Alberto vs. Macri: cómo es la estrategia del Gobierno para recuperar votos y pausar la interna con el kirchnerismo

El Presidente volvió a disparar contra el referente del PRO. Lo elige para confrontar y recuperar iniciativa de cara a las elecciones 2023
Por Pablo Sieira
02/06/2022 - 06,06hs
Alberto vs. Macri: cómo es la estrategia del Gobierno para recuperar votos y pausar la interna con el kirchnerismo

En sus últimas apariciones oficiales, el presidente Alberto Fernández no dejó pasar ninguna oportunidad de lanzar fuertes críticas contra su antecesor, Mauricio Macri, y de esta manera lo posiciona como principal adversario al tiempo que lo ofrece como prenda de unidad al kirchnerismo, con la mira puesta en las elecciones de 2023.

Un día después del fuerte discurso que pronunció en el partido bonaerense de Cañuelas, donde aludió a Macri como "ladrón de guante blanco", Fernández encabezó este miércoles un acto en la sede del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) donde volvió a poner el foco en su antecesor y las críticas a su gobierno.

Tras destacar la creación de "70 mil empleos en la actividad industrial", el Presidente señaló que para su gestión "el trabajo no es un costo sino algo absolutamente imperioso y necesario para que la economía crezca". En contraste, afirmó que al asumir el 10 de diciembre de 2019 "el salario real era igual al de 2003 y había caído 20 puntos, se habían perdido 160 mil puestos de trabajo en la actividad industrial, se cerró el 8,4 por ciento de las industrias que existían".

"No estoy sumando esto a la inmoralidad, la indecencia y la desvergüenza de haber hundido al país en una deuda de 150 mil millones de dólares. Pero fueron el esfuerzo conjunto y la decisión política que tuvimos en ese momento los que mejoraron nuestra situación", agregó Fernández. De esta manera volvió a apuntar contra el referente del PRO aunque sin nombrarlo.

Alberto Fernández vuelve a poner la mira en Macri para revalorizar su gestión de cara a 2023.

Según cuentan en el Frente de Todos, esto no es casual. "Hay que exponer en detalle el desastre que nos dejaron", indicó a iProfesional una fuente del oficialismo que dejó entrever que la idea de volver a subir al ring a Macri es una estrategia que consideran viable en el Gobierno tanto para recuperar iniciativa política de cara a los comicios de 2023 como para dejar de hablar de la interna con el sector de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Alberto Fernández vs. Macri: un intento por recuperar votos para 2023

Si bien Fernández criticó en numerosas ocasiones a la gestión de Macri, principalmente por el endeudamiento con el FMI, las menciones al ex mandatario en los discursos oficiales del último año se habían reducido en cantidad e intensidad. La derrota en las elecciones legislativas de 2021, la desaprobación de su gestión que muestran distintas encuestas y la pelea pública con el kirchnerismo corrieron el eje.

En medio de esa situación, Macri volvió a levantar su perfil y se metió de lleno en el debate interno de Juntos por el Cambio con miras a 2023, lo que generó especulaciones sobre una eventual candidatura para volver a la Casa Rosada. En el Frente de Todos, y principalmente en el entorno de Fernández, tomaron nota de esto y pusieron en marcha la vieja táctica de elegir al adversario.

Lo que busca ahora el Gobierno es contrastar la gestión de Fernández con la de Macri para, en primer término, tratar recuperar todo lo que sea posible de los votos que perdió el Frente de Todos entre 2019 y 2021. Con ese objetivo, los funcionarios empezarán a buscar mayor exposición para "contar lo que se está haciendo", un pedido sobre el cual machacan los asesores en materia de comunicación desde hace varias semanas y en el que insistieron Fernández y el jefe de Gabinete, Juan Manzur.

La reaparición de Macri le da al Gobierno la oportunidad de recordar el escenario de 2019.

Este es un punto clave porque es precisamente lo que motiva las críticas internas de Cristina Kirchner: la pérdida de votos propios como consecuencia de la crisis inflacionaria. "No estamos haciendo honor a la confianza que nos depositaron", advirtió en su última aparición, en Chaco.

En el entorno del Presidente, donde mantienen en pie el proyecto de reelección de Fernández y cierta esperanza para 2023 que no es del todo compartida por las huestes de Cristina Kirchner, confían en que marcar con datos económicos el contraste con la gestión anterior puede jugarles a favor en ese sentido.

