iProfesional

A contrarreloj, Massa busca dos apoyos decisivos para evitar una crisis peor y ser candidato

Con pocos dólares en las reservas y el final del "dólar agro" se acercan las definiciones. Qué se sabe de las negociaciones con el Fondo
Por Claudio Zlotnik
23/05/2023 - 07:00hs
A contrarreloj, Massa busca dos apoyos decisivos para evitar una crisis peor y ser candidato

Sergio Massa dio un giro en sus presentaciones públicas: de mostrarse como un súper ministro que hablaba de economía exclusivamente, ahora se reparte entre los anuncios y las definiciones políticas. Parece un candidato en campaña aunque no lo sea. Todavía.

El titular del Palacio de Hacienda quiere ser el único candidato por el oficialismo. No lo disimula, a pesar de que aún no lo haya expresado con todas las letras.

Para confirmarlo, Massa necesita urgente dos respaldos clave, que por ahora se demoran. Uno es el de Cristina Kirchner, la "dueña" de la mayoría de los votos del Frente de Todos. Sin la vicepresidenta en la cancha electoral, el jefe de Economía precisa su bendición para erigirse en el candidato de consenso del peronismo.

Si Cristina lo apuntala abiertamente, los demás aspirantes a la competencia -sobre todo Daniel Scioli- no tendrían otro camino que bajarse.

El otro respaldo que Massa sigue esperando es el del Fondo Monetario. El staff del FMI se resiste a darle luz verde al adelantamiento de los desembolsos previstos recién para el segundo semestre. Los técnicos argumentan que la Argentina está incumpliendo con las metas, y que incluso está usando dólares de las escasas reservas para defender un determinado tipo de cambio.

Según pudo saber iProfesional, desde el FMI sugieren que la única salida es política, a través de un respaldo contundente de los Estados Unidos. Una postura que trascendió hace algunas semanas, con un cable de la agencia Bloomberg, pero que nunca se oficializó.

Cristina Kirchner y el FMI son dos apoyos que Massa necesita si quiere ser candidato.
Cristina Kirchner y el FMI son dos apoyos que Massa necesita si quiere ser candidato a presidente en octubre.

El único hecho concreto es que el anuncio del Fondo se demora, algo que está en línea con la visión técnica del staff del organismo.

Entre crisis y candidaturas, el tiempo se acaba para Massa

Massa pudo controlar el mercado cambiario, sin necesidad de un evento disruptivo, gracias a que el "dólar soja 3" empezó a funcionar y el Banco Central compra dólares. En cuentagotas, pero compra. Ayer fueron apenas u$s31 millones.

La gran pregunta es qué sucederá una vez que termine mayo, que es el final de la última versión del "dólar soja". La debilidad del programa es una muestra impactante de la brutal sequía que asoló al país. Así y todo, esta versión del dólar diferencial mostrará liquidaciones cercanas a los u$s4.000 millones.

El inconveniente es que el BCRA pudo comprar una pequeña parte de todas esas ventas. Con una brecha arriba del 100%, al Banco Central se le hace cuesta arriba retener los dólares que le liquidan.

El drama es que los tiempos se acortan. A partir de junio caen vencimientos fuertes con el FMI, y aun en el mejor de los casos que el organismo acepte una reprogramación, lo cierto es que no hay dólares en las reservas para sostener la economía. Al menos así como está funcionando hasta ahora.

Dólar y precios, juntos a la par

La incertidumbre manda e impacta sobre los diferentes mercados. Sobre el mercado cambiario y también sobre los demás precios de la economía, sobre todo en los alimentos, el rubro más sensible de todos.

Presionado por la iA Massa le queda poco
Presionado por la inflación, a Massa le queda poco tiempo para acumular reservas y lograr el visto bueno del Fondo.

La cotización del dólar se mantiene en un equilibrio muy frágil. Desde el propio equipo económico temen un nuevo sacudón en caso de que los apoyos a Massa no se concreten en las próximas semanas.

Hoy por hoy, el único financiamiento extra que puede contabilizar el ministro se cuentan en yuanes. Se trata del swap de monedas ya activado -por u$s5.000 millones- y que en los hechos está sirviendo para pagar importaciones desde China con su propia moneda.

A fin de mes, Massa viajará a Beijing para ampliar ese acuerdo. La idea es conseguir otra activación por el equivalente a u$s5.000 millones adicionales.

Sin embargo, desde el propio equipo oficial admiten que esto no es suficiente para dar más tranquilidad a los agentes económicos. Que el golpe por la sequía luce irremontable.

En este contexto, los precios se aceleran. Razones, está visto, no faltan.

Desde el propio gabinete mencionan que la inflación de mayo sería peor que la de abril, que fue del 8,4%, y que a su vez fue peor que la de marzo.

La pregunta que se hacen todos, incluso Cristina Kirchner,
La pregunta que se hacen todos es cómo un ministro de Economía puede ser candidato con una inflación del 8,4% mensual.

¿Cómo hacer para que un ministro de Economía, bajo estas condiciones tenga chances de triunfar en las próximas elecciones presidenciales? Es la pregunta que inclusive Cristina Kirchner intenta responderse desde hace largas semanas.

Mientras tanto, las principales consultoras revisan, semana tras semana, sus pronósticos de inflación para lo que queda del año. Incluso cuando, como quedó demostrado, todavía quedan más deudas por revelar que certezas para dar.

Para Eco Go, la consultora que dirige la economista Marina Dal Poggetto, el IPC se ubicaría este año en el 163%. Apenas un escalón por detrás -en el 162% para este 2023- se ubica Quantum, la consultora liderada por Daniel Marx.

Empiria Consultores, de Hernán Lacunza, referente económico de Horario Rodríguez Larreta, estimó una inflación del 144%. Y Analytica, de Ricardo Delgado, en el 132%.