automotrices-, ya que se conoció la medida el viernes, ante la consulta de iProfesional, ejecutivos del sector dejaron entrever la preocupación e incertidumbre que genera este nuevo escenario.

Argentina se aleja de la búsqueda de mercados externos.
Argentina se aleja de la búsqueda de nuevos mercados para exportar.

"Apenas se conoció la medida, la primera impresión es que se ven riesgos porque significa aislarse del mundo, es como que te desintegras", explicó un alto ejecutivo.

Cabe mencionar que, el Mercosur, explica el 20% de las exportaciones argentinas y más del 25% de las importaciones en general, pero en el caso de las exportaciones, se destaca la elevada proporción de manufacturas industriales, cerca del 60% del total, siendo el primer destino de exportación de la mayor parte de productos industriales, entre ellos el automotriz y las maquinarias.En este sentido, fuentes consultadas por este medio agregaron que "no es lo mismo salir a la búsqueda de nuevos mercados en bloque -un mercado extendido de gran escala-, que hacerlo de manera individual. Claramente, te resta fuerza".

Otro tema que preocupa a las automotrices es que, representando Brasil el 50% de la producción total del Mercosur, es que, el resto de los mercados del bloque, avancen sin la Argentina."Que abran sus mercados a otros países, como las tres negociaciones que están en marcha con Canadá, Corea e India, que tienen escala y producción, deja al país en una posición en total desventaja", agregaron desde otra terminal.

Así lo explicó Marcelo Elizondo, especialista en mercado externos, quien dijo a Télam que "la Argentina tiene libre comercio, sin aranceles, con sus socios Brasil, Uruguay y Paraguay, a quienes les exporta. Allí dentro no compite contra nadie más. Si los otros tres socios abrieran sus mercados a terceros, la Argentina perdería esa preferencia exclusiva de acceso con sus productos".

Según señaló, lo más grave es perder este beneficio con Brasil, a quien -dijo- el país le vende 11.000 millones de dólares.

Negociaciones con la UE

En el nuevo contexto confirmado por el Gobierno nacional, donde ponen pausa a la búsqueda de nuevos mercados, la excepción es la Unión Europea, con quien ya se está trabajando.

Sin embargo, este caso es diferente y no significa una puerta tan significativa de expansión a futuro.

Un directivo de una automotriz europea, explicó que "esta situación es distinta porque hay muchas compañías europeas, y se pueden gestionar con la casa matriz acuerdos de transferencia tecnológica, know how, compromisos de inversión. Las empresas ya están acá y es diferente el intercambio", detalló.

Mercados en stand by

Corea, Canadá e India eran los tres mercados que, por el momento, el Mercosur tenía en la mira para poder generar nuevos negocios e intercambio comercial.

De ahora en más, la Argentina no será parte de esas tratativas conjuntas, lo que implica que cada automotriz deberá hacerlo de manera independiente. Sin embargo, para la mayoría de las firmas que producen en el país, lograr esos acuerdos es clave en sus planes de exportación.

Hay muchas inversiones en marcha, renovación de plataformas y planes de modernización, los cuales únicamente pueden ser rentables con la exportación a nuevos mercados.

Si bien en la mayoría de los casos las exportaciones se concentran en Brasil, ganar nuevos mercados es un objetivo clave para todas las empresas.

Además, hasta ahora, el principal rival en la región era México, con costos más bajos y mayor competitividad, pero ahora el bloque Brasil-Paraguay-Uruguay se podría convertir en un nuevo rival.

El futuro de la producción

Después de esta decisión, sumado a los problemas internos de la industria, la producción y las ventas de 0km tendrán nuevos problemas que resolver.

En una videoconferencia realizada el viernes con directivos de FCA (el grupo integrado por Fiat y CJDF -Chrysler, Jeep, Dodge y RAM), Martín Zuppi, director general del grupo, dijo que "son tiempos distintos los que se están viviendo, tanto para la gente en lo personal como para las empresas. Y hay que acostumbrarse al cambio de hábitos".

Pero esto no deja al margen el impacto de la pandemia en la región, donde el PBI caerá tanto en la Argentina como en Brasil, el mercado más observado porque allí se exportan la mayoría de los autos fabricados a nivel local.

Por eso expresó: "El impacto en la economía argentina de la pandemia es más grave que en otros lugares por la situación del país y la pobreza. Desde ese punto de vista, y desde la salud, la situación de cuarentena es acertada, pero desde lo económico tiene aristas que nos complican", agregó el directivo.

Esta realidad ya se preveía sin tener en cuenta las nuevas limitaciones a las negociaciones en bloque.

Fiat pondrá en marcha la fábrica de Córdoba el 11 de mayo.
Fiat pondrá en marcha la fábrica de Córdoba el 11 de mayo.

En términos de producción, la automotriz que fabrica en Córdoba el Cronos se pondrá en marcha el 11 de mayo, con tres días en la semana. La retomará la última semana del mes, y en junio trabajarán normalmente.

En otras automotrices como PSA y Chevrolet también reiniciarán en mayo la producción. En ambos casos, hay inversiones que se están desembolsando, en el caso de la planta de El Palomar ya casi listas, con fecha de lanzamiento para el Peugeot 208.

El Peugeot 208 que se fabricará en el país.
El Peugeot 208 que se fabricará en el país postergó su lanzamiento.

"En el corto plazo, lo que vemos es una parálisis total de los ingresos financieros debido a la falta de actividad comercial y logística, particularmente en lo que respecto a los autos 0km. Cuando la pandemia se haya controlado vamos a retomar el ritmo de nuestros proyectos, de modo que confiamos en nuestra fortaleza en el mediano plazo", dijo a iProfesional Gabriel Cordó Miranda, CEO de Peugeot-Citroën-DS.

En Chevrolet, en la planta de Alvear, provincia de Santa Fe, el lanzamiento del nuevo modelo sería en 2021.

Otra marca que retomará la producción es Volkswagen. En Pacheco, están trabajando intensamente para el lanzamiento de un nuevo modelo, Tarek, mientras que en Córdoba, quieren volver a poner en marcha la planta de cajas de cambio, la cual fabrica casi en totalidad para exportar.

Scania, en Tucumán, reabre las puertas el lunes, con el protocolo de sanidad dictado por el Gobierno y manteniendo el distanciamiento social. Inicialmente, trabajará una dotación de personal reducida, con sistemas de turnos que simplifiquen el ingreso y egreso del personal.

Scania vuelve a producir en Tucumán el 27 de abril.
Scania vuelve a producir en Tucumán el 27 de abril.

En la planta trabajan 500 personas que fabrican cajas de transmisión enviadas a Brasil y Europa.

Si bien todas las empresas quieren volver al ruedo, las expectativas para el año no son buenas. En FCA, tal como explicaron, las previsiones de producción cayeron de 45.000 unidades al año a 30.000.

En términos de ventas, las expectativas de las empresas es llegar a un máximo de 250.000 como número más alentador.

Por otro lado, 2020 sería un año clave para buscar nuevos mercados. Así lo estaban haciendo marcas como Toyota, que busca constantemente nuevos países para exportar, y Nissan, que tiene en la región la fábrica en México, a quien deben ganarle en competitividad.

Ahora, a las limitaciones por la pandemia, cada marca tendrá que hacerlo de forma individual, teniendo en cuenta que, para el Gobierno, no es primordial trabajar en la búsqueda de nuevos mercados en este contexto de crisis local que se está viviendo.

Argentina en reposo

El malestar no es solo para las automotrices. La decisión comunicada por el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, implica una mirada cerrada del país, nada más lejano que lo que venía haciendo el anterior gobierno de Mauricio Macri.

Pero Neme justificó la decisión diciendo que "en las condiciones en que está la Argentina, esas negociaciones nos conducían a la pérdida de puestos de trabajo". Se refirió puntualmente a los pactos con Corea del Sur, Canadá, India, Singapur y Líbano. Luego agregó: "Las negociaciones también nos afectaban mercados y no nos resolvían ni abrían mercados a nuestros productos".

Sin nuevos mercados para exportar, solo queda fortalecer las ventas internas.
Sin nuevos mercados para exportar, solo queda fortalecer las ventas internas.

No obstante, Neme aclaró a Télam que si bien la Argentina se retiró de esas tratativas comerciales en curso con otros países, sus socios del Mercosur podrán continuarlas. "Una vez que terminen esos procesos, evaluaremos qué es conveniente para nosotros", dijo.

"Lo cierto es que para el gobierno de Alberto Fernández, esas iniciativas, tal como avanzaban, no contribuían a la reconstrucción del sistema productivo nacional", agregó."Frente a la Argentina que heredamos del ex presidente Mauricio Macri, hoy mucho más complicada con la pandemia aquí y en el mundo, nosotros no podemos seguir jugando casi frívolamente a acuerdos de libre comercio", explicó.

Desde la oposición mostraron su descontent. Juntos por el Cambio salió a defender la decisión de los gobiernos de Brasil, Uruguay y Paraguay de avanzar en tratados de libre comercio con Corea del Sur y otros países, y rechazó la decisión del gobierno argentino de retirarse de esas iniciativas porque afectaban la producción nacional."Para salir de la crisis se necesitan más mercados, no menos", indicó la alianza liderada por el ex presidente Mauricio Macri. "La excusa dada de la pandemia no puede frenar negociaciones de largo plazo. La negociación por la deuda y sus dificultades tienen el efecto contrario. Argentina abriendo nuevos mercados ayuda, no entorpece la negociación", expresaron.

 

Autos en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído