Más artículos
Fake news, fuentes oficiales y sexting: ¿cómo se informaron las personas durante la pandemia?

Fake news, fuentes oficiales y sexting: ¿cómo se informaron las personas durante la pandemia?

Fake news, fuentes oficiales y sexting: ¿cómo se informaron las personas durante la pandemia?
FLACSO y Fundación Medifé realizaron un estudio y publicaron un informe que describe las tendencias en las búsquedas relacionadas a la salud
Por iProfesional
03.09.2020 15.26hs Health & Tech

Con el advenimiento de la pandemia y de las medidas tomadas en consecuencia por cada Gobierno, la salud ha cobrado un lugar primordial en la vida de las personas. Los contenidos de los medios de comunicación y de muchos sitios de internet en general han dedicado gran parte de sus energías al tratamiento de información relacionada con la enfermedad y con los efectos adversos en las vidas de las personas.

Asimismo, los individuos comenzaron a hacer más búsquedas relacionadas a este nuevo virus y a las consecuencias que tuvo. De este modo, se conformó una suerte de círculo de retroalimentación, donde las búsquedas muestran el interés de la población y los medios tratan de responder a esas inquietudes.

Para entender de manera más profunda las tendencias de búsqueda de los usuarios, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) junto a Fundación Medifé realizó un estudio específico.

Titulado Acceso digital a la información sobre salud y bienestar, el trabajo apuntó a conocer en profundidad las búsquedas y el consumo de noticias durante el aislamiento social preventivo y obligatorio. La decisión de este objeto de estudio partió de la base de que en el contexto actual los modos de producción, las fuentes y los modos de acceso y propagación de esta información son principalmente digitales, con noticias circulando en millones de pantallas conectadas en todo el planeta.

En la presentación de este informe, que se realizó de manera virtual, la periodista científica Nora Bär coincidió con este aspecto cuando indicó que "la comunicación digital pasó a un primer plano" y que es un momento en el que "los periodistas tenemos un rol protagónico, pero no somos los únicos".

Esa situación se plantea como una ventaja y, al mismo tiempo, tiene algunas desventajas. Si bien amplifica el acceso a la información, también plantea desafíos relacionados a la gran cantidad de datos disponibles, a la calidad y veracidad que revisten, y a la aparición de las fake news.

La idea central del informe que produjeron FLACSO y Fundación Medifé es posicionarse como elemento para mejorar las prácticas de producción, acceso y consumo de información acerca de salud y bienestar. Los especialistas a cargo fueron Patricia Ferrante y Gabriel Kessler, además de Belén Igarzábal, que es directora del Área de Comunicación de FLACSO. Para analizar estas tendencias se centraron en el análisis de los términos más buscados en Google vinculados a la salud y el bienestar y además, estudiaron con la herramienta Crowd Tangle los posteos populares en Facebook realizados por medios de comunicación y perfiles públicos.

Los hallazgos de la investigación

Como era de esperarse, el coronavirus copó por completo la agenda informativa. Los expertos encontraron que es el término más buscado y se usa de modo indistinto en referencia a la pandemia, al virus o a la enfermedad. Un dato sorprendente: sobrepasa las búsquedas de términos que suelen ser populares en internet, como "porno". Además, desde comienzos de 2020 y sobre todo a partir de marzo, las búsquedas de la palabra coronavirus se relacionaron con frecuencia con síntomas.

También se lo relaciona a vacunas, cantidad de casos, muertes, y a otros aspectos vinculados al bienestar, como las recetas de cocina o la actividad física.

Dado que el coronavirus se expandió por todo el mundo de manera progresiva, las búsquedas del término se localizaron en los países más afectados, en un principio, y luego se pudieron ver en las ciudades argentinas con mayor cantidad de infectados.

Otra de las búsquedas más populares está centrada en la salud mental. Según indican los profesionales que llevaron adelante el estudio, son de creciente importancia, sobre todo aquellas relacionadas con la ansiedad, la depresión y el insomnio.

El término coronavirus estuvo primero en búsquedas
El término coronavirus estuvo primero en búsquedas

Cocina, ejercicio y vida sexual

Estos tres temas también fueron muy significativos en términos de búsquedas. Los resultados del análisis indican que el sexo virtual y el sexting muestran picos de búsquedas en el momento en el que el Ministerio de Salud de la Nación aborda el tema y elabora recomendaciones para una experiencia segura.

