Spotorno: "Si las reservas se acaban no queda otra que devaluar y salir del cepo a lo bruto"

Spotorno: "Si las reservas se acaban no queda otra que devaluar y salir del cepo a lo bruto"
El economista opinó sobre los problemas para acumular reservas y dijo que "a pesar de que hay superávit comercial, con cepo cambiario no se acumulan"
Por iProfesional
03.09.2020 12.17hs Economía

El economista Fausto Spotorno opinó sobre los problemas del Gobierno para acumular reservas. El economista aseguró que "a pesar de que hay superávit comercial, con cepo cambiario no se acumulan".

"En algún momento el Banco Central se queda sin reservas y tiene que corregir el tipo de cambio", aseguró el economista, quien consideró que "si las reservas se acaban no queda otra que devaluar y salir del cepo a lo bruto".

Spotorno hizo referencia a la entrevista que brindó Alberto Fernández en "A dos Voces", y consideró que "pareció que estaba hablando de un desdoblamiento cambiario. Dijo que no cree en el cepo cambiario, lo cual me parece razonable. Y separó los dos mercados, el dólar especulativo y el dólar comercial. Es una salida a corto plazo porque el desdoblamiento cambiario no es muy diferente al cepo. Es más ordenado, más prolijito".

Spotorno:
Spotorno: "Si las reservas se acaban no queda otra que devaluar y salir del cepo a lo bruto"

Marcelo Longobardi remarcó que el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación Matías Kulfas indicó que la economía está "mucho mejor".  Según Spotorno, "están tomando los datos del EMAE (Estimador mensual de actividad económica), del PBI mensual que publica el INDEC. Los últimos datos de julio y agosto dan que esa recuperación se está quedando sin nafta".

En cuanto al mundo laboral, el economista consideró que un dato preocupante surge del índice de expectativas industriales. "Sigue dando negativo. Vemos que algunos indicadores como empleo están en el lado negativo, los industriales no piensan contratar gente, están pensando en reducir dotación de personal".

"Lo que está faltando es un plan macroeconómico. Están perdiendo reservas de a poquito", concluyó Spotorno.

Dólar ahorro desata una fiebre: ¿tiene poder de fuego el Central?

La preocupación del gabinete económico y del propio presidente Alberto Fernández por la permanente compra de dólares por parte de la población tuvo su reflejo en las últimas dos semanas con la caída de las reservas del Banco Central por varias jornadas consecutivas, acumulando en ese período una baja de u$s459 millones.

De acuerdo con datos oficiales, las reservas cayeron el martes a u$s42.701 millones, lo que representó una merma de u$s142 millones respecto del lunes.

Si bien el descenso de reservas es mínimo en comparación con el desplome que tuvieron en las once semanas que hubo el año pasado entre las PASO y las elecciones generales (u$s22.758 millones de baja en 53 jornadas), no deja de ser motivo de preocupación por el contexto en el que tiene lugar, teóricamente propicio para un aumento en vez de una caída.

 

Es que esa baja promedio de u$s45,9 millones diarios se da en el marco de severas restricciones a la compra de dólares en el mercado formal, además del denominado "parking" para adquirirlo a través de operaciones bursátiles, así como en medio de un superávit comercial que en lo que va de 2020 asciende a u$s9.573 millones.

Por otra parte, agosto transcurrió prácticamente desde el inicio con la buena noticia para el mercado financiero que representó el anuncio del acuerdo de aceptación del canje de deuda con legislación extranjera, que al término del mes redujo en parte la brecha entre el dólar ahorro (unos $102 en el promedio de los bancos) y el paralelo o blue ($133 al cierre del martes) que, al menos en teoría, tendría que desalentar las operaciones de compra en un mercado y venta en el otro, popularizada hace años como "dólar puré".

Sin embargo, desde NA destacan que los resultados obtenidos -y reflejados en la caída de reservas ya indicada- apuntan a todo lo contrario, en un proceso que para varios analistas tiene que ver con otras señales de la economía.

Operadores aseguraron que se mantiene sostenida la demanda para dolarizar carteras en medio de una limitada oferta por parte del sector privado, lo que lleva a la autoridad monetaria a finalizar con un balance diario negativo.

Al respecto, desde distintas posiciones, tanto Andrés Asiaín (Centro de Estudios Scalabrini Ortiz) como Pablo Besmedrisnik (Invenómica) destacaron en recientes informes que la cotización del dólar (oficial, pero mucho más el paralelo) aumentó en los últimos cinco mese más que la inflación y que el rendimiento de un plazo fijo en pesos.

Por otra parte, el ex presidente del Banco Central, Martín Redrado, advirtió que la demanda de pesos por parte de la población volvió a bajar, luego de una suba coyuntural que tuvo que ver con el contexto inédito marcado en el inicio de la pandemia y el aislamiento social.

En ese marco, según NA, la última licitación de letras de liquidez (leliq) por parte del Banco Central tuvo un resultado expansivo, es decir que se volcaron a la plaza $22.966 millones, que representarían un incremento de la base monetaria del mismo nivel.

A la actual paridad del dólar ahorro del Banco Nación ($101,7250 con el 30% de recargo del impuesto PAIS), esa inyección de pesos es equivalente a u$s225,7 millones. Asimismo, las proyecciones de diferentes consultoras indican que para hacer frente a las necesidades de financiamiento para lo que resta del año, la base monetaria podría incrementarse en cerca de un billón de pesos.

El verdadero poder de fuego

El dólar y el nivel de las reservas sigue siendo uno de los temas más calientes que discuten economistas, consultoras y bancos sobre la Argentina.

El titular del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, días atrás se subió a esa discusión recientemente cuando pronosticó un escenario cambiario más benigno luego del canje de deuda y remarcó que el poder de fuego de las reservas es el correcto para administrar el mercado.

Pero las palabras de Pesce pareciera que no están convenciendo a los grandes popes de Wall Street que, por el contrario, temen una situación mucho más complicada hacia adelante.

El banco estadounidense JP Morgan salió en las últimas horas a contradecir los pronósticos de Pesce. 

"Más allá del acuerdo anunciado con los bonistas, las presiones persisten en el mercado de cambios como lo demuestra la brecha con el dólar paralelo y las intervenciones del BCRA", recuerdan.

Para el Banco Central, las reservas actuales de 43.000 millones permiten administrar el mercado
Para el Banco Central, las reservas actuales de 43.000 millones permiten administrar el mercado

Reservas netas: el número que preocupa

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) se desprendió de unos 1.150 millones de dólares de sus reservas en agosto. Se debió a la demanda de importadores y de ahorristas minoristas que utilizan a la moneda estadounidense como resguardo contra la constante depreciación del peso.

Se trata de la mayor pérdida de reservas en un mes desde que en octubre de 2019 debió desprenderse de 4.123 millones de dólares, cuando el Gobierno de entonces endureció los controles cambiarios.

"La continua caída (de las reservas netas) están mostrando los riesgos de la inestabilidad de la actual política monetaria y cambiaria que están pidiendo anclas de mediano plazo", resaltó JP Morgan, horas antes de que Pesce minimizara la situación en su alocución.

Para el banco, uno de los más grandes del mundo, el verdadero poder de fuego que tiene el Central es mínimo: lo calculan en torno a u$s4.500 millones excluyendo las tenencias de oro (estimadas en u$s4.000 millones).

Pesce intentó romper con ese "mito" cuando aseguró que el caudal de reservas era el adecuado. "Las reservas son las que BCRA publica diariamente y que están hoy por encima de los 43 mil millones. Este número está certificado por el Fondo Monetario Internacional. Es importante aclarar que nosotros podemos administrar el mercado cambiario con este nivel de reservas. Lo hicimos con éxito hasta ahora y lo podremos hacer en el futuro".

Hay incertidumbre en el mercado por lo que será la recuperación de la economía en 2021
Hay incertidumbre en el mercado por lo que será la recuperación de la economía en 2021

Alerta: ¿podrían llegar a cero?

La situación de las reservas internacionales se vuelve cada vez más acuciante, en caso de que no se revierta la tendencia.

El economista Fernando Marull, titular de la consultora FM&A, calcula que si se mantiene el statu quo, las arcas del Central llegarían a u$s3.000 millones para diciembre y a cero para abril del 2021. En un escenario donde el agro liquide aún menos, las reservas netas serían nulas ya en diciembre. 

Su proyección para los próximos meses dice lo siguiente: si se mantiene inalterado todo en términos de crawling peg (devaluación) y cepo cambiario, el BCRA seguiría vendiendo cerca de u$s1.100 millones por mes y las reservas netas, que a fin de agosto eran de u$s8.000 millones para este experto, bajarían a u$s3.000 millones en diciembre y a cero en abril 2021. 

"Para proyectar cuánto tendrá que vender el BCRA en los próximos meses basta saber la evolución de 5 variables: el saldo comercial, servicios, intereses, dólar ahorro y cuánto se cancela de crédito financiero", explica Marull.

¿Se reforzará el cepo? 

En este contexto, el ministro Guzmán quiere evitar la prohibición de la compra del cupo de u$s200 para que no siga incrementándose la brecha, con un salto adicional del "blue".

Pero está claro que no hay margen para seguir perdiendo reservas si no cambia el escenario financiero. Es lo que piensa, por ejemplo, Cecilia Todesca Bocco, la vicejefa de Gabinete y economista de confianza de Alberto Fernández.

"Nosotros tenemos una fuente de dólares genuina. Esos dólares los necesitamos para producir. Las regulaciones del mercado cambiario son importantes porque son una condición de posibilidad para estabilizar la macroeconomía y poder darle valor hacia el sistema productivo", argumenta Todesca Bocco, al dar cuenta de las prioridades del Gobierno en relación a los dólares del BCRA.

En las últimas semanas fueron varios los economistas que advirtieron una devaluación en el horizonte. Desde Carlos Melconian a Ricardo López Murphy dijeron que el desequilibrio financiero tiene final cantado.

Desde Reconquista 266 descartan ese escenario "tremendista". Los funcionarios consultados por iProfesional aseveran que tanto Pesce como el resto del Directorio están "profundamente comprometidos a no devaluar".

Matías Rajnerman, economista jefe de la consultora Ecolatina destaca que hay tres cosas que están pasando en este contexto: una demanda de divisas muy grande, un valor del dólar y un status de cepo que no pueden convivir. Uno de las tres variables tiene que ceder.

¿Cuál es la salida para el Gobierno? Según el experto, hay tres vías: "O se endurecen las restricciones; o sube el dólar; o se relaja la demanda de divisas. Este último punto yo creo que se dará en algunos meses, cuando haya menos incertidumbre".

"La primera semana de septiembre será complicada. También creo que un eventual endurecimiento del cepo no puede anunciarse con antelación, ya que se generaría un efecto estampida y subiría la brecha inmediatamente", advierte el analista. 

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados