Más artículos
Tras las sesiones virtuales, el oficialismo ya avanza con el impuesto a las grandes fortunas

Tras las sesiones virtuales, el oficialismo ya avanza con el impuesto a las grandes fortunas

Tras las sesiones virtuales, el oficialismo ya avanza con el impuesto a las grandes fortunas
El diputado Hugo Yasky consideró que es un tema "urgente", que el proyecto "tiene un gran respaldo de la sociedad" y criticó al sector empresario
Por iProfesional
14.05.2020 12.26hs Política

Tras las sesiones virtuales que se llevaron a cabo el miércoles, el oficialismo ya se puso a trabajar en los detalles finales del proyecto a las grandes fortunas para poder presentarlo en la mesa de entradas de la cámara de Diputados en los próximos días.

El diputado nacional Hugo Yasky (Frente de Todos) consideró que "es un tema urgente a resolver" y afirmó que hay "una decisión de presentarlo (al proyecto) y de avanzar con este tema, que además tiene un gran respaldo de la sociedad".

"Los sectores dominantes tienen todas las armas en funcionamiento: la presión, el lobby, la posibilidad de expresarse a través de los medios de comunicación que ellos manejan, las fundaciones y ONG’s que ellos financian, toda esa constelación de expresiones que tienen un discurso único, que es el de ellos", advirtió sobre la oposición a la iniciativa.

En diálogo con radio El Destape, el legislador opinó que es "infantil" el "argumento de que se discuta cara a cara" el proyecto, con lo cual avaló que sea de forma virtual, formato en el que debutó este miércoles la Cámara de Diputados.

Para el secretario de la CTA de los Trabajadores, "hay que discutir cómo lograr que se acorte la posibilidad de que los grandes empresarios puedan seguir especulando con el dólar paralelo, de seguir fugando capitales y de seguir haciendo de que en este país socialicemos las pérdidas".

Se trataría de un impuesto que abarcaría a los 15.000 argentinos más ricos
Se trataría de un impuesto que abarcaría a los 15.000 argentinos más ricos

El dirigente cuestionó además que esos mismos grandes empresarios "le proponían al Gobierno un esquema de negociación de la deuda que favorece a los acreedores y le mete la mano en el bolsillo a los argentinos".

Durante la sesión virtual de ayer, también hizo alusión a este tema:

Semanas atrás, se conoció que Máximo Kirchner, presidente de la bancada oficialista, impulsaba la iniciativa y que le había encomendado la redacción a Carlos Heller, titular de la Comisión de Presupuesto. Incluso, ambos se reunieron en la Quinta de Olivos con el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, para conversar sobre el proyecto.

El proyecto aplicaría un impuesto extraordinario (aplicable por única vez) a los 15 mil argentinos más ricos del país para recaudar unos 3.800 millones de pesos, con el fin de generar recursos adicionales y así financiar el costo que generan las medidas contra la pandemia del coronavirus.

El propio presidente de la Nación, en sucesivos reportajes, le brindó su aval al proyecto. "Necesitamos obtener recursos, porque la falta de actividad económica ha hecho caer la recaudación, no tengan ninguna duda; y que cualquier idea que se a mejorar los recursos para poder hacer frente a esas obligaciones, bienvenida sea", indicó.

Críticas y contrainiciativa opositora

Uno de los vicepresidentes de la Unión Industrial Argentina (UIA) Daniel Funes de Rioja, cuestionó la posible aplicación de ese impuesto, por entender que más tributos "no ayudan a la inversión".

"Más impuestos en la Argentina, no es bueno. Hay que incentivar la inversión, pero la presión impositiva es muy alta. Entonces, más que dirigirse a quien tienen capacidad de invertir, lo que hay que hacer es incentivarlo para que lo haga", consideró el empresario.

En tanto, en el Congreso, hace unos días, el diputado nacional Facundo Suárez Lastra (UCR) sostuvo que el proyecto, todavía sin presentar, "por ahora es humo".

"En el marco de la situación fiscal actual, cuando ya vamos por 50 días de caída abrupta en la recaudación, que el oficialismo no haya podido hacer la ley es demostrativo que no saben a dónde van", expresó el radical.

Para el legislador, "no es un tema tan complejo, no estamos hablando de una reforma tributaria. Se supone que tiene cuatro o cinco aristas principales y no la presentan".

En una contrainiciativa a la que impulsa el Frente de Todos, que propone gravar por única vez a las grandes fortunas con un impuesto extraordinario, desde Juntos por el Cambio planean un proyecto para obligar a estos sectores a realizar inversiones.

La discusión arrancará en la cámara de Diputados
La discusión arrancará en la cámara de Diputados

"Lo primero que hay que tratar es cómo se sale de la cuarentena haciendo producir al país. Cualquier fortuna que esté en el país ya está pagando impuesto", sostuvo la senadora cordobesa Laura Rodríguez Machado.

En declaraciones radiales, la legisladora opositora indicó que desde su espacio se está "trabajando en un proyecto parecido en relación a grandes riquezas, pero en vez de hacer una cuestión impositiva, la decisión es que haya inversiones por parte de las grandes fortunas, para que no permanezcan en el exterior o paralizadas".

En ese sentido, Rodríguez Machado consideró que lo que debe "premiarse" es "la inversión productiva que genere puestos de trabajo". "De la misma forma en que podés obligar a una persona a pagar, también la podés obligar a generar inversiones productivas, y si no lo hace, le podés cobrar algún impuesto", añadió.

Qué opinan los tributaristas

"A través de la Ley de Solidaridad, aumentó la alícuota máxima de Bienes Personales a 2,25% para los activos en el exterior. Es un despropósito. Es un impuesto excesivo y, en algunos casos, puede resultar confiscatorio", indicó César Litvin, CEO de Lisicki, Litvin & Asociados.

"Un impuesto a las grandes fortunas estaría gravando lo mismo. Y de acuerdo a lo que se conoce del proyecto, la tasa llegaría al al 3,5%. Sumando las dos alícuotas (5,75%) sería confiscatorio, ya que podría absorver gran parte de la renta o el capital", agregó.

"Se estaría duplicando la gravabilidad. Sumando las dos alícuotas  confiscatorio: te absorbe gran parte de la renta o el capital.

"Cuando el impuesto es confiscatorio afecta el derecho a la propiedad consagrado por la Constitución Nacional. Un impuesto confiscatorio es inconstitucional", advirtió.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