El dólar se recalienta, ¿cómo sigue?: estas son las 4 vías que tiene el Banco Central para bajar la tensión

Las cotizaciones libres del dólar continúan en alza y el Banco Central debe decidir entre varios senderos posibles para aliviar la tensión cambiaria
Por Melina Manfredi
20/08/2020 - 14,30hs
El dólar se recalienta, ¿cómo sigue?: estas son las 4 vías que tiene el Banco Central para bajar la tensión

La tensión cambiaria se mantiene a pesar del buen acuerdo por la reestructuración de la deuda. Los tipos de cambio libres volvieron a niveles previos al anuncio y las compras de dólar solidario no se detienen. 

Con las reservas están en estado crítico, economistas anticipan los 3 caminos que puede tomar el Banco Central (BCRA) para descomprimir la situación cambiaria.

1. Devaluar el dólar oficial y unificar el mercado

La sensación del mercado es que el dólar oficial, aún con el impuesto del 30%, está barato en comparación con los tipos de cambio libres, ya sea el blue o el que se consigue mediante la Bolsa. 

En ese marco, millones de ahorristas agotan su cupo de compra cada mes. Ese goteo de billetes es hoy una preocupación para el BCRA y el resto del Gobierno. Por eso, uno de los caminos posibles que señalan los economistas pasa por la actualización del tipo de cambio oficial.

"En principio, el camino natural debería ser deslizar el tipo de cambio. No de manera libre, pero darle un impulso para que se ubique en niveles más adecuados a la cantidad de pesos que hay en la economía y a las expectativas de devaluación", sostuvo Fernando Baer, analista de Quantum Finanzas. 

"De todos modos, eso solo no alcanza porque, si no se levantan al mismo tiempo algunas restricciones cambiarias actuales, la suba del oficial empujaría a las cotizaciones libres del dólar. Aunque es cierto que la brecha podría reducir su magnitud", agregó.

El Central se resiste a convalidar un salto en el dólar oficial para evitar que se replique en un aumento de precios
El Central se resiste a convalidar un salto en el dólar oficial para evitar que se replique en un aumento de precios

A su turno, Guido Lorenzo, director ejecutivo de LCG, señaló que se podrían liberar las trabas al dólar. "Una primera opción sería unificar el mercado de cambios, lo cual supone un riesgo alto debido a que puede desanclar las expectativas de precios. Sin embargo, quizás es un buen momento para hacerlo ya que el pasaje a precios en una economía que está cayendo más de 12 puntos es más lento", consideró.

Para Baer, el problema hoy no solamente pasa por los dólares que se van del sistema sino también por el bajo nivel de ingreso de divisas. En esa línea, consideró que moviendo el tipo de cambio nominal y relajando algunas regulaciones el BCRA podría llegar a un equilibrio frágil pero que baje la tensión

"Hoy la mayor fuente de fuga que tiene es el dólar ahorro, más allá de alguna cancelación de deuda. Los que quieran salir, van a seguir saliendo, aunque encarecer el tipo de cambio para ahorro atenuaría la salida. Por otro lado, necesitan traer dólares. Para eso hay que mejorar el tipo de cambio de los exportadores, aun con retenciones. Y esa suba también le pone un límite a las compras de dólar oficial por parte de los importadores", explicó el economista de Quantum. 

2. Agudizar el cepo

El segundo camino es acentuar las restricciones. Eso podría ir en el sentido de cortar totalmente el cupo mensual de compra de dólar ahorro o, incluso, afectar las operaciones comerciales con el exterior. 

"Sería intensificar los controles. Como dijo la vicejefa de gabinete, Cecilia Todesca, amigarse con el cepo y con las restricciones. Pero ese modelo encuentra límites porque ya se están perdiendo reservas y hay malos incentivos en el mercado cambiario, tanto en el comercial como en el financiero", apuntó Lorenzo.

Tras las declaraciones de Todesca -a las que se sumó el propio presidente Alberto Fernández- fuentes del Ministerio de Economía y el BCRA aseguraron que "no hay ninguna medida en estudio, por lo tanto, que vaya en la dirección de disminuir o impedir la compra de dólares ahorro".

Las fuentes oficiales aseguran que no habrá cambios en el esquema de dólar ahorro
Las fuentes oficiales aseguran que no habrá cambios en el esquema de dólar ahorro

Los últimos límites cambiarios estuvieron en el ámbito comercial y se impusieron en mayo, mediante la Comunicación "A" 7030, que restringió las importaciones. En junio, luego de que el BCRA recompusiera su nivel de reservas con compras en el mercado, la medida se flexibilizó

De acuerdo con datos de GMA Capital, el súper cepo a importadores tuvo un efecto positivo en la balanza cambiaria. Según un informe de la compañía, las restricciones "permitieron una significativa caída en los pagos por importaciones. Estos pasaron de moverse al 32% interanual en mayo, a caer un 2,7% en junio permitiendo una mejora mensual de u$s1.639 millones en el saldo comercial base caja". 

Con todo, el organismo que conduce Miguel Pesce se encargó de recalcar varias veces que nunca fue su intención afectar la producción, sino frenar ciertas maniobras especulativas

3. Desdoblamiento cambiario

Otra de las medidas que podría encarar el BCRA es el desdoblamiento cambiario. Así, haría una suerte de reconocimiento oficial de la brecha y los múltiples valores del dólar

"Una tercera vía sería desdoblar, por ejemplo, en un dólar libre financiero y uno comercial. Pero esta opción tendría que ser con una devaluación del oficial para mejorar la competitividad que el Estado le saca al sector privado por el ahogo de impuestos. Al mismo tiempo, el dólar libre financiero posiblemente bajaría haciendo que la brecha se achique por ambas vías", analizó Lorenzo. 

Y agregó: "Es una jugada no exenta de riesgos, pero está a mitad de camino entre pasar al mercado único y libre de cambios y seguir con los controles".

En el Banco Central creen que un desdoblamiento cambiario aumentaría las expectativas de devaluación
En el Banco Central creen que un desdoblamiento cambiario aumentaría las expectativas de devaluación

Por el contrario, Baer rechazó la posibilidad de desdoblar el tipo de cambio. "Los problemas serían los mismos. Siempre habrá gente que crea que la referencia del dólar financiero es el precio verdadero. La señal la da el tipo de cambio más alto. Tendría, sí, un efecto de corto plazo sobre empresas que hoy no pueden acceder al contado con liquidación por cuestiones regulatorias y a las que se les habilitaría ese mercado. Pero el efecto dura poco". 

En los pasillos de Reconquista 266, coinciden con la visión de Baer. Creen que desdoblar el mercado cambiario aumentaría las expectativas de devaluación y presionaría sobre el dólar comercial. 

4. Tocar la tasa, pero ya no alcanza

Hasta ahora, el BCRA no tomó ninguno de los 3 caminos propuestos de forma plena. En algunas ruedas se inclina por acelerar levemente la devaluación y, cuando nota alguna "distorsión" en el mercado, agrega restricciones puntuales a las operatorias. 

En cambio, el organismo recurrió varias veces a subir la tasa en pesos para desincentivar el ahorro en dólares. De acuerdo con las últimas medidas, los bancos están obligados a pagar 30% a los plazos fijos mayoristas y 33% a los minoristas. Así, sólo estos últimos le ganarían al ritmo de devaluación mensual que viene convalidando el BCRA.

Con ese telón de fondo, Portfolio Personal Inversiones (PPI) apuntó que, ante la tensión cambiaria creciente, la autoridad monetaria podría extender el piso de tasa de 33% a todos los depositantes. 

No obstante, PPI señaló que ese camino tiene "probada baja eficacia dado el exceso monetario" y sostuvo que eso implicaría aumentar todavía más el stock de Leliq como compensación al mayor costo de captación de los bancos. "En definitiva, aumentar la tasa de interés, significaría acelerar también los pasivos remunerados del BCRA", resaltó la firma.

El Central impulsó varias subas de la tasa en pesos con el fin de desalentar el ahorro en dólares
El Central impulsó varias subas de la tasa en pesos con el fin de desalentar el ahorro en dólares

Sobre ese punto, Baer afirmó: "Hoy lo que define la demanda de dólares es la brecha, no tanto la tasa de interés. Se puede suavizar en algo el apetito por billetes pero no es significativo el efecto que pueda tener la tasa". 

"Cuando hay restricciones en el mercado cambiario la tasa de interés se desvincula de la expectativa de depreciación", complementó Lorenzo.

"Entiendo que se quiera insistir en bajar la brecha subiendo la tasa pero creo que son mercados segmentados. Al que compra dólar Mep, contado con liquidación o blue, no hay tasa que lo compense. Y, por otro lado, le pondría un freno a la actividad y un costo en términos de emisión de déficit cuasifiscal", concluyó el director de LCG.