Google y Facebook: 6 claves para entender la disputa que los enfrenta con Australia

Google y Facebook: 6 claves para entender la disputa que los enfrenta con Australia
Si se aprueba, una ley del país océanico podría tener consecuencias globales para las grandes firmas de Internet y las noticias en línea
Por iProfesional
19.02.2021 09.14hs Tecnología

La disputa entre el gobierno de Australia con Google y Facebook ha despertado interés en todo el mundo. Un proyecto de ley, el primero de su tipo en el mundo, busca que los gigantes tecnológicos paguen a los medios de comunicación por difundir sus contenidos de noticias.

Tiene el objetivo de compensar los ingresos publicitarios que los medios dejan de percibir en favor de las empresas de tecnología estadounidenses. Si se aprueba, la ley podría tener consecuencias globales para las grandes firmas de Internet, pero también para la forma en que se accede a las noticias en línea.

La respuesta de los gigantes de Internet no se hizo esperar. Facebook ha implementado una restricción al contenido de noticias en Australia, por lo que los habitantes de ese país ya no pueden ver lo que publican los medios de comunicación.

Google en un principio amenazó con dejar sin sus servicios a los australianos, aunque en los últimos días ha llegado a acuerdos con varias empresas de medios locales. Estas son 6 claves para entender qué está sucediendo.

1. Lo que lo inició todo

Durante mucho tiempo, en diferentes partes del mundo ha habido preocupación por el dominio del mercado de noticias de las empresas de tecnología, en detrimento de los medios de comunicación.

Como en muchos países, Google es el motor de búsqueda dominante en Australia y el gobierno ha descrito su servicio como una utilidad casi esencial, con poca competencia en el mercado. 

Y las redes sociales son también una fuente clave de información.  Según un informe de 2020 del Instituto Reuters, el 52% de los australianos dijeron que utilizan las redes sociales como fuente de noticias. Facebook ocupó el primer lugar, seguido de YouTube y Facebook Messenger.

Pero en 2018, un regulador del gobierno australiano lanzó una investigación sobre el impacto de Google y Facebook en la competencia a los medios y la publicidad. La investigación de la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores (ACCC, por sus siglas en inglés) encontró un desequilibrio de poder entre las empresas de tecnología y los medios. Ante esto, el regulador recomendó introducir un código de conducta que, consideró, nivelaría el terreno de juego.

En julio del año pasado, el gobierno australiano dio a conocer un proyecto de ley para hacer cumplir el código, lo que provocó amenazas de Facebook y Google de retirar sus servicios del país.

Australia emprendió un conflicto inédito contra Google y Facebook.
Australia emprendió un conflicto inédito contra Google y Facebook.

2. ¿Qué es el código de noticias?

El proyecto pide a las empresas de tecnología que paguen por el contenido de los medios, aunque no define su valor. La ley permitiría a las empresas de noticias negociar en bloque con las empresas de tecnología el contenido que aparece en sus fuentes de noticias y resultados de búsqueda.

Si las negociaciones fracasan, el asunto sería arbitrado por la Autoridad de Medios y Comunicaciones de Australia. Las multas podrían ser de unos US$7 millones por incumplimiento o el 10% de la facturación local de la empresa.

El gobierno dice que el código se centrará inicialmente en Google y Facebook, pero podría ampliarse a otras empresas de tecnología. La ley cuenta con un amplio apoyo político y ha sido aprobada por la cámara baja del Parlamento australiano.

3. ¿Por qué ven necesaria la ley?

El gobierno de Australia ha argumentado que los gigantes tecnológicos deberían pagar a las salas de redacción una cantidad "justa" por el periodismo que realizan. Además, sostienen que el apoyo financiero es necesario para que la industria de noticias de Australia sobreviva, pues los medios de comunicación fuertes son vistos como vitales para la democracia.

Los medios de comunicación, incluido News Corp Australia, del magnate Rupert Murdoch, han presionado duro para que el gobierno obligue a las firmas de internet a sentarse a la mesa de negociación. Esto mientras los medios enfrentan una prolongada caída en los ingresos por publicidad.

Facebook, sin embargo, argumenta que "el intercambio de valor entre Facebook y los editores va a favor de los editores", según el gerente de la firma para Australia y Nueva Zelanda, William Easton.

Considera que las empresas de comunicación generan cientos de millones de dólares en ingresos: "Los editores eligen voluntariamente publicar noticias en Facebook, ya que les permite vender más suscripciones, aumentar su audiencia y aumentar los ingresos por publicidad", señala.

Pero el regulador de la competencia de Australia dice que por cada u$s100 que se gastan en publicidad en línea, Google se queda u$s53, Facebook u$s28 y el resto se comparte entre otros. Mientras tanto, las ganancias de Google han aumentado notablemente en el mismo período, alcanzando más de US$160.000 millones a nivel mundial en 2019.

4. La reacción de Facebook

La empresa de Mark Zuckerberg ya no permite que los usuarios australianos compartan o vean noticias. El gigante de las redes sociales dijo que la ley propuesta "malinterpreta fundamentalmente la relación entre nuestra plataforma y los editores".

Facebook dijo que la legislación los había dejado "frente a una dura elección: intentar cumplir con una ley que ignora las realidades de esta relación o dejar de permitir contenido de noticias en nuestros servicios en Australia". "Con el corazón entristecido, estamos eligiendo lo último", dijeron.

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, decidió cortar el flujo de audiencia de su red a los medios australianos.
El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, decidió cortar el flujo de audiencia de su red a los medios australianos.

5. La respuesta de Google

Google había amenazado con eliminar su motor de búsqueda de Australia si se aprobaba la ley. Pero ahora dice que acordó pagar a News Corp, de Rupert Murdoch, por el contenido de los sitios de noticias de todo su imperio de medios.

Como parte del acuerdo de tres años, News Corp indicó que colaboraría con Google en una plataforma de suscripción, compartirían los ingresos por publicidad e invertirían en videoperiodismo en YouTube. Google también ha anunciado acuerdos con otras empresas de medios australianas. No está claro qué acciones tomará Google si se aprueba la ley propuesta.

6. ¿Podría sentar un precedente mundial?

Algunos políticos australianos y expertos en medios creen que esta regulación podría expandirse a otros países. El senador australiano Rex Patrick vaticinó que esta legislación "se extenderá a todo el mundo". Al dirigirse a Google, les preguntó: "¿No saldrán de todos los mercados? ¿O sí?"

A diferencia de Google y Facebook, Microsoft ha apoyado la propuesta de ley. El código intenta razonablemente abordar el desequilibrio del poder de negociación entre las plataformas digitales y las empresas de noticias australianas", señaló la empresa este mes.

En Europa hay un intento diferente, pero similar. Una controvertida nueva regulación de la Unión Europea sobre derechos de autor dice que los motores de búsqueda y los "agregadores de noticias" deberían pagar a los medios de comunicación por los enlaces.

En Francia, las casas editoriales llegaron a un acuerdo con Google, pero solo un puñado de estos pactos se han firmado con periódicos franceses grandes, lo que lo convierte en algo muy diferente a los planes australianos de amplio alcance, que son mucho más estrictos.

Y ha habido otras diferencias entre los gobiernos y las grandes firmas tecnológicas, pues algunos países o bloques como la Unión Europea han buscado regular las empresas tecnológicas como Google o Facebook.

Europa está buscando abordar el contenido ilegal y dañino en las plataformas en línea y regular el uso de los datos de los clientes, mientras que en EE.UU. las empresas de tecnología han sido cuestionadas en el Congreso sobre si se han vuelto demasiado dominantes.

Temas relacionados