El ejercicio físico -sobre todo algunas rutinas y el yoga- y las recetas de cocina son búsquedas que crecen de modo marcado a partir del dictado del aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO).

Las notas más compartidas o comentadas en Facebook muestran la centralidad de los medios porteños, con poca presencia de fuentes oficiales y la persistencia de algunos temas durante todo el período, sobre todo la violencia de género y las manifestaciones y protestas sociales.

La vuelta a las fuentes oficiales

Este es uno de los datos más relevantes que emanan de la investigación que realizaron FLACSO y Fundación Medifé. "Detectamos que hay una relevancia enorme de las entidades institucionales", afirmó Patricia Ferrante, una de las autoras del análisis, al tiempo que agregó que se trata "del ministerio de Salud de la Nación, de la Ciudad, de la Provincia, las instituciones de salud públicas y privadas y los medios de comunicación nacionales y locales".

Las fuentes oficiales, entonces, se posicionaron como las más relevantes en términos de consultas. Esto significa que las personas buscan información relacionada al ministerio de Salud, al Boletín Oficial, a PAMI, e incluso a agencias estatales como ANSES.

Cabe destacar que las celebridades locales e internacionales son relevantes en las búsquedas de información relacionada a la salud y al bienestar. Esta situación, a los ojos de los autores del estudio, podría generar lo que llaman polución informativa, lo cual implica que podrían provocar confusiones, desinformación y efectos adversos en la vida y la salud de las personas que los escuchan.

Es por esto que resulta positivo que los usuarios hayan ido con mayor frecuencia a las fuentes oficiales, que son quienes tienen en sus manos el manejo de la situación sanitaria y son quienes difunden los datos día tras día.

Frente a esto, ¿qué recomiendan?

La gran cantidad de información disponible actualmente podría ser nociva para que las personas puedan llegar a saber qué pasa realmente en su ciudad de residencia, en su país y en el mundo. Es por eso que los especialistas que llevaron adelante el estudio señalan algunas recomendaciones para los individuos que transitan la pandemia, como cualquier persona en el mundo, y el aislamiento.

Entre las recomendaciones
Entre las recomendaciones se aconseja ir a las "voces autorizadas"

Por un lado, indican que "los actores institucionales son las voces autorizadas en relación a la salud y el bienestar". Ahora bien, consideran que es importante mejorar y extender ese rol. "Los actores del sistema, públicos y privados, pueden asumir un rol más enfático en relación a las prácticas informativas sobre salud y bienestar", señala uno de los autores del estudio.

En segundo lugar, indican que "la desinformación y la polución informativa son graves en el caso de la salud y el bienestar". Es por eso que aconsejan "diseñar estrategias de comunicación que combatan estas prácticas es importante y un área de vacancia para los actores públicos y privados del sistema de salud".

En relación al coronavirus, es necesario complementar la información institucional con datos y evidencia de fuentes públicas sobre determinadas temáticas como distancia social, formas de contagio en espacios públicos, entre otras.

Otra de las recomendaciones del estudio indica que la dinámica de acceso a la información a través de medios digitales y redes sociales requiere pensar estrategias de producción y distribución de la información sobre salud y bienestar para diversos formatos y audiencias específicas. En este sentido, Gabriel Kessler, uno de los investigadores, señala que es importante tener en cuenta que "los distintos públicos necesitan mensajes específicos", es decir "que alguien les hable directamente a ellos y que sea similar a ellos".

Por último, los autores consideran relevante "mejorar la producción de información sobre salud mental y salud sexual. Se trata de temas sobre los que circula información errónea y no médico científica. Sería una contribución importante que un actor del universo de la salud y el bienestar pueda formular mensajes claros, destinados a audiencias específicas".

A modo de conclusión, el gerente de Prestaciones Médicas de Medifé, Fernando Copolillo, señaló que "para el complejo médico industrial es necesario tener un enorme acto de prudencia y de humildad". Además, aseguró que es esencial la "promoción de los autocuidados".

En relación a los cuidados, Kessler consideró que "no todo debe caer sobre el cuerpo". ¿Qué significa esto? Que hay otras medidas relacionadas al cuidado que, precisamente, pueden contribuir a ese autocuidado al que se refería Copolillo. "El alcohol en gel en la entrada de todos los negocios y las marcas en el piso para respetar la distancia, por ejemplo, son algunas de las medidas que pueden ayudar a que se cumpla con los cuidados que se le piden a las personas.

Lo más leído
Más sobre Health & Tech