Dólar ahorro: ¿por qué la venta continúa en picada?

Dólar ahorro: ¿por qué la venta continúa en picada?
Volvió a darse un escenario en el que los ahorristas no llegaron a adquirir el tope máximo de u$s200 permitido de manera mensual
Por iProfesional
29.05.2021 19.27hs Economía

La venta de dólar ahorro continúa en caída libre ante del cepo cambiario y la crisis económica, ya que sólo en abril unas 307.000 personas compraron billetes, es decir, unos 56.000 menos que el mes previo, según datos oficiales.

De acuerdo con cifras dadas a conocer por el Banco Central, las "personas humanas" compraron para atesoramiento unos u$s46 millones, lo cual representó una merma de u$s13 millones frente a marzo.

Según el Central, las "personas humanas" compraron para atesoramiento u$s13 millones menos que en marzo.

El reporte de Evolución del Mercado de Cambios y Balance Cambiario de la autoridad monetaria precisó en cuanto a la cantidad de operadores, que unos 307.000 individuos compraron billetes. Ello significó una disminución de 56.000 personas frente al registro del mes anterior.

A su vez, unos 40.000 individuos vendieron, lo que resultó compras y ventas per cápita de u$s183 y u$s250, respectivamente.

Los ahorrista no llegan

Nuevamente se dio un escenario en el que los ahorristas no llegan a adquirir el tope máximo permitido de manera mensual, ubicado actualmente en los u$s200.

Si se toman en cuenta los gastos efectuados con tarjetas de crédito, se compraron de forma neta u$s152 millones, un 25% menos que el mes anterior en el marco de continuidad de la pandemia.

La merma sostenida en la cantidad de operaciones se da desde que el año pasado se anunció el endurecimiento del cepo cambiario.

En agosto de 2020, el mes previo a la puesta en marcha de esas medidas, se había llegado a vender en neto unos u$s920 millones, una cifra que bajó a u$s803 millones en septiembre, cuando entró en vigencia de manera parcial el nuevo esquema cambiario.

Como la medida se anunció el 15 de septiembre, el impacto directo en el mercado se vio en octubre, cuando la cantidad de dólares vendidos disminuyó a u$s339 millones.

En abril las reservas internacionales aumentaron u$s669 millones

Luego, la tendencia a la baja fue más fuerte con el correr del tiempo, dado que en noviembre se vendieron sólo u$s320 millones para llegar en diciembre a u$s311 entre atesoramiento y consumo con tarjetas.

En diciembre de 2019 se había llegado a un récord, ya que unos 2.600.000 individuos habían adquirido dólares a través del mercado de cambios.

En ese entonces, el organismo precisó que las "personas humanas" demandaron moneda extranjera para atesoramiento por u$s330 millones, mientras que para gastos efectuados con tarjetas por consumos en el exterior, el monto fue de u$s388 millones.

En tanto, el Banco Central también informó que en abril las reservas internacionales aumentaron u$s669 millones, con lo que finalizó el mes en un nivel de u$s40.263 millones.

"Esto fue explicado principalmente por compras netas a través del mercado de cambios por u$s1.445 millones, que fueron compensadas por los movimientos de las cuentas en moneda extranjera de las entidades en el BCRA", argumentó el organismo.

A qué precio puede llegar el dólar

Los pronósticos de los economistas respecto al precio que tendrá el dólar en diciembre, luego de las elecciones, se mantienen en niveles que pueden ser preocupantes.

Si bien en todo el corriente año la suba de la cotización del billete oficial mayorista acumula 12%, debido a que es utilizado por el Gobierno como un "ancla antiinflacionaria", el incremento consistente del resto de los precios de la economía está presionando a la referencia cambiaria al alza, ya que prácticamente duplica ese porcentaje.

Es decir, con una devaluación más lenta, que en todo abril fue de 1,7% y en lo transcurrido de mayo suma 0,8%, mientras que la inflación en los últimos meses superó el 4% mensual, empieza a sobrevolar de nuevo en la City el fantasma del atraso cambiario.

Lo concreto es que el panorama que se plantea para el precio del dólar mayorista es incierto, al menos para después de las elecciones, debido a que existen distintos factores que desequilibran las finanzas estatales, como la falta de ingreso genuino de divisas, una actividad económica deprimida y un déficit fiscal elevado.

El factor que tranquiliza las aguas en el oficialismo, es que el profundo cepo cambiario pone diversos frenos a la posibilidad que pueda haber un salto en el precio de la cotización oficial, debido a que los minoristas que tienen ingresos respaldatorios para acceder a la plaza legal, tienen un tope mensual de compra de u$s200.

Asimismo, las restricciones a las importaciones y a las ventas de billetes a empresas controla también la cotización desde el segmento mayorista.

Por ende, el precio del dólar mayorista es deslizado lentamente, al ritmo marcado por las autoridades, que tienen la mira electoral en la cabeza.

Toda esta situación se refleja en los pronósticos más pesimistas que provienen de los economistas de consultoras y bancos extranjeros, difundidos en los últimos días por FocusEconomics, donde proyectan que la divisa mayorista puede llegar hasta los $132 a fines de diciembre.

Por ende, si llegase a trepar el dólar interbancario hasta esta cotización prevista, la devaluación que sufriría el peso para todo el 2021 sería de un máximo de 56,9%.

Un porcentaje que superaría por varios puntos porcentuales al consenso previsto por los expertos para la inflación de todo el año, que es del 47,3%.

En resumen, si se llegase a plasmar a la realidad este salto más pesimista proyectado para el billete mayorista, este aumento superaría por lejos la depreciación que hubo en todo 2020, que fue de 40,15%.

Los pronósticos más alarmistas de los economistas aguardan un dólar mayorista de hasta $132 para fin de año.
Los pronósticos más alarmistas de los economistas aguardan un dólar mayorista de hasta $132 para fin de año.

Pronósticos más altos

Los pronósticos más pesimistas efectuados por los economistas de bancos y consultoras nacionales y extranjeras, en el reciente informe de Focus Economics, estiman un dólar de hasta $132 para fines de diciembre.

Las mismas corresponden al banco de inversión UBS, con una cifra que representa 3 pesos menos al máximo proyectado por los expertos el mes pasado ($135).

Luego se ubica el HSBC, con un estimado de $130 para fin de año, y más atrás, S&P Global y Barclays Capital, con $125 en ambos casos.

Después, se encuentra un grupo de 9 analistas, en su mayoría internacionales, con proyecciones de tipo de cambio mayorista a diciembre, que igualan o supera el valor de $120.

Es decir, se convalida una devaluación de base de 42,6% en adelante.

"El peso argentino continuará depreciándose, debido a la inflación elevada y a la frágil economía", resumen desde FocusEconomics para los próximos meses.

Como dato a tener en cuenta y que sobresale en este informe, tal cual sucedió en el relevamiento anterior, las estimaciones más elevadas corresponden a consultoras y bancos del extranjero.

El motivo que responde a esto, según economistas argentinos consultados por iProfesional, es que se conoce a nivel doméstico que el Gobierno puede controlar al dólar utilizando algunos recursos que se consideran como "poco convencionales" para el mercado, como venta de bonos y cerrar más el cepo. Hechos que no están contemplados por los economistas del exterior.

Una cifra que se puede considerar es la que arroja las negociaciones en el mercado de futuros y opciones del Matba-Rofex, donde los inversores están pagando un precio de $118,1 para fin de diciembre, un peso más que el consenso general del FocusEconomics ($117,16) de mayo.

El precio del dólar mayorista puede pegar un salto luego de las elecciones, según economistas.
El precio del dólar mayorista puede mantenerse estable hasta noviembre, para pegar un salto luego de las elecciones, según economistas.

Economistas miran al dólar

A la hora de analizar las proyecciones de los economistas argentinos que participaron en la encuesta mundial, y que fueron consultados por iProfesional, surgen diversas cuestiones de fondo que debe resolver el Gobierno.

Para el economista Federico Furiase, director la consultora Eco Go, que en el informe figura una de las estimaciones domésticas más elevadas con $120,23 para fin de año, y luego recalculó sus pronósticos a $117 para dicha fecha, existen aspectos a tener en cuenta.

"Proyectamos que el dólar va a seguir moviéndose a un ritmo de 1% mensual hasta, inclusive, las elecciones de noviembre. Después de ahí vemos una corrección cambiaria, para recuperar el colchón de tipo de cambio real perdido frente a la inflación, que corrió muy por arriba", considera a este medio.

En tanto, Juan Luis Bour, economista jefe de FIEL, que proyecta $115,68 a fin de año, sostiene que "no hay nada nuevo a lo que viene ocurriendo, sólo ajustamos un poco menos el incremento para fin de año por la reciente menor depreciación del oficial".

Y completa su idea a iProfesional: "La estrategia del Banco Central es apreciar ahora el tipo de cambio, pero eso lo obligará a corregir su precio en cuanto pasen las elecciones. No tienen margen para hacer otra cosa, de hecho la balanza comercial terminará apenas arriba de 2020, con estos precios".

Por su parte, Matias Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, consultora que estima un dólar mayorista de $112,55 para diciembre, argumenta que esta cifra puede lucir artificial.

A su entender, en primer lugar, el mercado oficial "está muy regulado, entonces más allá que el precio debería decidirse por la oferta y demanda, en realidad es el Banco Central el que controla y decide todo".

"En ese marco, y hasta las elecciones, no vemos un movimiento fuerte en el precio del tipo de cambio oficial", sostiene Rajnerman a iProfesional.

Aunque destaca que, más allá que el precio del dólar esté controlado por el ente regulador, distinto es el tema de las cantidades disponibles.

"Ahí si se pone más pesada la situación porque desde el oficialismo se pueden restringir las importaciones, tal como se hizo en el primer trimestre, pero no impactaría en precio, y sí en un mayor cepo", detalla este economista.

En segundo lugar, considera que cambiará el panorama después de las elecciones, porque el Gobierno deberá pagarle al FMI y al Club de París.

"En ese marco, es probable que haya una corrección al alza del dólar oficial, porque no va a haber reservas suficientes para bancar todas estas necesidades. Así que esperamos que el tipo de cambio pueda llegar a $100 a las elecciones, y luego de ellas pegar un salto en diciembre", resume Rajnerman.

Y concluye: "El tema de la regulación oficial de las cantidades que comercializa es importante, porque la cotización del dólar oficial puede no ser un ancla tan efectiva para controlar a la inflación".

Además de estos aspectos, se sumarán otros temas como la emisión monetaria que efectúe el Banco Central, y también las expectativas de los argentinos respecto al futuro del país y la economía, para citar algunos.

Un dato no menor son los vencimientos importantes que tiene que cubrir el Gobierno en noviembre que viene, de bonos dólar linked.

"Esto puede impactar positivamente en controlar al dólar oficial hasta entonces, debido a que no le conviene a las autoridades devaluar antes de esa fecha", finaliza Rajnerman a iProfesional.-

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído