Clave para el dólar y los plazos fijos: cuánto subiría la tasa de interés el BCRA, según el mercado

En breve se conocerá la inflación de febrero y el acuerdo con el FMI avanza en el Congreso. En consecuencia, se espera una suba de tasas. Lo que vendrá
Por Pilar Wolffelt
09/03/2022 - 19,45hs
Clave para el dólar y los plazos fijos: cuánto subiría la tasa de interés el BCRA, según el mercado

El dato esperado de inflación para febrero promete estar a la altura (o, al menos, cerca) del de enero. El mercado habla de alrededor de un 4% para el segundo mes del año y esto, en el marco del proceso de aprobación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), empieza a hacer resonar la idea de una suba de tasas en breve con el fin de canalizar el ahorro en pesos y hacer más atractivo el plazo fijo tradicional.

Ya casi se da por descontado este siguiente paso por parte del Banco Central (BCRA), aunque las preguntas que quedan latentes son cuándo y cuánto se elevarán los tipos de interés. 

Recordemos que, tras conocerse el dato de inflación de enero (que fue del 3,9%), el BCRA dispuso una suba de casi 2 puntos de las tasas de rendimiento de los depósitos a plazo fijo, ajustó también la de las LELIQs y creó las NOTALIQs. 

Así, el nuevo piso se elevó a 41,5% anual para los plazos fijos a 30 días, lo que representa un rendimiento de 50,4% de tasa efectiva anual (TEA), mientras que, para el resto de los depositantes del sistema financiero la tasa mínima garantizada se estableció en 39,5% (con una TEA del 47,5%).

Y se trató de la segunda suba en lo que va de 2022, luego del aumento que se había dispuesto del 6 de enero pasado, cuando el Central había comunicado una suba para los depósitos a plazo fijo tradicionales hasta el 39% anual (TNA) con una TEA del 46,8%.

De este modo, el rendimiento del plazo fijo para personas humanas se alineó con las expectativas de inflación anual y se volvió más atractivo para los ahorristas apostar a ese tipo de inversiones, aunque aún falta para llegar a niveles realmente positivos respecto de la inflación.

Y es por ese motivo que el mercado espera desde el primer día que ese paso se trate de un inicio de ajuste en un sendero hacia tasas más rendidoras y atractivas.

El BCRA esperaría el dato de inflación de febrero para tomar acción.
El BCRA esperaría el dato de inflación de febrero para tomar acción.

Suba de tasas para plazo fijo e inflación

El economista de Inviu, Diego Martínez Burzaco, resalta a iProfesional que "hace sentido tener una suba de tasas adicional, sobre todo por lo que está dando el nivel de inflación de febrero elevados", aunque se pregunta si el BCRA estará dispuesto a implementar un incremento habiendo hecho un ajuste hace relativamente poco.

De hecho, fuentes del sector bancario confirmaron que también esperan una suba de tasas en breve, aunque confían en que, dado que el crédito al sector privado viene muy planchado, lo que hace que "toda la actividad se concentre en el segmento de pases y Letras principalmente", el Gobierno buscará no cerrar la ventana de tasas promocionales que viene manteniendo para ciertos sectores productivos.

En tanto, desde la óptica de los clientes, no esperan un pase masivo inmediato a los plazos fijos tradicionales, sino que señalan que esto se podría ir dando con el tiempo y ven que, por el momento, sigue habiendo muchos ahorristas colocados en plazos fijos UVA. "No obstante, dado que los plazos de esos instrumentos son a 90 días, es posible que, con el tiempo, muchos se vayan pasando a los tradicionales, que son a 30", señalan.

En consecuencia, teniendo en cuenta que a mediados de marzo el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INDEC) dará a conocer el Índice de Precios al Consumidor (IPC), el economista jefe de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE), Nicolás Zeolla, anticipa que "va a haber una corrección de tasas en breve" y anticipa que esto está marcado por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

¿Cómo es esto? Sucede que, según explica, es un objetivo que se planteó llevar el rendimiento de los ahorristas por arriba de la inflación.

Por eso, ya sería un hecho que el BCRA tomará la medida y la expectativa está puesta en ese sentido con dos incógnitas centrales: ¿cuándo lo hará? y ¿de cuánto será la suba? 

Las tasas tendrán que subir por arriba de la inflación.
Las tasas tendrán que subir por arriba de la inflación.

Plazo fijo: ¿cuándo mejorará la tasa?

Tal como explica el economista Pablo Ferrari, es difícil saber cómo va a ocurrir, pero de lo que no tiene dudas es de que estará atado a dos variables: el acuerdo con el Fondo y la política de tasas que aplique Estados Unidos.

Sobre esa base, anticipa que, seguramente, "el alza de tasas vendrá después del cierre del acuerdo en el Congreso" y luego del 16 de marzo, que es cuando la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) definiría una suba de tasas.

