Más artículos

El Banco Central no para de perder dólares y tiene menos poder de fuego: por qué es vital un rápido acuerdo por deuda

El Banco Central no para de perder dólares y tiene menos poder de fuego: por qué es vital un rápido acuerdo por deuda
El Central sigue perdiendo reservas por el goteo de depósitos y las ventas de divisas. Por un acuerdo con la Fed, podrá canjear bonos por dólares
Por Melina Manfredi
22.05.2020 20.37hs Finanzas

Mientras el Gobierno continúa negociando con los acreedores de la deuda, la presión sobre el dólar no para y las reservas del Banco Central (BCRA) lo sienten. Desde que arrancó la cuarentena, las arcas del BCRA ya perdieron u$s1.184 millones y cerraron hoy en u$s42.741 millones, un nivel que no se perforaba desde enero de 2017. En todo 2020, retrocedieron más de u$s2.000 millones.

Una parte de ese monto se fue por pagos a organismos internacionales, mientras que el resto salió por venta de billetes en el mercado cambiario. En plena cosecha gruesa, y con un cepo cambiario cada vez más apretado, el BCRA tiene que vender dólares en forma permanente en el mercado cambiario. 

¿Por qué caen las reservas? 

Desde el 20 de marzo, primer día de cuarentena obligatoria, el organismo ya hizo ventas netas por más u$s650 millones en el mercado cambiario. Sin embargo, el Ministerio de Economía entró en default por no hacer un pago menor a ese monto, de u$s503 millones. La falta de arreglo con los bonistas, precisamente, es uno de los factores que impulsan la dolarización, debida a la incertidumbre. 

"Con este cepo tan ajustado, la idea era que el BCRA comprara el superávit comercial, que todavía hay. En febrero ya pudo no acumular más reservas y empezó a vender. Con la llegada del coronavirus y la expansión monetaria, que amplió la brecha, se generó una presión adicional sobre el dólar oficial. Y, si bien el tipo de cambio real multilateral no está atrasado, hay mucha desconfianza", señaló Amilcar Collante, economista de Cesur. 

Y explicó: "La resolución de la deuda es clave para ver qué pasa con la brecha, los depósitos y las ventas o compras de divisas por parte del Central. El default y esta idea de vivir con lo nuestro genera ruido y amplía la incertidumbre. Entonces, se retraen las exportaciones mientras los importadores y los que tienen que pagar deuda en dólares demandan todos los billetes que puedan al precio oficial".

 

"Llegados a este punto, no era aconsejable pagar. De lo contrario, estarían mostrando que cuando están apretados en términos de tiempo y financieros, con el contado con liquidación  subiendo y el BCRA vendiendo reservas, terminan pagando. ¿En qué momento los acreedores se tomarían en serio la idea de que si no negocian una quita considerable vas a default?", se preguntó Juan Ignacio Paolicchi, de Eco Go. 

No obstante, alertó que "el Gobierno no se tiene que demorar mucho en la negociación porque la aceleración de los bonos está a la vuelta de la esquina", en referencia al mecanismo por el cual si el 25% de los bonistas se juntan y piden el default de Argentina, el soberano tendría que salir a pagar el valor nominal de todas las series de bonos que están hoy en el mercado.

El economista reconoció que el ministro Guzmán no estaría en condiciones de abonar los u$s66.000 millones si se diera el proceso de aceleración. "Haber perdido tantos dólares  para después terminar en default me parece que sería una mala gestión de las reservas escasas que tiene el BCRA", sentenció. 

Collante acordó con su colega en que la mejor alternativa del Gobierno es llegar a un acuerdo. "Si arreglan, podría entrar algún dólar financiero. Eso va a descomprimir y, si además presentan un plan económico creíble, podría disminuir la brecha y aumentar la demanda de pesos. Eso sería un círculo virtuoso", sostuvo. 

Escaso poder de fuego

Con las reservas en niveles mínimos para los últimos 3 años, los economistas también advierten que el verdadero poder de fuego del BCRA para vender divisas en el mercado está muy acotado. Afirman que las reservas netas están debajo de los u$s10.000 millones

Es que el organismo no puede usar los u$s42.000 millones para intervenir en el mercado. A ese monto hay que descontarle préstamos, swaps y encajes por depósitos en dólares para obtener las reservas netas que son aquellas que el BCRA puede vender para abastecer la demanda de divisas. 

"Le quedan u$s9.700 millones de reservas netas, de los cuales hay u$s3.000 millones en oro. Está muy acotado el poder de fuego del Central", sentenció Fernando Marull, titular de la consultora FM&A.

Las reservas netas, que son las que el Banco Central puede vender en el mercado, están debajo de los u$s10.000 millones
Las reservas netas, que son las que el Banco Central puede vender en el mercado, están debajo de los u$s10.000 millones

La estimación de Amicar Collante es todavía más baja. "Tiene unos u$s8.100 millones de reservas netas. Se generaron pocos dólares desde diciembre y dejó de acumular. Por el contrario, del lado de los pesos se emitieron $900.000 millones, lo que le pone más presión a la brecha cambiaria", dijo. 

En ese sentido, el economista afirmó que la dinámica actual no puede sostenerse durante mucho tiempo. "Eventualmente van a tener que ajustar un poco el tipo de cambio o cerrar más un cepo que ya es bastante duro. Sin embargo, de arreglar con los acreedores, quizá el BCRA podría volver a sumar reservas, aun al precio de hoy", añadió Collante.

Una canilla abierta

Ante la incertidumbre y la disparada de los tipos de cambio paralelos, el goteo de depósitos en dólares continúa. Desde el 20 de abril, cuando volvieron a abrir los bancos, los saldos privados en moneda extranjera cayeron más de u$s1.200 millones. En lo que va del año, perdieron u$s2.300 millones. 

Si bien está lejos de la huída que se vio el año pasado luego de las PASO, el nivel de depósitos nunca se recuperó de aquel derrumbe. Al martes pasado (último dato disponible) el stock alcanzaba los u$s17.114. 

"Los depósitos bajaron mucho. Es una muestra más de desconfianza, que se suma al efecto de la pandemia. De todos modos, el nivel de liquidez en dólares en las entidades financieras es altísimo, está en 78%. No va a haber problemas para que los bancos entreguen los dólares", afirmó Collante. 

 

Paolicchi también destacó la solidez del sistema financiero para afrontar el retiro de depósitos. "La salida de depósitos es preocupante desde el punto de vista de la política económica, tienen que evitarlo, pero los bancos están sólidos. Si el Gobierno arregla con los acreedores, la desconfianza disminuye y eso descomprime porque el argentino se acuerda del default lo asocia al corralito. Esa memoria colectiva impacta sobre los depósitos". 

Por su parte, Marull comentó algunas de las razones por las que los ahorristas retiran sus dólares de los bancos. "Hubo miedo de que en algún momento se trabara el canje, esto es, la posibilidad de sacar al exterior dólares billetes que están en una cuenta bancaria local. El goteo se da más que nada por la incertidumbre de qué puede llegar a hacer el Gobierno con los depósitos en dólares, aun cuando no hubo ningún problema", afirmó. 

Acuerdo con la FED

En medio de la escasez de reservas internacionales, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) le garantizó al BCRA el acceso al acuerdo temporal de recompra de títulos para las autoridades monetarias internacionales. 

El programa otorga a los bancos centrales que tienen una cuenta custodia en en la FED, la posibilidad de acceder de manera inmediata a liquidez. Se trata de una línea en la que la autoridad monetaria estadounidense recompra bonos del Tesoro en poder de los bancos centrales del mundo, a cambio de los cuales la Fed les entrega dólares

Sin embargo, no se trata de un mecanismo engrosamiento de las reservas ya que, si el BCRA tiene bonos del Tesoro para entregarle a la Fed, estos ya forman parte de sus reservas. Esa información es confidencial y, de todos modos, fuentes del Central aclararon que la línea "no se piensa usar, no hay necesidad".

El titular de la Fed, Jerome Powell, puso en marcha el mecanismo de recompra temporal de bonos a fin de marzo
El titular de la Fed, Jerome Powell, puso en marcha el mecanismo de recompra temporal de bonos a fin de marzo

Aunque celebraron el acuerdo porque "contribuye a seguir afianzando la relación entre ambos bancos centrales y fortalecer las herramientas que tiene disponibles el BCRA para mantener la estabilidad del mercado de cambios".

Este tipo de programas le sirven a la Fed para que quienes están necesitados de liquidez no vendan sus bonos del Tesoro a precios bajos, lo que haría subir las tasas. En la actualidad, el organismo prefiere mantener las tasas bajas para estimular la economía tras la crisis por el coronavirus.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