iProfesional

Presión por los sueldos: más gremios exigen subas del 35% y se tensan paritarias clave

Se trata de tres sectores que representan nada menos que a 2 millones de trabajadores y marcarán el sendero para el resto de las actividades
Por Juan Manuel Barca
19/03/2021 - 17,15hs
Presión por los sueldos: más gremios exigen subas del 35% y se tensan paritarias clave

El pedido de hasta un 35% de aumento salarial sumó tensión en las principales paritarias del sector privado, en donde se definirá en los próximos días la suerte de 2 millones de trabajadores y se fijará el sendero para el resto de las actividades.

Todo esto en medio de un escenario de incertidumbre marcado por un endurecimiento de los controles oficiales para contener las presiones inflacionarias en un año que los privados esperan una inflación superior al 40%.

Por estas horas, los gremios de comercio, la industria metalúrgica y la salud privada buscan recuperar hasta 16 puntos por el retraso salarial del año pasado, confiados en que su demanda está en línea con la premisa del Ministerio de Economía de compensar la pérdida sufrida en 2020 y negociar "tres o cuatro puntos" por encima de la pauta del 29% para este año.

Pero los empresarios se preparan para una negociación dura frente al temor de un nuevo cierre de la economía en vísperas de la segunda ola de Covid.

Con 1,2 millones de empleados, el líder del sindicato mercantil, Armando Cavalieri, ya le encargó a sus contadores los números para iniciar las negociaciones con la Cámara de Comercio (CAC).

De allí se desprende la demanda de un 35% de aumento, una cifra que permitiría recuperar 5,5 puntos tras obtener un aumento del 33% para la escala más baja en 2020 y sumar un 29% en 2021. "Si no pasamos ese número, vamos a estar por debajo de la línea de pobreza", advirtieron cerca de Cavalieri.

Armando Cavalieri busca un 35% de aumento para evitar que los salarios de comercio queden por debajo de la línea de pobreza.

El salario inicial en comercio fue de $56.615 de bolsillo en marzo, un monto inferior a la canasta de pobreza de febrero, de $58.000. Los empresarios reconocen que el pedido es "razonable" después de cerrar un acuerdo sin contemplar cinco meses del calendario y por debajo de una inflación estimada en 40% entre abril del año pasado y marzo del 2021. Pero afirman que la situación es delicada por el cierre de 22.000 comercios y las eventuales restricciones.

"Es la peor paritaria a la que me voy a enfrentar", auguran en la CAC.

Más presiones por paritarias

En la industria, el titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, oficializó este jueves la solicitud de un 35% en el Ministerio de Trabajo, en donde las cámaras de la actividad pidieron un cuarto intermedio hasta el 29 de marzo ante la falta de acuerdo.

El gremio apuesta a un incremento general en dos tramos, del 20% en abril y 15% en julio, y una suba del 40% para el salario mínimo. Si bien en 2020 se acordó un 39,6% de aumento, la paritaria excluyó cinco meses y se trataron de sumas fijas, por lo que la suba fue inferior para las escalas medias y altas en una actividad con 200.000 trabajadores.

Héctor Daer quiere recuperar 16 puntos y ya advirtió que el lunes iniciará medidas si no hay acuerdo.

Con todo, el sector más complicado es el de la salud privada. Allí, el gremio de Sanidad, liderado en capital por Héctor Daer, busca un ajuste del 16% después de obtener un 22% de aumento en 2020 y se preparan para iniciar un conflicto de no arribar a un acuerdo el próximo lunes.

Frente al "retraso" en los valores de las prestaciones y aumentos de costos alegados por los empresarios, la organización advirtió este viernes que no tolerará más "dilaciones" y responsabilizó a las cámaras por la erosión de los salarios. "Si no hay acuerdo el lunes, empezamos medidas de fuerza", confirmaron cerca de Daer, el también titular de la CGT.

Lo que se discute es la revisión de las escalas salariales correspondientes al año pasado en los convenios que comprenden a los unos 400.000 trabajadores de clínicas, sanatorios, hospitales, institutos de diagnóstico, laboratorio de análisis clínicos, servicios de emergencias, institutos psiquiátricos e institutos geriátricos. "No vamos a resignar el poder de compra de nuestros salarios. Reclamos lo que nos corresponde y el tiempo de respuesta se encuentra agotado", dijo este viernes en un comunicado el sindicato liderado a nivel nacional por Carlos West Ocampo.

Por otra parte, la cartera laboral recibirá este viernes a los químicos y la semana próxima será el turno de los ferroviarios, un sector que también busca compensar la inflación. Hasta ahora, ya cerraron acuerdos bancarios (29%), docentes (34,5%), Luz y Fuerza (29,5%), porteros (32%) y Aysa (32%). Los convenios contemplan subas en hasta cinco tramos, sumas fijas y cláusulas de revisión para llegar a octubre en un clima de paz social, un objetivo cuyo éxito dependerá de que el Ejecutivo logre moderar la inflación y mantener controlado el dólar.