Ferrari explica que esa medida del organismo estadounidense generaría una presión devaluatoria en los distintos países porque la tasa de la nación del norte será más atractiva. En consecuencia, anticipa que "es esperable que un poco después de ese momento se suba la tasa a nivel local para compensar esa presión y también porque era el sendero que se había trazado".

En la misma línea que Ferrari, iProfesional pudo saber que la suba no se aplicaría esta semana, en principio, ni tampoco la próxima, por lo que la fecha bisagra sería a partir del 25 de marzo.

Muchos analistas no descartan que pueda suceder en los últimos días del mes, pero el economista Fabio Rodríguez, socio y director de MyR Asociados, no cree que sea en marzo, cuando se supone que el BCRA esperará las novedades del acuerdo con el FMI en el Congreso y lo ubica temporalmente a partir de abril.

El acuerdo con el FMI es una de las variables clave.
El acuerdo con el FMI es una de las variables clave.

¿De cuánto será la suba de las tasas de plazo fijo?

"Una vez sancionado, quizás se comience a acelerar más el ritmo devaluatorio, más aun cuando se espera una inflación en torno a 4% para febrero y con un marzo que no afloja", vaticina.

Así, explica que será necesario acompañar la inflación y la aceleración prevista para la apreciación del tipo de cambio con más tasa y resalta que los dos compromisos: subir el tipo de cambio y la tasa (ambos en línea con la inflación) están estipulados en el acuerdo con el FMI.

En consecuencia, tal como deja entrever Rodríguez, todo indicaría que las nuevas tasas estarán línea con la inflación. Así, no descarta un reacomodamiento hacia arriba cercano a los 2 puntos, pero advierte que el dato exacto dependerá de cuál sea el nivel de inflación.

En igual sentido, Zeolla señala que, "cuando uno mide la tasa efectiva mensual, por ejemplo, la Badlar (que es la mayorista), a las tasas actuales aún les faltan algunos puntos para aproximárseles".

Y es que, hoy, ese índice está en el orden del 50% y la inflación proyectada a 12 meses podría estar en torno al 55%. "Así que faltan algunos puntos ahí y es esperable que el Gobierno lo ajuste en los próximos días o semanas", opina.

No obstante, advierte que aún quedan dudas respecto de cuál es el límite de esta corrección está en un contexto internacional marcado por mucha incertidumbre y en el que no descarta que el objetivo de inflación pueda peligrar si no se da una desescalada de la guerra entre Rusia y Ucrania dado que ese conflicto está presionando sobre los precios de la energía en el mundo y las materias primas.

Por su parte, Martínez Burzaco considera que "se necesita un acomodamiento de entre 250 y 200 puntos básicos para incentivar realmente las colocaciones en pesos" y advierte que esto tiene que ser parte de un programa de medidas porque "una medida aislada no hace nada" y asegura que eso está previsto en lo que se acordó con el Fondo.

La inflación es la principal variable atada a las tasas.
La inflación es la principal variable atada a las tasas.

Alza de tasas: parte del acuerdo con el FMI

En el mismo sentido, el director de Analytica, Claudio Caprarulo, dice que, "en el acuerdo con el FMI, se explicita un poco más cuál va a ser el criterio para aumentar la tasa de interés, cómo serán las revisiones mensuales respecto a indicadores a la inflación pasada y las proyecciones".

También menciona que el nivel en el que se ajusten va a estar determinado por la evolución de las reservas internacionales, ya que asegura que "es evidente que, si la acumulación no sigue la dinámica esperada, habrá nuevos aumentos".

Al mismo tiempo, Caprarulo apunta que "parte del programa que se presenta en el marco del acuerdo con el Fondo señala la necesidad de disminuir la oferta de instrumentos de deuda atados a la inflación" y que habrá que ver qué tasas va a requerir el mercado para dejar de ir hacia los instrumentos CER y volcarse hacia los atados a tasa de interés.

Mientras las tasas sigan por debajo de las expectativas de inflación eso no será viable, por lo que Lorenzo Sigaut Gravina, jefe de Macroeconomía de Equilibra, advierte que "habrá que acordar con el Fondo cuál tiene que ser la relación de las tasas con la evolución de los precios".

Lo que sí está claro es que el BCRA va a tener que acomodar las tasas para que se acerque a la inflación, que empieza a tener nuevas particularidades, como los precios internacionales al alza a raíz de la suba de precios de los commodities por la guerra en Ucrania.

Así, advierte que "vamos a tener un primer cuatrimestre del año con un alto nivel de inflación por la presión de la suba de tarifas y la invasión de Rusia a Ucrania y que el BCRA va a tener que coordinar muchas variables para definir su política de tasas".

Temas relacionados