Macri y la crisis de liderazgo en el PRO: ¿amenaza para la unidad de Juntos por el Cambio?

El endurecimiento que pide el ex presidente profundiza la tensión con la UCR y genera movimientos en la alianza, donde ya hubo portazos importantes
Por Pablo Sieira
16/05/2022 - 15,45hs
Macri y la crisis de liderazgo en el PRO: ¿amenaza para la unidad de Juntos por el Cambio?

La reaparición del ex presidente Mauricio Macri para influir en la línea política del PRO empezó a generar cortocircuitos y reacomodamientos en el partido que, hasta ahora, capitaneaban Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, a la vez que genera una tensión cada vez mayor con la UCR dentro de Juntos por el Cambio.

Tras mantener un perfil bajo y equidistante de la política local, Macri volvió a participar activamente en las reuniones de la mesa nacional de Juntos por el Cambio y en la vida interna del PRO, donde arenga a la tropa a diferenciarse del radicalismo en la postura política y la forma de pararse frente al Gobierno con definiciones muy filosas.

El ex mandatario deja trascender que "la unidad por la unidad misma no sirve" y que el PRO debe representar un "cambio" en el sistema. Así lo indicó en la última reunión por Zoom que tuvo con diputados del partido y en el almuerzo que compartió el pasado lunes con Bullrich y Rodríguez Larreta, donde pidió "no dejarse llevar" por la UCR en el Congreso.

La idea de Macri es blindar a la alianza opositora y principalmente al PRO frente al crecimiento del libertario Javier Milei en las encuestas, con una posición más dura frente al Gobierno y alejada "centrismo" que promueve la UCR de Gerardo Morales. Pero esa estrategia empezó a dar señales de crisis en el partido amarillo, como la renuncia de Néstor Grindetti a la mesa de conducción de Juntos en la provincia de Buenos Aires.

Macri marca una posición más dura para el PRO que se diferencia tanto de la UCR como de Larreta
Macri marca una posición más dura para el PRO que se diferencia tanto de la UCR como de Larreta.

Una crisis en el PRO con impacto en la mesa de Juntos por el Cambio

El intendente de Lanús fue el jefe de campaña del diputado Diego Santilli en las elecciones legislativas del año pasado y es un hombre clave del PRO en la estratégica Tercera Sección Electoral de la Provincia. El dirigente se cuidó de no hacer demasiado ruido con su portazo pero dejó en claro el malestar con la conducción nacional del PRO.

Lo que ocurrió fue que Macri, junto a Bullrich, Larreta y María Eugenia Vidal le bajaron el pulgar a la negociación que llevaba adelante Grindetti con el oficialismo de Axel Kicillof en la Legislatura bonaerense en torno a una nueva reforma de la Caja de Jubilaciones del Banco Provincia. Derivación de la "línea dura" que empieza a mostrar el PRO por iniciativa del ex mandatario. 

Si bien esa posición es más cercana a la que defienden desde hace más de un año los "halcones" de Bullrich, en contraposición con las "palomas" de Rodríguez Larreta, la creciente bajada de línea del ex mandatario los deja a los dos en una posición más incómoda.

Y es Bullrich y Larreta eran los únicos que pulseaban por el liderazgo del partido en el marco de la carrera por la candidatura presidencial. Ahora ambos están atentos a los movimientos de Macri y especialmente a la definición de su rol en los comicios de 2023. Fuentes del PRO consultadas por iProfesional deslizaron que "ni Horacio ni Patricia se van a bajar" pero reconocieron que el nuevo rol del ex mandatario "condiciona".

La renuncia de Grindetti a la mesa provincial de Juntos, síntoma del resposicionamientos en el PRO.

La expectativa por la candidatura de Macri y la crisis de liderazgo

En el entorno de Macri señalan que su objetivo es unificar al PRO luego de más de un año de puja interna entre Rodríguez Larreta y Bullrich y que "falta mucho para 2023", una forma de mantener en suspenso la definición de su eventual candidatura. También señalan que el ex mandatario tiene una "posición de liderazgo indiscutible" en el partido por su paso por la Casa Rosada.

Mientras tanto, el jefe de Gobierno porteño y la presidenta del PRO salen a consolidar sus respectivos proyectos presidenciales. Larreta dio un mensaje claro el último jueves durante una visita a La Plata que "los que quieran participar, todos a las PASO" y Bullrich optó por sugerir su plan económico al hablar de "dolarización" y "bimonetarismo" en el evento de AmCham.

Además, Rodríguez Larreta empezó a dar muestras de diferenciación respecto de la línea que traza Macri. Mientras el ex mandatario se endurece con la UCR, el jefe de Gobierno se mostró el último viernes con los gobernadores radicales Gustavo Valdés (Corrientes), Rodolfo Suárez (Mendoza) y Morales (Jujuy).

La excusa del encuentro fue la firma de un convenio de cooperación turística, pero la foto del encuentro tuvo un claro mensaje político destinado a Macri. "Somos parte del mismo espacio político y estamos más juntos que nunca", expresó Larreta.

Esa disputa por el liderazgo del PRO afecta a la estructura general de Juntos por el Cambio. El portazo de Grindetti en el estratégico territorio bonaerense y el planteo sobre las condiciones para la "unidad" que deja trascender Macri son dos ejemplos a los que se suma el malestar que esto genera en la UCR.

PRO vs UCR: ¿peligra la unidad de Juntos por el Cambio?

Mientras Macri baja una línea crítica con la UCR, los radicales tampoco quieren "dejarse llevar" por el PRO, como se encarga de dejarlo en claro Morales en cada aparición pública. El gobernador de Jujuy tiene una relación entre regular y mala con el ex presidente desde 2015, cuando negociaban el armado de Cambiemos. Al líder actual de la UCR le molestaron desde el inicio las formas y el estilo de Macri y su entonces asesor estrella, Marcos Peña.

Macri y Morales escalan la tensión entre el PRO y la UCR por la orientación de Juntos por el Cambio.

La ruptura "no es una opción para nadie" hasta el momento, sentenciaron fuentes de la coalición opositora ante iProfesional. No obstante, la tensión entre la UCR y el PRO al calor del reposicionamiento de Macri y la postura de Morales se profundizó

Días atrás Morales destacó en declaraciones radiales que él tiene "una concepción aliancista", que "en Jujuy es más amplio que Juntos por el Cambio". En efecto, allí mantiene un acuerdo con el massismo que a Macri no le gusta nada. Al radical no le importa y por eso insiste en que el ex presidente "es una voz importante" pero "no es el jefe" de la coalición.

Morales intenta posicionar a la UCR en la carrera presidencial y, si bien se propone como candidato, tres fuentes distintas del radicalismo aseguraron a iProfesional que casi todos en el partido centenario apuestan por un armado electoral alrededor del diputado Facundo Manes.

El presidente de la UCR bonaerense, Maximiliano Abad, de diálogo fluido con Morales y buena parte de la conducción nacional es el encargado de robustecer la estructura política del neurocientífico que pegó el saltó el año pasado desde la Provincia. El radicalismo destaca que el apoyo que logró Manes en el interior provincial fue clave para la victoria de Santilli.

El radicalismo apuesta por Manes, que muestra voluntad de ser candidato.

Pichetto, el nuevo candidato

La interna de Juntos por el Cambio multiplica a los dirigentes con aspiraciones provinciales pero también genera un desorden que pone inquieto al ex senador peronista y ex candidato a vicepresidente Miguel Pichetto, reconocido por su apego a la disciplina política.

Este viernes Pichetto pateó el tablero y, como líder del Peronismo Republicano que se sumó a la mesa nacional de Juntos por el Cambio, lanzó su candidatura presidencial con miras a las PASO de 2023 en un acto en Parque Norte.

El actual auditor general de la Nación afirmó que su decisión busca "consolidar la unidad de Juntos por el Cambio". Su estrategia apunta en parte a debatir con las ideas liberales que plantea Milei. En su lógica, la coalición opositora tiene que hacerse eco de las demandas del electorado que se inclina por el libertario.

"Capitalismo es una gran palabra. Los países que crecen, se desarrollan y dan trabajo son capitalistas. No vamos a avalar la cultura y la ideología del pobrismo. Ningún joven quiere un plan, quieren un trabajo, un camino digno, tener un destino en la Argentina. Que la opción no sea el plan ni la salida por Ezeiza", lanzó el ex compañero de fórmula de Macri durante su acto.