Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

¿Qué es el Super Bowl y cuánto vale el minuto publicitario?

¿Qué es el Super Bowl y cuánto vale el minuto publicitario?
El Super Bowl es el evento deportivo de mayor audiencia de los Estados Unidos y las empresas pagan fortunas por aparece en una breve tanda publicitaria
04.02.2020 14.37hs Negocios

El Super Bowl, la final del fútbol americano, volvió el 2 de febrero a Miami después de 10 años y la población de la ciudad del estado de Florida, en Estados Unidos, de 150 kilómetros cuadrados y medio millón de habitantes, aumentó en un 20 %, con visitantes que llegaron de todos los rincones del país, según calcularon las autoridades.

Los jugadores de los 49ers de San Francisco y de los Chiefs de Kansas City disputaron la final de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL). El triunfo y el título fueron para el equipo del medio oeste estadounidense, que se impuso por 31 a 20.

Este partido que define al campeón del fútbol americano es la fiesta deportiva más importante de Estados Unidos, pero año a año también capta la atención de las audiencias en América latina y el mundo entero.

Para los 49ers de San Francisco y los Chiefs de Kansas City significó un momento histórico, porque volvieron a disputar el título del Super Bowl en 50 y 25 años, respectivamente.

El jugador Patrick Mahomes de los Kansas City Chiefs.
El jugador Patrick Mahomes de los Kansas City Chiefs, clave en el Super Bowl

El aeropuerto ejecutivo de Opa-Locka recibió el mediodía del partido de la final más de 1.500 aviones privados, un número similar al de yates que anclaron en las múltiples marinas de la ciudad durante los últimos días.

¿Cuánto cuesta una entrada para el Super Bowl?

Para entender qué es el Super Bowl y el interés que mueve en los Estados Unidos, hay que tener en cuenta que el precio promedio de las entradas para el Hard Rock Stadium de Miami, fue de 5.828 dólares en StubHub, la plataforma para la reventa de boletos.

Hard Rock Stadium, Miami, donde se jugó la final del 2020.
Hard Rock Stadium, Miami, donde se jugó la final del 2020.

Fue el segundo precio más alto visto para el evento en los últimos 10 años, según datos compilados para Reuters.  Un salto significativo, teniendo en cuenta que en 2019 el costo de las entradas había sido de alrededor de 3.648 dólares.

Espectadores caminan frente al Hard Rock Stadium antes del Super Bowl LIV en Miami.
Espectadores caminan frente al Hard Rock Stadium antes del Super Bowl LIV en Miami.

"Tenemos dos equipos nuevos con bases de fanáticos en todo el país ansiosos por ganarlo todo, especialmente la franquicia de los Chiefs, ya que no han ganado un Super Bowl en 50 años", dijo Akshay Khanna, gerente general de deportes de StubHub.

Khanna también señaló que el hecho de que la final se disputara en una ciudad anfitriona cálida, en comparación con el invierno que vive el resto del país, se sumó al atractivo. "Miami es un destino en sí mismo, con fanáticos del fútbol americano dispuestos a viajar a South Beach para vacacionar mientras esperan obtener un boleto para el juego", dijo Khanna.

El precio de las entradas para el juego de 2020 solo fue superado por el de 2015 entre los New England Patriots y los Seahawks de Seattle, cuando los fanáticos desembolsaron un promedio de 7.042 dólares por boleto.

Shakira y Jennifer López, figuras del Super Bowl

Fue la primera vez en la historia de este evento deportivo en la que dos mujeres de origen latino encabezaron el show musical de medio tiempo del Super Bowl, considerado el más visto en Estados Unidos.  

Un estimado de 100 millones de personas tuvo su mirada puesta en este espectáculo. El año pasado registró una audiencia de 98,2 millones de espectadores.

Shakira y Jennifer López durante una rueda de prensa sobre el Super Bowl.
Shakira y Jennifer López durante una rueda de prensa sobre el Super Bowl.

"Es muy Shakira y muy Jennifer, creo que eso es lo que van a ver en la presentación. Mucha energía, entretenimiento y momentos emotivos", había anticipado la artista neoyorquina, de origen puertorriqueño, Jennifer López, en una rueda de prensa conjunta el 30 de enero.

La cantautora colombiana, Shakira, en tanto, dijo que con el show que dieron en el Super Bowl esperaron "transmitir un mensaje de unidad".  "Creo que los latinos estamos pasando por un momento difícil en Estados Unidos ahora mismo y pienso que es muy importante para nosotros transmitir un mensaje de unidad y demostrar lo relevante que es la fuerza de la comunidad latina en este país", dijo Shakira.

Por años, el show de medio tiempo ha sido emblemático sin importar el cantante, la banda o el género musical que se presente. Desde el polémico "desperfecto de vestuario" de Janet Jackson, hasta el recordado paso "moonwalk" de Michael Jackson, o el homenaje del grupo irlandés U2 a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001, y que ofreció cuatro meses después de los ataques terroristas, en febrero de 2002.

La presentación musical causa casi la misma expectativa que el juego en sí y así fue este 2 de febrero cuando las dos latinas protagonizaron el espectáculo.

El Super Bowl, un evento muy rentable

La agencia Bloomberg reportó que en noviembre de 2019, la cadena de televisión FOX, que tiene los derechos de transmisión en el territorio estadounidense, informó que vendió todos los espacios publicitarios con una cifra récord de 5,6 millones de dólares por 30 segundos. Fox también se asoció con la red social Facebook para retransmitir el espectáculo deportivo

En 2019, el costo por anunicar en el Super Bowl fue de 4,51 millones y en 2018, 4,37 millones de dólares por el mismo espacio televisivo. El precio ha aumentado cada año y en 2017 superó por primera vez la barrera de los 5 millones de dólares.

Anuncios a precio de oro que compensa por la enorme repercusión que se puede lograr, no solo en su emisión en directo, sino también en todo el mundo a través de Internet.

El objetivo es lucirse y no pasar desapercibido en los cerca de 50 minutos de anuncios que hay a lo largo de las cuatro horas que dura el evento.  Por eso, las marcas recurren a rostros conocidos, humor o historias emocionantes con grandes producciones para lograr notoriedad.

Incluso, en una edición Coca-Cola emitió un aviso realizado en la Argentina. Y hasta llegaron a publicitarse prendas íntimas del ex futbolista inglés David Becham. A continuación, algunos de los avisos más destacados de la Super Bowl 2020:

Amazon

¿Qué hacía la gente antes de tener el asistente virtual de Amazon a mano? Es lo que se preguntan Ellen DeGeneres y Portia de Rossi al comienzo de este spot para dar pasó a posibles versiones de Alexa en el pasado.

El humor es un clásico de los anuncios del Super Bowl. Junto con los famosos y las historias emotivas es un condimento que funciona muy bien en esta breve historia que incluso antes de que se emitiera en televisión ya había logrado una buena repercusión en redes sociales.

Bud Light Seltzer

La versión más ligera de la cerveza Budweiser se promociona también recurriendo al humor. En este caso, el espectador se mete en el cerebro de un hombre que va a comprar Bud Light y se encuentra con que también hay una versión Bud Light Seltzer, haciendo la decisión mucho más complicada.

Es otro de los anuncios que más eco ha tenido entre el público en los días previos a su emisión con muy buena respuesta por parte de los espectadores.

Mountain Dew

Bryan Cranston se mete en la piel de Jack Nicholson en El resplandor para recrear una de las escenas más famosas de la película en este anuncio de la marca de bebida en su versión Zero. Y fue muy bien recibida en esta edición del Super Bowl. 

"Mejor que la original", dice el eslogan de esta especie de remake del filme de Kubrick. Después de destrozar la puerta con el hacha para dar de beber a su sedienta mujer, también vemos cómo la famosa ola de sangre del pasillo de la película se convierte en una ola del refresco y a Bryan Cranston disfrazado de las inquietantes gemelas del pasillo.

Apuestas

La American Gaming Association, una asociación de la industria del juego en Estados Unidos, estima que los ciudadanos han apostado cerca de 4.760 millones de dólares sobre los resultados de la final del Super Bowl. 

Más allá de las cifras, estadounidenses y hasta latinoamericanos disfrutaron de la final, de la mano de alitas de pollo, pizza o nachos, las tres comidas más consumidas para ver el espectáculo.

Según el Instituto Americano de Distribución de Alimentos, el Super Bowl es el segundo día en que más comida se consume en Estados Unidos, solo después del Día de Acción de Gracias.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Te puede interesar