En su lista de metas del 2021, esta tecnológica argentina apunta sobre dos leyes

En su lista de metas del 2021, esta tecnológica argentina apunta sobre dos leyes
La Argentina está rezagada en una carrera con otros países para tener un lugar de relevancia en la economía del conocimiento mundial
Por Cesar Dergarabedian
02.01.2021 07.23hs Tecnología

Una tradición en los primeros días de un año nuevo es plantearse una serie de objetivos y metas personales y laborales a los cuales apuntar en los próximos 12 meses. Desde Baufest, una de las cinco empresas de desarrollo de software con mayor facturación de la Argentina según la consultora IDC, en esa lista de deseos apuntan a dos leyes sancionadas en 2020.

"Con la Ley de Economía del Conocimiento se dio un paso, pero se perdió una oportunidad para generar mucho más empleo de calidad para importantes sectores, sobre todo, en los servicios profesionales de exportación", advierte el CEO de Baufest, Ángel Pérez Puletti, quien también apuntó sobre la Ley de Teletrabajo.

Según Pérez Pauletti, esta norma "quedó formulada de una manera que no es acorde a la realidad de la industria del conocimiento, ni adecuada para su desarrollo. Son puntos para mejorar".

Baufest es una empresa internacional de software, innovación y tecnología con oficinas en Buenos Aires, Santiago, Lima, México, Monterrey, Seattle, Boston y Madrid. Con casi 30 años de trayectoria y más de 650 empleados, acumula más de 2.000 proyectos innovadores de soluciones de negocio para más de 200 empresas líderes.

Pérez Puletti es uno de los socios fundadores de Baufest. Licenciado en ciencias de la computación de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, también se formó en administración de empresas en el IAE y realizó un master en ciencias políticas y sociología en FLACSO.

-Entre diciembre de 2019 y el mismo mes de 2020, ¿cómo cambió Baufest?

-En diciembre del 2019 teníamos una política de work from home flexible, habitual en las empresas de tecnología. En la actualidad, el 100% de los equipos de Baufest trabaja en esta modalidad. Implementamos esta medida antes del anuncio del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), ya que contamos con la infraestructura para que este cambio fuera sencillo y rápido.

Para los equipos que trabajan con clientes del exterior no representó ningún cambio. En nuestro caso, al ser una empresa B2B, el uso de canales electrónicos para cobros no tuvo incidencia en nuestra facturación.

-¿Cómo quedó su agenda original de proyectos para el 2020 luego de la pandemia?

-Al comienzo hubo una mayor precaución en nuestros clientes, y eso fue lo que impactó en la agenda de proyectos, pero luego esto se normalizó y concretamos buenos negocios.

Los consultores suelen afirmar que, en la crisis, las empresas ajustan en "las cinco ‘Ces’: café, copias, consultoría, capacitación y cabezas". Frente a esto, pensamos que los clientes que venían trabajando en proyectos de consultoría o en la implementación de metodologías ágiles iban a suspenderlos, pero nos sorprendió que la mayoría continuaron con ellos y destacaron la adaptación para hacerlo de manera virtual y a distancia. Además, se concretaron otras iniciativas que estaban en suspenso.

También vislumbramos oportunidades para aportar nuestro conocimiento y brindar una respuesta ante este contexto. Junto a Phylumtech, CITES, ViewMind y Llamando al Doctor, creamos un "Monitor multiparamétrico domiciliario" de bajo costo. Este dispositivo cuenta con tres sensores no invasivos (sensor de temperatura corporal periférica, pulsioxímetro de dedo y mascarilla, ambos impresos en 3) que se conectan a una placa Arduino con un módulo de conexión WiFi a Internet y está pensado para pacientes leves diagnosticados con COVID-19 que tienen que realizar internación domiciliaria. De manera remota se puede ver la evolución y obtener parámetros cuantitativos.

Baufest desarrolló durante la pandemia diversos programas de beneficios para sus 650 empleados.
Baufest desarrolló durante la pandemia programas de beneficios para sus 650 empleados.

Flexibilidad para surfear al coronavirus

-En medio de la pandemia, ¿cuáles fueron las iniciativas a las que dieron lugar? ¿Y cuáles quedaron pendientes para 2021?

-Las principales iniciativas tuvieron como foco el bienestar de nuestros colaboradores y el área de RR.HH. trabajó para adaptar los beneficios que teníamos y pensar nuevos que se adapten al contexto actual.

Entre algunas de las acciones destacadas puedo mencionar un bono para que las personas puedan utilizarlo según sus necesidades y sin que tengan que justificar el gasto, con el objetivo de mejorar el entorno de trabajo en las casas. Además, siguiendo con el esquema de incluir actividades deportivas, dos veces por semana, en horario post-laboral, comenzamos a ofrecer clases virtuales de yoga y entrenamiento funcional.

Luego de tantos meses de trabajo remoto y desde el hogar, notamos que había un cansancio y la rutina de las tareas cotidianas y el trabajo eran una carga. En el mes de septiembre implementamos el Programa de Asistencia a Empleados, pensando en el bienestar y calidad de vida de los colaboradores de todos los países en donde tenemos oficinas. Este programa es un servicio de orientación profesional, gratuito, confidencial y de acceso voluntario, que brinda orientación psicológica y soporte para aquellos que lo necesiten.

Además, entregamos equipos a colaboradores que necesitaban una computadora extra para atender las necesidades de sus hijos en edad escolar.

También, luego de algunos meses de trabajo remoto observamos que las familias con hijos menores de 13 años tenían una carga de stress adicional. Para ellos pusimos a disposición días adicionales de vacaciones para tomarse un descanso extra antes del verano.

Otra iniciativa destacada, fue el primer Programa de Entrenamiento Intensivo (PEI) en FullStack (JAVA/REACT) virtual y regional, una capacitación gratuita destinada a estudiantes de sistemas que estén cursando los últimos años de la carrera. En esta edición se postularon y participaron candidatos de Chile, Perú, México, además de Argentina. De las 25 personas que cursaron, 20 ingresaron a Baufest: tres de México, dos de Chile, tres de Perú y doce de la Argentina.

Nos quedó pendiente la finalización e inauguración de un nuevo edificio para nuestros centros de desarrollo en Buenos Aires, que debería haber sucedido en junio de 2020 y quedó postergado para marzo de 2021.

-Ante estos cambios, ¿cuáles fueron las tecnologías a las que recurrieron?

-Para actividades de capacitación y eventos de relacionamiento con clientes utilizamos Zoom en sus versiones más completas, incluyendo la posibilidad de contar con traducción simultánea. Para el resto de nuestras actividades ya veníamos utilizando Teams y las de herramientas Microsoft, junto con la suite de Attlassian y Miró, entre muchas otras.

Ángel Pérez Puletti:
Pérez Puletti: "Nos quedó pendiente la inauguración de un nuevo edificio para los centros de desarrollo en Buenos Aires".

Luces y sombras de un año imborrable

-En el contexto de una pandemia inédita en la historia humana por su impacto global, ¿cuáles fueron las principales enseñanzas y hechos del año 2020 referidos a las TIC en la Argentina? Por ejemplo, la sanción de leyes de economía del conocimiento y del teletrabajo, el crecimiento del comercio electrónico y los medios digitales de pagos.

-Todos los mencionados fueron hechos significativos. También creemos que es muy importante destacar que la pandemia hubiese sido muy distinta sin los medios tecnológicos de los que disponemos en la actualidad. El software, las comunicaciones y la infraestructura tecnológica nos permitieron, por un lado, seguir comunicados y estar relativamente cerca, aún sin estar juntos físicamente, y continuar las operaciones sin inconvenientes.

-¿Cuáles son los pendientes tecnológicos que tiene la Argentina?

-Con la Ley de Economía del Conocimiento se dio un paso, pero se perdió una oportunidad para generar mucho más empleo de calidad para importantes sectores, sobre todo, en los servicios profesionales de exportación. Esto hubiera aportado posibilidades de desarrollo para muchas personas y divisas genuinas para el país.

La Ley de Teletrabajo quedó formulada de una manera que no es acorde a la realidad de la industria del conocimiento, ni adecuada para su desarrollo. Son puntos para mejorar.

La Argentina está en una carrera con otros países para tener un lugar de relevancia en la economía del conocimiento mundial. Esta carrera la empezamos muy bien en la primera década de los 2000, pero hoy estamos quedando significativamente rezagados. Por contrastar solo un par de datos: el crecimiento 2010-2018 de exportaciones de servicios basados en el conocimiento de los países asiáticos relevantes fue del 157%, mientras que el promedio de los latinoamericanos fue del 34%. En la Argentina, en ese mismo período, el porcentaje fue del 18%.

La economía del conocimiento podría ser un motor de desarrollo para el país, pero es importante que revirtamos las condiciones internas que nos impiden desplegar todas nuestras capacidades. Hay que pensar que, como en toda carrera, hay un margen de tiempo para arrancar con posibilidades de ganar.

-Aunque suene arriesgado hacer pronósticos luego de lo que pasó en 2020, ¿cuáles serán las tendencias en TIC que crecerán en su adopción en 2021?

-Algunas de las tendencias que vemos que crecerán en 2021 son: mayor trabajo remoto y herramientas de colaboración en espacios digitales; incremento en la utilización de soluciones en la nube; mayor uso de las distintas ramas de la inteligencia artificial en soluciones de uso masivo y crecimiento de los canales digitales en general (venta, prestación de servicios, posventa, atención al cliente, etc.).