NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Expectativa en la City

Con dólares en camino, ¿fin de la corrida?: el Gobierno y el FMI, cerca del acuerdo

Gobierno confirmó a banqueros que el acuerdo con FMI está casi cerrado: ¿fin de la corrida?
Funcionarios de Hacienda y BCRA creen que el lunes se cierran las negociaciones técnicas. Habrá dinero adicional. Esperan inicio de larga paz con el dólar
Por Leandro Gabin
21.09.2018 05.10hs Finanzas

El mercado financiero está apostando a que el acuerdo entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) sea lo suficientemente bondadoso como para disparar una fuerte recuperación de los precios de los bonos y una prolongada paz cambiaria.

Algo de esto se estuvo viendo en las últimas dos semanas. El riesgo país medido por el JP Morgan cede 20% en septiembre y pasó de 770 puntos a 620 unidades. Los rendimientos de los títulos, que llegaron a 11% en dólares, ajustaron fuerte a menos de 9% en algunos casos.

Todo esto producto de un clima global más positivo para los emergentes y las expectativas de que ahora sí el nuevo programa con el Fondo despeje las dudas de los inversores.

El Ministerio de Hacienda y el Banco Central se encargaron en los últimos días de ir puliendo el discurso. En reuniones con banqueros e inversores, sin dar demasiados detalles, hablaron de que es inminente la finalización de las negociaciones técnicas con el staff del FMI

El mensaje que transmite el ala económica del Gobierno es que serían cuestiones de "horas, días" para terminar de pulir el acuerdo y que a más tardar a principios de la semana que viene estaría completamente sellado.

De ahí en más, el equipo negociador liderado por Roberto Cardarelli y Alejandro Werner (que ya estarían de regreso en Estados Unidos después de haber pasado por Buenos Aires) elevará al directorio el nuevo paquete acordado con el país para que luego el board del organismo lo vote.

Se aprobaría formalmente cerca de finales de mes, tal como señaló Nicolás Dujovne este jueves en Diputados.

Visto bueno para un mayor ingreso de fondos

La posibilidad de conseguir dinero adicional es lo que estaría sobre la mesa. En principio, entre u$s15.000 y u$s20.000 millones más que se sumarán a los u$s50.000 millones ya acordados hace tres meses.

Según dejaron trascender desde el Gobierno a banqueros, el Fondo es consciente de que un acuerdo que contemple tan sólo el adelantamiento de desembolsos podría generar dudas financieras hacia adelante y "cierto grado de estrés", y que sólo una partida de fondos adicionales ayudaría a despejar el horizonte.

¿Qué se discute entonces con el FMI? El organismo dio el visto bueno a las metas fiscales que propuso el Gobierno (déficit cero para el 2019).

"Las discusiones ahora se centran en el programa monetario y el impacto de las medidas políticas en la economía. Hay más discusiones sobre la ejecución que sobre el diseño del programa", describieron desde el banco Credit Suisse (CS), que mantuvo reuniones hace pocos días con funcionarios de Hacienda, BCRA y Casa Rosada.

Según pudo saber iProfesional, los puntos en los que estaban tardando en acordar un poco más eran los vinculados a las metas de inflación y cuánto dinero de las reservas puede ser utilizado para intervenir.

El Fondo cree que el "inflation target" fracasó en la Argentina y que ya no tiene sentido tener estimaciones estrictas acerca de esa variable tan sensible, que lo único que hace es desgastar al Gobierno.

Además, no sirve para anclar las variables de la economía. "Las metas fueron un invento de (Alfonso) Prat Gay que luego tomó como bandera (Federico) Sturzenegger. Pasaron papelones por incumplirlas y ni siquiera a Caputo le interesa mantenerlas", comentaba un banquero privado con línea directa al despacho del presidente del Central.

En el Credit Suisse creen que el foco del Gobierno en el corto plazo está en el nuevo acuerdo con el FMI y en el Presupuesto 2019. Destaca que Casa Rosada espera que los mercados, particularmente el del dólar, "se calmarán cuando estas negociaciones hayan sido completadas".

Así, el circuito cambiario empalmaría con lo que está sucediendo con el resto de los activos locales. La Bolsa anotó el jueves la séptima suba consecutiva y hubo mayor demanda por bonos argentinos, tanto en dólares como en pesos.

Además, en las mesas de dinero dicen que hay un incipiente ingreso de capitales desde el exterior, algo que se evidenció con los casi u$s1.000 millones que atrajo la licitación de Letras Capitalizables del Tesoro (Lecap).

Los bancos piden un "market maker" al estilo de las AFJP

Con respecto a la situación del mercado cambiario en general, los funcionarios del Central le transmitieron al banco suizo este panorama:

1.- Se mantendrá un doble marco de política monetaria con la tasa de interés (de la Leliq) como principal herramienta pero con más compromiso con los agregados monetarios

2.- El foco seguirá siendo la estabilización del peso frente al dólar. Se buscará evitar que un exceso de liquidez de las Lebac sea la principal fuente de volatilidad en el mercado de divisas

3.- Se mantiene el plan de reducción del stock de estos títulos. Según las estimaciones, el BCRA necesitará utilizar entre u$s3.000 millones y u$s4.000 millones de sus reservas para abastecer al mercado a medida que las Lebac vayan venciendo.

Caputo, su vice Gustavo Cañonero y el director y hombre de confianza Pablo Quirno, recibieron este jueves a operadores del mercado local en el Salón Bosch del Banco Central.

Si bien evitaron dar precisiones sobre el acuerdo con el FMI, deslizaron que cuando se anuncie serán mucho más claros sobre sus planes sobre política monetaria. Admitieron que hasta ahora "estaban apagando incendios" y que a partir de la recuperación de septiembre habrá modificaciones.

Del otro lado, los financistas locales le pidieron a Caputo previsibilidad y que trabaje para recrear las AFJP o algún tipo de inversor institucional que pueda contribuir a moderar los shocks externos, para otorgar liquidez al mercado y eliminar la renta financiera.

Los hombres de la City le solicitaron que alguien tiene que hacer de "market maker". Es decir, quien compra o vende para marcar precios y así evitar volatilidades extremas en los activos. "Cuando hay corrida contra los fondos, es necesario tener esto", le indicaron.

El número uno del Central escuchó y si bien no prometió nada, tomó apuntes y avisó que está trabajando para recrear esa figura. En su "descargo" ante los operadores, diferenció las etapas de la crisis: desde finales de abril y hasta principios de agosto, se trató de una (crisis) cambiaria tradicional.

Pero desde agosto, lo que golpeó a la Argentina fue una crediticia por el escándalo de los "cuadernos".

"El tema de los cuadernos pegó fuerte. Cuando irrumpió esta cuestión el rendimiento del Bonar 2026 saltó 320 puntos básicos, más del triple que en plena corrida cambiaria de abril", explicó Caputo.

El presidente del Central afirmó que este mes ya se observa un mercado más tranquilo, y que el temor a un default de los bonos ha ido quedando atrás. Sin embargo, no le dio el acta de defunción a la corrida contra el dólar. Para eso faltará que se conozca el acuerdo con el Fondo y, claro está, la reacción del mercado.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas