El dólar que inversores pactan en el mercado de futuros pega un salto y crecen las dudas sobre el plan de Milei

El ámbito cambiario muestra la fragilidad de un Gobierno que busca dar un salto de confianza. Los nuevos valores que pacta el mercado
18/01/2024 - 11:00hs
El mercado busca aceleradamente todos los instrumentos para cubrirse de un salto del dólar

El dólar que pactan inversores para el primer semestre extendió la marcha alcista, evidenciando que el mercado, antes de darle un guiño a la gestión Milei, espera ver en funcionamiento la Ley Ómnibus, una acumulación de reservas suculenta en el Central y, lentamente, señales de una suavización en la escalada de precios.

El lunes fue un día tranquilo en el ámbito cambiario, debido al feriado en Estados Unidos por la conmemoración de Martin Luther King, pero el martes el CCL Senebi se desató reaccionando fuertemente al alza al cerrar en $1.205 (+5,9%). 

La búsqueda de cobertura del tipo de cambio, también, quedó sumamente expuesta, tras cinco sesiones consecutivas a la baja, en las pizarras virtuales de Matba Rofex donde los inversores pueden acceder a un contrato de dólar futuro que les otorga el derecho de comprar o vender dólar a una cotización del oficial establecida. En concreto,  las mayores subas acumuladas entre martes y miércoles se registraron para la posición junio, con un alza de 4,6%, hasta los $1.330; mientras que la posición julio concluyó en $1.450 (+4,8%).

Esta euforia dolarizadora también se notó ampliamente en los mercados financieros, particularmente en los bonos Dollar Linked- aquellos que ajustan por tipo de cambio oficial- con un crecimiento de casi el 3% para el de plazo a septiembre (T2V4), y un 1,7% para el que tiene vencimiento en abril (TV24). Los títulos duales – indexan por inflación o dólar oficial- también irrumpieron al alza abismalmente, como el que finaliza en agosto que trepó un 3,8% hasta los $955.

¿Qué hay detrás de esta corriente dolarizadora?

Algunos cabos sueltos en el plan económico del Ministro de Economía, Luis Caputo, despertaron esta volatilidad tan pronunciada en los mercados. Al respecto, Aldo Abraham Director Ejecutivo de la Fundación Libertad y Progreso da cuenta a iProfesional que en estos momentos el peso está perdiendo valor de manera celerada, cosa que había dejado de suceder en las semanas previas a la asunción de Javier Millei y en las posteriores porque uno de los factores que hace a la suba: es la abundancia de pesos.

La curva de dólar futuro tiene grandes incrementos acompañando a la agitación en los tipos de cambio paralelos

"La pérdida de valor de la moneda local, por un lado, se debe a la continuidad de emisión que realiza el Central para financiar al Tesoro, aspecto que según el Gobierno iba a dejar de suceder, lo cual es contradictorio y genera desconfianza en los mercados ya que al producir más pesos de lo que la gente quiere, claramente el valor de eso va a tender a caer. De este modo, se deteriora el poder adquisitivo, porque los precios una vez que suben no suelen bajar", amplía.

Además, la búsqueda por cobertura tiene por detrás el componente de incertidumbre de cómo se acomodará la economía en los siguientes meses. Sobre este aspecto, el representante de la Fundación Libertad y Progreso comenta que cuantas más dudas haya sobre el cambio de rumbo que va a tener la Argentina, lamentablemente menor va a ser la demanda de pesos; que incrementaría la fuga de capitales y una consecuente disparada de los dólares paralelos y papeles ajustados por divisa estadounidense.

El mercado duda del ritmo de suba del dólar oficial

La presunción del mercado es sumamente clara y se alinea con un hecho que podría darse próximamente: una nueva devaluación.

Esto viene a consecuencia de que el oficial, quedaría retrasado en el corto plazo en comparación con la avalancha de precios de la economía, y el 2% de crawling peg- microdevaluaciones diarias - pautado por la autoridad monetaria no resulta sostenible dentro de algunos meses.

Sin embargo, Alexis Annaratone, trader de LDT Brokers, da cuenta a iProfesional que en una economía sin cepo, hecho que ocurriría posteriormente al nuevo ajuste del dólar A3500 -como técnicamente se lo denomina al oficial- la unificación cambiaria haría que los bonos Dollar Linked o duales vayan hacia alcanzar la cotización que tengan en ese momento los paralelos. Y al tener gran margen desde los $900 en que cotizan actualmente hasta por lo menos los $1.200, valor que proyectan en Rofex para el oficial antes de la cosecha gruesa, los especuladores se adelantan adquiriendo estos títulos.

Se esperan certezas políticas para obtener una calma duradera en los mercados cambiarios

Por esta razón, no paran de crecer en un contexto cambiario fluctuante, que mide al nuevo presidente en su capacidad de negociación política para desregular la economía, mientras eso no suceda no llegaría el alivio de fondos frescos desde el FMI, ni tampoco, descendería la búsqueda de refugio en la divisa estadounidense, da cuenta el analista.

El Bopreal no alcanzó para calmar los ánimos

La llegada del Bopreal apuntaba a calmar los ánimos de importadores que hacía meses esperaban dólares para poder llevar a cabo sus actividades productivas. La falta de información en este instrumento financiero debilitó la primera y segunda presentación del mismo, en tanto que la tercera mejoró su performance, alcanzando una adhesión de casi u$s1.200 millones, aunque lo curioso es preguntarse a qué se debe la persistente suba en la demanda de los contratos de dólar futuro.

En este sentido, Yanina Lojo Titular de la Consultora Lojo sostiene a iProfesional que en el caso de los importadores, la búsqueda de cobertura responde a las operaciones nuevas y no a las antiguas.

"Para aquellas operaciones con ingreso aduanero posterior al 13 de diciembre el esquema de pagos que estableció la Comunicación A 7917 es diferido. El plazo para acceder y pagar el FOB- valor de la mercancía puesta a bordo de un transporte marítimo, a pesar de que puede haber casos (muy pocos) donde se puede pagar contra registro, pero en la mayoría hay que esperar un plazo hasta poder acceder al mercado", detalla.

Este tiempo de espera, podría ser, según da cuenta la especialista, de hasta 180 días – por ejemplo, automóviles -, mientras que la mayoría de los productos van a un plan de cuatro cuotas (Ahora 4). En este caso, se paga cada treinta días transcurridos desde la fecha de registro de ingreso aduanero un 25% de la operación. Por lo que se termina de cancelar la misma en 120 días.

En ese contexto, muchos importadores pueden buscar cubrirse ante la incertidumbre de cuánto puede valer el tipo de cambio oficial en este entonces, y esto acelera abruptamente la curva de contratos de dólar futuro.