El plazo fijo común hoy es mal negocio: ¿volverá a ser una opción para proteger ahorros?

El plazo fijo común hoy es mal negocio: ¿volverá a ser una opción para proteger ahorros?
La tasa de un plazo fijo tradicional pierde contra el avance del dólar e inflación, algo que afecta a los ahorristas. A cuánto se solicita subir la renta
Por Mariano Jaimovich
17.03.2021 18.52hs Finanzas

Con un profundo cepo al dólar y una inflación elevada que no cede, los ahorristas están "atrapados" en la lógica de tener que volcarse a los plazos fijos en pesos, cuyas tasas de interés se ubican por debajo del avance de los precios y del tipo de cambio.

Por lo tanto, en el último tiempo el escape elegido fue pasar desde las colocaciones bancarias tradicionales a volcarse a los plazos fijos UVA, que ajustan por índice CER, pero que tienen la contra de requerir que los fondos queden encajados por un período mínimo de tres meses.

En definitiva, los economistas consultados por iProfesional consideran que esta situación no puede sostenerse en el tiempo y que el Gobierno deberá hacer algo con las tasas de interés en pesos para seducir al ahorrista.

Un "retoque" que podría producirse en pleno año electoral, con el fin de no alimentar al malhumor social antes de los sufragios.

Por lo tanto, surge la pregunta respecto a cuál sería la renta ideal en pesos para que un inversor se vea atraído nuevamente por un plazo fijo tradicional.

Los pesos pierden poder de compra frente a la inflación, y las tasas no llegan a cubrir esos incrementos.
Los pesos pierden poder de compra frente a la inflación, y las tasas de los plazos fijos tradicionales no llegan a cubrir esos incrementos.

El mundo, en sentido opuesto

Al respecto, la economista Emilia Calicibete de la consultora LCG, sostiene a este medio que existe una situación local que va en contramano a lo que ocurre en otras partes del planeta.

"No deja de sorprender el fenómeno de qué mientras el mundo reduce sus tasas y las lleva a valores cercanos a cero, en Argentina se busca que las tasas aumenten", afirma la analista.

Esto se debe a que la actividad a nivel global se contrajo como consecuencia de las medidas tomadas para paliar la pandemia por coronavirus.

Entonces, en los principales países referentes en materia económica, "las tasas negativas se mantienen, en la búsqueda de reactivar esa actividad, desincentivando al ahorro y aumentando la velocidad de circulación del dinero", detalla Calicibete.

Y agrega: "Uno pensaría que, con la creciente cantidad de circulante que se empieza a sentir en el mundo por la baja de tasas en las economías más poderosas, Argentina no tendría problemas a la hora de acceder a estos mercados para tomar deuda. Ahí es donde nos equivocamos".

Es que si bien existen más estímulos a nivel mundial a prestar capital en lugar de depositarlo en bancos, nuestro país no luce como el deudor ideal, sumado a que por la devaluación constante no se presenta un escenario óptimo como para salir a contraer deuda en el mercado internacional.

"Con un riesgo país a niveles altos, actualmente en 1.600 puntos básicos, son tiempos donde lo que sigue reinando en Argentina es la incertidumbre", resume Calicibete.

Ante la tendencia alcista de la inflación y la constante suba del precio del dólar, las tasas de interés en pesos necesitarán subir para proteger al ahorrista.
Ante la tendencia alcista de la inflación y la constante suba del precio del dólar, las tasas de interés en pesos quedaron atrasadas.

Tasa ideal frente al dólar

Es sabido que el Gobierno busca bajar la brecha entre el dólar blue con el oficial, y manifiesta controlar la inflación. Algo que, por el momento, no se está evidenciando y surge la pregunta si el oficialismo está dando pasos en la "dirección correcta".

"Sin subestimar la interconexión de todos los problemas macroeconómicos que parecen acechar al país en la actualidad, una salida que servirá para alivianar presiones tanto sobre el dólar como la inflación, podría ser aumentar la tasa de referencia para que los pesos de ahorristas se resguarden allí", concluye Calicibete a iProfesional.

A su entender, "no existe" una tasa que con absoluta certeza impulse a la sociedad a dejar de comprar dólares para volcarse a un plazo fijo.

Es que, "a menos que sea ridículamente alta, principalmente por el carácter bimonetario de la economía argentina donde, indudablemente, el referente siempre termina siendo el dólar. Sin embargo, sabemos que la tasa actual no es incentivo suficiente", grafica la economista de LCG.

En resumen, la tasa actual que se encuentra en valores cercanos al 37%, cifra que no da margen de ganancia, ni resguardo, a los argentinos.

"Y menos sabiendo que durante 2020 el valor del dólar oficial se incrementó en 40,5%, haciéndolo una herramienta más atractiva que un depósito a plazo", ejemplifica Calicibete.

Por lo tanto, considera que si se quiere tentar al ahorrista, "las tasas deberían ser mayores al aumento de valor del tipo de cambio. De no poder lograrse eso, por lo menos, las tasas deberían superar a la inflación para que el ahorrista no pierda poder adquisitivo al colocar dinero en un banco".

Teniendo en mente la aceleración inflacionaria que está teniendo lugar en el país, esta analista sostiene que el valor de las tasas "debería aumentar significativamente".

"Estimamos que la inflación se situará en torno al 50% en todo este año y, de acuerdo con el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) publicado por el Banco Central en febrero, se espera que el dólar incremente su valor en un 40,9% en 2021. Lo que quiere decir que lo óptimo sería tener tasas entre esos valores, para que sean rendidoras", resume Calicibete.

Las tasas de interés previstas por el mercado en el último REM para los próximos meses siguen siendo negativas.
Las tasas de interés previstas por el mercado, en el último REM, para los próximos meses siguen siendo negativas.

Sin embargo, si se observa el REM que realiza el BCRA entre distintos economistas, también las proyecciones del nivel de las tasas se sitúan en 36,1%. Dato que, nuevamente, se ubica por debajo del dólar e inflación.

"Entonces, para que colocar depósitos a plazo se vuelva una opción que pueda competir como resguardo de valor, la cifra que las tasas debería alcanzar tiene un sendero trazado por las expectativas de mercado, que no debe dejar de atenderse", se sincera Calicibete.

Además, opina que en asuntos de expectativas para los ahorristas como este, la credibilidad en la palabra del Gobierno y de los hacedores de política monetaria juega un rol muy importante.

"Si se decidieran por incrementar las tasas, no bastaría solo con informar planes a futuro, sino demostrar con acciones que ese es el camino que se piensa tomar para poder preservar el valor de la moneda en manos de los argentinos. Y, sobre todo, de quienes no tienen acceso al restringido mercado de divisas", finaliza Calicibete a iProfesional.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído