Más artículos

Cuál es el origen del dicho popular "el tiempo lo cura todo"

Cuál es el origen del dicho popular "el tiempo lo cura todo"
Las frases populares están presentes en todo el mundo y en todos los idiomas, por lo que ayudan a conocer las culturas y las sociedades
Por iProfesional
15.01.2021 19.30hs Recreo

Las frases populares reflejan la sabiduría y la Historia de los pueblos y de su lenguaje. Entender qué significan y de dónde vienen las frases populares que se utilizan frecuentemente en los países de habla hispana puede ser muy útil al momento de acabar de comprender la idiosincrasia y la cultura. 

"El tiempo todo lo cura" es la versión argentina de una de las frases populares del idioma español, que en realidad es "atar los perros con longaniza". Junto con "quien se fue a Sevilla perdió su silla" y con "la tercera es la vencida", entre otros, se constituye como uno de los dichos más populares de la lengua española que han llegado hasta América.

Los dichos como estos se usan todo el tiempo porque forman parte de la cultura popular, pero no siempre se conoce el origen, que precisamente refleja gran parte de esa cultura popular que lo reproduce.

La frase el tiempo todo lo cura es muy popular
La frase el tiempo todo lo cura es muy popular

Cuál es el origen del dicho "el tiempo todo lo cura"

El refrán "el tiempo lo cura todo" significa que algunos problemas solo se arreglan con el paso del tiempo, sea porque la situación se reacomode por sí misma o sea porque las personas se adapten progresivamente a los cambios.

Este dicho se usa cuando los males son espirituales, morales o afectivos, pues en estos casos la voluntad humana es impotente, y solo se puede esperar que el paso del tiempo permita retomar el equilibrio emocional.

El uso del verbo curar, que implica la existencia de una enfermedad (de un mal), es una imagen literaria de la liberación, el alivio o el consuelo. El tiempo es el médico que ofrece el tratamiento a estos males, por medio de la acumulación de nuevas experiencias y el procesamiento de información pertinente a lo largo de etapas sucesivas.

Los casos de desamor, las despedidas, la muerte de un ser querido, un fracaso imponderable, etc., son ejemplos de algunas de situaciones donde este refrán puede ser usado.

Frases populares hay muchas
Frases populares hay muchas

En cierto sentido, el adagio popular capta simbólicamente el germen de lo que hoy los psicólogos llaman las "etapas del duelo". Esto es: la negación, la ira, la negociación, la depresión y la aceptación. Solo después de que se cumplan estas etapas, la persona puede sentirse libre de su aflicción.

Sin rigor científico, pero con la sabiduría que brota de la experiencia y la sedimentación cultural, este refrán sintetiza el mismo concepto.

Una variante conocida es: "el tiempo todo lo cura y todo lo muda". Algunos refranes con sentido equivalente o similar pueden ser los siguientes: "No hay mal que el tiempo no alivie su tormento" o "No hay mal que por bien no venga".

La historia de esta frase popular es la misma que tuvieron otros dichos a lo largo de la historia. Algunos de ellos tienen explicaciones religiosas, otros tienen relación con el mundo de la política, pero el punto en común de todos los dichos del refranero popular es que se han expandido por todo el mundo y han perdido su significado estricto original. A tal punto ha sucedido esto, que se han popularizado y ya se usan para diversas situaciones.

Temas relacionados
Recreo en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído