El Gobierno acepta cambios a la Ley Bases, pero aún no junta los votos y pone en riesgo el proyecto

Hará modificaciones en el régimen de inversiones y retoques en Ganancias, pero no conforma a todos. El dictamen se posterga y hay dudas sobre la sesión
22/05/2024 - 16:25hs
El Gobierno acepta cambios a la Ley Bases, pero aún no junta los votos y pone en riesgo el proyecto

Con el fin de destrabar la Ley de Bases del presidente Javier Milei en el Senado, el Gobierno aceptó incorporar modificaciones reclamadas por un grupo de senadores pero no pudo facilitar la firma del dictamen para este miércoles como esperaba y ahora evalúa otros planteos pero sabe que la discusión se estirará hasta la semana próxima y que el panorama para la votación en el recinto sigue complicado.

El plenario de las comisiones de Legislación General, de Presupuesto y Hacienda y de Asuntos Constitucionales se reunió este miércoles desde las 10:30 y su presidente, el oficialista Bartolomé Abdala, avisó que buscarían firmar los dictámenes de la Ley Bases y el paquete fiscal para dejarlos encaminados de cara a la sesión que pretendía llevar a cabo la semana próxima. 

Ya con la certeza de que ambos proyectos sufrirán cambios con o sin acuerdo de un oficialismo en franca minoría, el Gobierno aceptó hacer retoques en algunos de los capítulos más cuestionados como el Régimen para Grandes Inversiones (RIGI) en la Ley Bases y el blanqueo de capitales en el proyecto de medidas fiscales, con el fin de reunir más apoyo.

Con ese fin, hizo circular un borrador con las modificaciones que aceptaría pero no logró conformar a los senadores más díscolos de la oposición dialoguista, ni atender a los numerosos planteos que habían hecho. Sin acuerdo para firmar el dictamen, el oficialismo hizo un cuarto intermedio para acercarles una devolución mañana y dejó la puerta abierta a que el debate siga "incluso la semana próxima", según indicó el presidente del plenario, Bartolomé Abdala. Esto le impide fijar fecha para la sesión. 

Hay varios puntos del RIGI que senadores como Martín Lousteau (UCR), Edgardo Kueider (Unidad Federal) siguen cuestionando fuertemente mientras que otros temas, como la privatización de Aerolíneas Argentinas y, la restitución del Impuesto a las Ganancias que figura en el paquete fiscal enfrentan resistencias que los dejan al borde del rechazo si llegan al recinto como están.

Ley Bases: ¿qué cambios aceptaría el Gobierno al RIGI y por qué todavía no alcanzan? 

El RIGI, sistema que propone beneficios impositivos para inversiones de más de u$s200 millones, es uno de los puntos más controvertidos. La oposición pidió un esquema de protección para la industria nacional en la provisión de insumos para los proyectos de inversión y también que las provincias puedan decidir si adhieren o no (algo que según entienden no está garantizado en el proyecto que llegó de Diputados), además de un régimen similar para las pymes.

El oficialismo no pudo firmar el dictamen para llevar los proyectos al recinto la semana próxima y negocia más cambios

El Gobierno aceptaría modificar el punto que declaraba nulas las medidas adoptadas por las provincias que se opongan a los beneficios impositivos del RIGI y agregar una cláusula que puntualiza la necesidad de que los proyectos "fomenten el desarrollo de las cadenas de producción locales", según el borrador.

Pero la propuesta no conforma a todos y el oficialismo necesitará seguir conversando durante los próximos días con los senadores de la UCR y bloques provinciales más críticos de este capítulo. El entrerriano Kueider llegó a reclamar en las comisiones que el capítulo entero se excluya de la Ley Bases y se trate como un proyecto separado, algo inaceptable para el Gobierno.

El Ejecutivo también concedería cambios en el blanqueo que figura en el proyecto de Medidas Fiscales que habían pedido Lousteau, Guadalupe Tagliaferri (PRO) y otros, para prohibir el ingreso de quienes hayan sido funcionarios públicos en los últimos diez años y de sus familiares directos (el texto aprobado por Diputados fijaba el límite en cinco y aceptaba a los hermanos), según supo iProfesional. .

Ganancias, privatizaciones y los puntos que siguen en conflicto

Sin embargo, lo más difícil para la tropa de Milei parece ser un acuerdo en torno a la restitución del Impuesto a las Ganancias con un piso de $1,8 millones de sueldo bruto para solteros y $2,2 millones para casados. Los senadores de las provincias patagónicas de todos los bloques rechazan la vuelta de este tributo, que afectaría particularmente a los trabajadores de esa zona.

En el borrador que circuló, el oficialismo no excluyó a esas zonas del pago del impuesto -algo que se pidieron varios senadores y se evaluó en los últimos días- y aceptó como único cambio por ahora permitir que se deduzca del impuesto el 100% de los intereses de los créditos hipotecarios, pero esto no genera todavía el consenso que necesita.

Algo similar ocurre con el artículo de la Ley Bases sobre privatizaciones, donde los patagónicos y senadores de otros espacios como Kueider y el radical Pablo Blanco se oponen a la venta de Aerolíneas Argentinas, mientras que también hay varias objeciones sobre el Correo Argentino y Radio y Televisión Argentina.

El Gobierno aceptó modificaciones pero varios puntos siguen en conflicto y corren el riesgo de caer si llegan como están a la votación

Para el caso de la aerolínea, el chaqueño Víctor Zimmerman (UCR) propuso como alternativa para acercar posiciones incorporar una cláusula para que, si se privatiza, se garantice la continuidad de los vuelos que hoy van a distintas provincias. Es uno de los planteos que el oficialismo quedó en analizar. 

Otro punto en duda es la delegación de facultades a Milei para poder modificar o disolver total o parcialmente una gran cantidad de organismos del Estado. En la Cámara de Diputados se incluyó una lista de órganos exceptuados, como la ANMAT, el CONICET o el INCUCAI, entre otros. El oficialismo aceptaría el pedido de agregar a la lista al Banco Nacional de Datos Genéticos y otros órganos vinculados al ámbito científico.

¿Cuál es el riesgo que enfrenta el Gobierno en la negociación?

Sin embargo, las modificaciones que La Libertad Avanza estaría dispuesto a conceder no alcanzan todavía para destrabar la firma del dictamen, ni mucho menos para facilitarle el trámite también arduo que tendrá cuando la Ley Bases y el proyecto fiscal lleguen al recinto.

El riesgo que corre es que aquellos puntos donde no haya un acuerdo sólido tengan los votos suficientes (37) en la sesión para ser aprobados o que los senadores dialoguistas impulsen las modificaciones directamente en el recinto y se les sumen los 33 de Unión por la Patria, que están por el rechazo total pero tienen en cuenta que cualquier cambio que haga el Senado a la redacción de los proyectos, si alcanza una mayoría de dos tercios, será casi imposible de revertir en Diputados.

Esta situación se le plantea al oficialismo especialmente en el caso del Impuesto a las Ganancias y la privatización de Aerolíneas Argentinas por el peso determinante que tienen los patagónicos sobre el pleno de 72 senadores, pero también se extiende a algunos artículos del RIGI e incluso a la delegación de facultades para que el Presidente disuelva organismos públicos. El Gobierno enfrenta así el peligro de que le desguacen los proyectos en la sesión si no logra acuerdos amplios.

Con ese panorama y ante las resistencias que volvió a encontrar en el plenario de comisiones, la bancada oficialista se inclinó por lo más sensato: postergar hasta la semana próxima la búsqueda del dictamen, aprovechando también que se libraron del "deadline" que les marcaba el Pacto de Mayo, que Milei pretendía firmar con gobernadores el sábado 25 pero finalmente lo pospuso por la demora de la Ley Bases.

Milei pospuso el Pacto de Mayo a la espera de que el Senado avance con la Ley Bases pero el debate se estira cada vez más

Sin embargo, aún cuando logre ese objetivo el oficialismo tendrá que seguir tratando de acercar posiciones con senadores de la oposición dialoguista hasta el mismo día de la sesión sobre los puntos más conflictivos para evitar que en el recinto se caiga un capítulo entero (como podría ser el de Ganancias) o para que, si ocurre, no sea con una mayoría que los deje blindados en Diputados. En las filas libertarias, según supo este medio, ya empiezan a resignarse a tomar este plan B.

El Gobierno se tomará las próximas horas para evaluar los planteos que le permitan firmar el dictamen de la Ley de Bases y el paquete fiscal de Javier Milei al menos la semana próxima, pero aún si lo logra tendrá que pulir los acuerdos en el Senado para no sufrir un traspié en la votación particular de los artículos que no pueda revertir cuando los proyectos vuelvan a la Cámara de Diputados.

Temas relacionados