Más artículos

Entre el "enigma Lavagna" y el dólar, fondos de inversión están más cautelosos con Argentina

Entre el "enigma Lavagna" y el dólar, fondos de inversión están más cautelosos con Argentina
En medio de las tensiones con el billete verde, una comitiva de ejecutivos estuvo en el país y se mostraron conformes con dureza del Central
Por Leandro Gabin
19.03.2019 11.00hs Finanzas

Llegaron en un vuelo relámpago para llevarse de primera mano qué estaba pasando con el dólar, cuáles son las chances reales de Mauricio Macri para repetir en 2019 o, en todo caso, como juega el "enigma Lavagna".

Estuvieron unos días en un viaje algo improvisado pero "necesario", según detalló uno de los gestores, dada la volátil economía local.

En concreto, se trató de una comitiva de fondos de inversión de Estados Unidos, que anduvo la semana pasada en Buenos Aires, donde se reunieron con funcionarios del Gobierno y del Banco Central, así como con analistas políticos. 

El objetivo principal del business trip que encararon los directivos de estos fondos era saber qué pasa en el mercado cambiario: el billete venía saltando a pesar de las súper tasas y cada vez que pasa eso se incrementan las pérdidas en la plaza de bonos soberanos (con suba del riesgo país y los seguros contra un default).

El alza del dólar en la Argentina les genera a los inversores la sensación de inestabilidad, que va más allá de algo meramente económico. Por ende, cuando hay cimbronazos, crece la preocupación de los hombres de Wall Street.

La respuesta del Banco Central ante el dilema sobre el tipo de cambio y la inflación fue redoblar el torniquete monetario. La noticia encontró a algunos emisarios de los fondos precisamente en el país. Y los tranquilizó.

"Cayó bien la visión más hawkish del Central. Eso calma un poco las cosas", comentaron a iProfesional desde uno de los bancos que trajo a estos financistas, en referencia a las políticas de tasas altas. 

Esto no quiere decir que los inversores vayan a tomar nuevas posiciones en activos argentinos. "Pero tampoco quieren vender", dicen en la entidad que armó el viaje de esta comitiva de ejecutivos.

Si bien creen que la ventana está lo suficientemente abierta como para hacer jugadas de "carry trade", o sea entrar dólares para posicionarse en activos en pesos y salir con una ganancias razonable (siempre y cuando el billete verde no salte), la fragilidad de la coyuntura local hace incierto ese escenario.

La mirada del mercado, por lo menos de los inversores, es que la política de tolerancia cero del BCRA era necesaria dado los números muy feos de inflación (enero y febrero).

Además, haberse comprometido a mantener el apretón monetario ayuda a controlar al dólar, la variable clave si Cambiemos quiere tener chances de continuar en el poder.

"La reacción del BCRA es claramente positiva. La reciente dinámica inflacionaria puso de manifiesto que era necesario un endurecimiento adicional de la política monetaria. Ellos (por el Central) solo tienen que enfocarse en el objetivo inflacionario. No cuentan ni con instrumentos ni con grados de libertad suficientes para tratar de enfocarse en otros objetivos", resumió a este medio Mauro Roca, un economista argentino que trabaja como managing director de TCW, una compañía que maneja fondos de inversión en Los Angeles.

"No hay algo que ponga más en riesgo la actividad económica que la elevada inestabilidad nominal caracterizada por alta inflación y alta volatilidad de precios claves para la toma de decisiones, como son el tipo de cambio y tasas de interés", explicó Roca, un ex Goldman Sachs.

En el contexto actual, dice que la reducción de esa inestabilidad nominal como resultado de una política monetaria más rígida, en definitiva, apoyará la reactivación económica. "Sin embargo, hay que tener en cuenta que es un proceso que toma tiempo, no se pueden esperar resultado inmediatos", agregó.

Igualmente, a pesar del apretón del Central, la inflación seguirá siendo un desafío muy importante para el Gobierno. En el mercado ya no hay esperanzas de que este año los precios vayan a "desinflarse" lo suficiente.

De hecho, desde Banco Itaú aumentaron el pronóstico del índice para este año al 35%, desde el 30% anterior.

Creen que la pulseada por los salarios en un año electoral hará que IPC sea indefectiblemente más elevado.

"La inercia a través de las próximas negociaciones salariales hace que la desinflación sea cada vez más desafiante", señaló la entidad en su reporte mensual.

Midiendo la incógnita Lavagna

Además del dólar y la inflación, los financistas están buscando novedades desde el plano político-electoral.

¿Juega Roberto Lavagna o no? Esa fue la pregunta que no pudieron responderle con seguridad a la comitiva de ejecutivos que estuvo en Buenos Aires la semana pasada.

Si bien se muestra como candidateable, Lavagna no dio el "sí" y eso todavía no lo puso de lleno en la discusión para los hombres de Wall Street.

"Lo conocen pero la verdad no se sabe qué plan tiene para el país. Ni con quien iría del peronismo federal. Faltan definiciones acerca de su candidatura y es por eso que todavía no está tanto en el radar de los inversores", explicó uno de los que participó de las reuniones con los emisario de los fondos.

Según dijo la fuente, para los inversores todavía Macri es el que tiene las más altas chances de ser reelecto este año. "Pero no la tiene fácil, va a llegar muy desgastado", aclaró. 

En el juego de las probabilidades, en Wall Street aún tienen a Cambiemos como el escenario base, algo que podría empezar a modificarse si continúa achicándose la distancia con CFK (si bien seguiría siendo favorito en una segunda vuelta) o si finalmente se lanza Lavagna.

"Una figura moderada de la oposición está emergiendo en la escena política", acotó el Itaú en su paper de la semana pasada.

En las últimas encuestas que tiene a mano Wall Street (de la consultora Elypsis) se evidenció un deterioro en la imagen presidencial: 

-La imagen positiva de Macri es de 25% a principios de marzo, 3 puntos porcentuales menos que la anterior medición. 

-Mientras que la de Cristina Kirchner es superior y está en torno al 35% (subió 1 punto)

-En ese escenario también trepó la del exministro de Economía de Néstor Kirchner: está en 30%, con una suba de 1 punto porcentual.

Si bien Itaú espera una recuperación económica con menor inflación y menores tasas de interés (para el 2020, no este año), ese pronóstico es asumiendo que el país mantiene la misma dirección de políticas económicas (fiscal particularmente).

"Sin embargo, los riesgos para este escenario siguen siendo altos, ya que hay incertidumbre sobre el resultado de la contienda presidencial", afirman.

"Las elecciones podrían desencadenar una mayor inestabilidad en los mercados financieros con consecuencias negativas para la actividad, la inflación y la popularidad del Gobierno actual. Y, en última instancia, para el apoyo público a las políticas económicas favorables al mercado y el acuerdo con el FMI", advirtió el gigante brasileño.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas