Más artículos

Hermanados por el canje pero no tanto: los nuevos bonos argentinos ya valen menos que los que emitió Ecuador

Hermanados por el canje pero no tanto: los nuevos bonos argentinos ya valen menos que los que emitió Ecuador
Ambos reestructuraron sus deudas recientemente pero la crisis cambiaria local hizo que se volviera un país más riesgoso. Por qué siguen en caída libre
Por iProfesional
18.09.2020 12.36hs Finanzas
Ambos terminaron de reestructurar sus deudas casi al mismo tiempo. También, se enfrentaron a los mismos acreedores como los gigantes de Wall Street de BlackRock, Alliance, Ashmore y otros. Y los dos tuvieron un nivel de aceptación de casi el 100% también utilizando las cláusulas de arrastre (CACs, en la jerga financiera). Pero la Argentina y Ecuador, dos historias recientes de países que lanzaron un canje de deuda porque no podían pagar sus bonos, se empezaron a separar. Ambos tiene nuevos bonos emitidos en el mercado global pero la crisis local, por la situación cambiaria y política, hizo que la deuda argentina rindiera más que la ecuatoriana. 
 
Ahora, observando la curva de rendimientos de los bonos locales y los del país de Lenin Moreno, la Argentina paga casi 300 puntos más. "Se amplió el spread de rendimientos con nuestro benchmark, Ecuador. Un caso testigo para poder comparar nuestra deuda es el de Ecuador, país que recientemente transitó una reestructuración similar a la nuestra, con apoyo del FMI y varios puntos de stress en común desde la macro e historias parecidas de incumplimientos soberanos", dice un experimentado operador de la City
 
Los bonos de Ecuador que vencen en 2030 rinden 300 puntos menos que los de Argentina
Los bonos de Ecuador que vencen en 2030 rinden 300 puntos menos que los de Argentina
 

Bonos, separados al nacer

 
Un spread "lógico" para ambos mercados podría ubicarse en 100 puntos. "Cuando arrancaron a negociar los bonos argentinos, ese diferencial operaba aproximadamente en esa zona, sin embargo se fue ampliando marcadamente desde el lado nuestro, mientras que los bonos ecuatorianos se mantuvieron en tasas promedio de 10%. Esta diferencia es hoy de 288 undades (2,88%) para los bonos argentinos por sobre los ecuatorianos", explica el mismo trader. 
 
El bono argentino que vence en 2030 tiene un rendimiento en torno al 13,5% mientras que el título de Ecuador para el mismo plazo paga 10,50%. El bono que vence en 2040 de Argentina paga 12,5% versus el 9,50% del mismo para el caso ecuatoriano. 
 
Ahora bien, cuál podría ser el driver de corto plazo para dar vuelta el pesimismo sobre los activos. Por un lado, el frente externo no se puede contemplar ya que opera en niveles altos en las Bolsas y bajos en términos de tasas de los bonos, y ya transitó el camino del menor a mayor. 
 
La crisis cambiaria y la falta de un plan económico sentencian a los nuevos títulos locales
La crisis cambiaria y la falta de un plan económico sentencian a los nuevos títulos locales
 

La apuesta electoral, en el horizonte

 
"No da la sensación en este clima enrarecido de encontrar un catalizador en el plano interno, con tensión en todos los frentes posibles. Algún avance en lasnegociaciones con el FMI que nos otorgue lineamientos para reordenar expectativas podría ser. Habrá que ver como medidas market-friendly puedan pasar el filtro de la política. ¿Algún rebote en la actividad o precios de los commodities en alza? No parecen ser lo suficientemente robustas", remarca el experto, que pide en anonimato para contar su view de mercado.
 
El único driver de peso está a años luz para los parámetros de deterioro actuales. "Hablamos de las elecciones de medio término, replicando lo ocurrido en 2013. Pero creemos que falta correr mucha agua bajo el puente aún como para considerarlo dentro de los factores a monitorear", deja picando el operador de mil batallas desde el otro lado del teléfono mientras monitorea los bonos y acciones desde sus pantallas. 
Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído