Atentado a Cristina Kirchner: la vicepresidenta se presenta como querellante mientras el Gobierno evalúa reforzar la seguridad

Cristina Kirchner presentó un escrito a la jueza mientras la investigación arroja novedades. Qué implica para la causa. El tema de la seguridad, en estudio
Por Pablo Sieira
13/09/2022 - 20,45hs
Atentado a Cristina Kirchner: la vicepresidenta se presenta como querellante mientras el Gobierno evalúa reforzar la seguridad

Mientras avanza la investigación sobre el atentado en su contra, la vicepresidenta Cristina Kirchner se presentó como querellante en la causa y de esta manera se involucrará en el expediente, en momentos en que la Justicia detuvo a una tercera persona y la investigación arroja datos que ponen en alerta al Gobierno en lo que refiere a la seguridad de ella y el presidente Alberto Fernández.

En la presentación que realizó ante la jueza María Eugenia Capuchetti, Cristina Kirchner informó que contará con el patrocinio de los abogados Juan Manuel Ubeira y Marcos Aldazábal y que, además de los imputados Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, ejercerá su derecho de ser acusadora contra "toda otra persona cuya responsabilidad surja de la investigación".

Tras solicitar "acceso urgente al expediente electrónico" para sus abogados, la vicepresidenta indicó a la jueza que "cuando lo considere oportuno" se presentará "como actora civil" bajo la representación legal de Gregorio Dalbón.

El derecho que tiene cualquier víctima de un delito de presentarse como querellante le permite involucrarse en el proceso de investigación y actuar en conjunto con la fiscalía para probar la existencia del delito y la responsabilidad del imputado.

Con su presentación, la vicepresidenta podrá tener un rol más activo en la causa, en momentos en que el avance de la investigación llevó a la detención de una amiga de Uliarte y arroja datos llamativos que empiezan a reforzar la hipótesis de un grupo organizado detrás del intento de asesinato.

Atentado a Cristina Kirchner: ¿se reforzará la seguridad del Presidente y la vice?

El lunes por la noche la Justicia detuvo a una joven sindicada como Agustina Díaz. Se trata de una amiga de Uliarte, de cuyo teléfono celular surgió información inquietante para la causa, según dejaron trascender fuentes de la investigación.

La vicepresidenta pidió acceso al expediente mientras se refuerza la hipótesis de una organización detrás del ataque

Entre los elementos más notorios, el último fue que ella y Sabag Montiel querían alquilar un departamento frente al de Cristina Kirchner. Horas antes se supo que entre Díaz y Uliarte hubo mensajes posteriores al intento fallido de asesinato de Sabag Montiel que dan cuenta de una organización previa y que hubo un plan abortado en la noche de 27 de agosto, cuando la vicepresidenta habló ante sus militantes tras el escándalo de las vallas.

Todo esto refuerza la idea que manejan en el Gobierno, respecto de que el ataque no fue cosa de "un loco suelto", sino algo más grave que podría obligar a poner atención en los protocolos de seguridad. Así lo deslizó el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, al ser consultado sobre el caso en un contacto con la prensa.

Si bien el funcionario evitó dar definiciones directas y subrayó que "hay muchísima información por procesar y eso requiere de unos días", advirtió al mismo tiempo que "no hay que minimizar pensando que es un loquito suelto: acá ha habido vocación de hacer daño, definitivamente, no hay duda de eso".

Montados en esa idea, en el Gobierno evalúan reforzar la seguridad tanto de Cristina Kirchner como del presidente Alberto Fernández. A pesar de que la propia jueza pidió reforzar la custodia de la vicepresidenta tras conocer que el lunes hubo una nueva amenaza de muerte contra ella recibida por el 911, la medida está bajo estudio.

Al ser consultado sobre el posible refuerzo de la seguridad de Cristina Kirchner, el ministro de Seguridad respondió que "eso lo va a evaluar su custodia" y, finalmente, cuando la consulta se extendió a la seguridad de Alberto Fernández, indicó: "Cada uno se pondrá en autos y revisando sus estrategias conforme al protocolo".

¿El caso puede motivar una cumbre Cristina-Macri?

A medida que la investigación desprende datos que sugieren la existencia de un grupo organizado detrás del intento de asesinato de la vicepresidenta crece la preocupación en una parte de la dirigencia política nacional.

Mientras avanza la investigación crecen las versiones sobre la búsqueda de un diálogo político para descomprimir 

Todo forma parte del temor a que la polarización generada por el tono de las peleas políticas de los últimos años se le pueda ir de las manos a cualquiera de los dirigentes que hoy lideran el debate público. De hecho, la custodia del ex presidente Mauricio Macri también había radicado una denuncia por una amenaza de muerte en su contra. 

En ese contexto, el Gobierno sondeó una posible convocatoria a un diálogo con la oposición que hasta ahora no tuvo eco pero en las últimas horas se difundió una versión acerca de un supuesto contacto no tan indirecto entre Cristina Kirchner y Macri. Surgió de un editorial del periodista Carlos Pagni.

Según esa versión, la vicepresidenta mantuvo una reunión días atrás con el senador nacional del PRO José Torello, amigo de toda la vida de Macri, quien se habría ofrecido como "puente" para habilitar una charla entre ambos si quisieran.

Tanto en el entorno de Cristina Kirchner como en el de Torello se mantuvieron herméticos sobre el asunto, pero en distintos sectores de la oposición y del oficialismo deslizaron a iProfesional que, en efecto, si hubiera voluntad de entablar un diálogo ambos ex presidentes deberían estar de acuerdo.

A través del ministro del Interior y referente de La Cámpora, Eduardo "Wado" de Pedro, Alberto Fernández y Cristina Kirchner siguen explorando un posible diálogo con los referentes de Juntos por el Cambio. En la oposición consideran que, de darse, tendría que ser sobre temas concretos y no solo una foto.