Macri: ¿factor de unidad para Alberto Fernández y Cristina Kirchner?

Por otro lado, las críticas a lo que fue la gestión de Macri es uno de los pocos elementos que unifican el discurso del Frente de Todos en medio de la disputa interna que tiene a Fernández y a Cristina Kirchner sin hablarse entre sí hace tres meses.

En el Congreso, casi todos los discursos de los diputados y senadores alineados con la vicepresidenta apuntan insistentemente contra el macrismo y la gestión a la que califican como "la otra pandemia". Funcionarios del Ejecutivo más cercanos a Fernández, como el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, también aluden con frecuencia al "desastre que dejó" el gobierno de Juntos por el Cambio.

La nueva estrategia apunta también a bajar el tono de la interna con Cristina Kirchner y re unificar al Frente de Todos.

Sin perder de vista esa coincidencia discursiva, Alberto Fernández intenta hacer valer la línea que le bajó a sus funcionarios el mes pasado, en medio de los intensos cruces internos del Frente de Todos: no hablar más de la interna. Con ese espíritu, durante el acto en SMATA señaló una vez más que "el enemigo" no está dentro del oficialismo y apuntó contra el ex presidente.

"No sé si fue una premonición, pero la frase de la marcha (peronista) ‘todos unidos triunfaremos’ tiene razón. Cuando nos dividieron ganó Macri", sostuvo Fernández y agregó: "Y cuando alguien nos quiere hacer pelear, acuérdense de la marcha: ‘Todos unidos triunfaremos’".

Con las encuestas a la vista

La nueva estrategia del Gobierno se apoya en parte en las diversas encuestas que exhiben una alta imagen negativa de Macri. Si bien en casi todos los sondeos sobre intención de voto Juntos por el Cambio está superando al Frente de Todos, en la Casa Rosada estiman que la desaprobación que tuvo la gestión anterior en las urnas durante 2019 se puede rescatar para el escenario actual y tratar así de ir achicando la diferencia.

Una de las últimas encuestas de la consultora CB expuso que en el Gran Buenos Aires, punto estratégico del mapa electoral por concentrar a la mayor cantidad de votantes, Macri tiene en promedio una imagen negativa que ronda el 70%.

Macri dejó una imagen negativa alta tras su gobierno pero volvió a meterse entre lo "presidenciables" .

En tanto, otros trabajos muestran al ex mandatario algunos puntos por arriba de otros dirigentes de Juntos por el Cambio, lo cual también serviría de justificación para confrontar con él de manera directa, para descalificar por extensión a todo el arco opositor.

Por caso, el último trabajo de Opinaia indicó que ante la pregunta "a quién votaría", el 28% de los encuestados optó por Juntos por el Cambio y Macri tuvo un 8% de intención de voto, superior a Horacio Rodríguez Larreta (6%) y Patricia Bullrich (5%).

No obstante, durante los próximos meses el Gobierno deberá calibrar la efectividad de enfrentar nuevamente a Fernández con Macri y si, al contrario de lo que se espera, eso puede terminar beneficiando a la oposición y al ex presidente, que no duda en salir a responder cada vez que le apuntan desde el Gobierno.

Las reacciones de la oposición

Durante el acto que encabezó en Cañuelas el pasado martes, Fernández exclamó: "Estoy esperando que alguna vez un juez llame a esos ladrones de guante blanco y les pida explicaciones por la deuda que tomaron; que expliquen los parques eólicos, la estafa al Correo, la estafa por los peajes... Estoy esperando que alguna vez la Justicia se dignifique a sí misma y llame a rendir cuentas a los ladrones de guante blanco, a los poderosos".

Macri no tardó en salir a responder. En una entrevista radial, sostuvo que Fernández "está fuera de sí, desencajado". En su defensa salieron a coro todos los referentes de Juntos por el Cambio a recordar las distintas causas de corrupción que pesan sobre la gestión anterior del kirchnerismo y temas que incomodan al Presidente, como el vacunatorio VIP.

El bloque de diputados nacionales del PRO que lidera Cristian Ritondo expresó que "el Presidente Fernández miente para ocultar su relación con Lázaro Báez cuando era jefe de Gabinete". De esta manera, apuntaron contra una de las causas sobre presunta corrupción más sensibles, referidas al manejo de la obra pública.

"Los ladrones de guante blanco, de guante negro o directamente sin guantes, pertenecen a la fuerza política que a usted lo sentó en el sillón de Rivadavia", disparó la bancada del PRO.