Los dólares paralelos están imparables y anticipan más tensiones para el Banco Central

El contado con liquidación trepó hasta $133 y el blue recuperó a $136. En el mercado creen que el Central está en una mala posición. Los bonos en caída
Por iProfesional
20/08/2020 - 19,27hs
Los dólares paralelos están imparables y anticipan más tensiones para el Banco Central

Los tipos de cambios paralelos siguieron imparables en la jornada del jueves. A pesar de que los mercados del mundo siguen jugando a favor, los activos argentinos deambulan en la intrascendencia y la negatividad.

Las acciones cayeron, lo mismo que los bonos, y el contado con liquidación y dólar MEP anotaron nuevos máximos. Así las cosas, el tipo de cambio que surge de arbitrar activos domésticos que cotizan en Buenos Aires y Nueva York, o sea el contado con liquidación, subió 1,2% hasta los $133. La versión criolla de esa operatoria, el dólar MEP, trepó 1,4% a $129,5. Por su parte, el blue volvió a subir y se negoció a $136. 

"Todas las variantes a excepción del dólar minorista experimentaron subas ya que ante la incertidumbre los argentinos prefieren el dólar como moneda de reserva", señaló Joaquín Candia, analista de Rava Sociedad de Bolsa. El dólar mayorista subió en la jornada 5 centavos respecto de la marca anterior, para quedar en $73,53 con un volumen total operado de u$s99 millones spot en MAE. 

El aumento de la brecha preocupa al Central y a los operadores de la City
El aumento de la brecha preocupa al Central y a los operadores de la City porteña

Teñido de rojo por el dólar

Con la brecha cambiaria actual, "el Banco Central ya no tiene mucho margen de maniobra. Si no quiere dilapidar reservas, solo le queda devaluar o aplicar más impuestos al dólar ahorro. Devaluación y aceleración inflacionaria, eso es lo que viene para este período", dijo Ramiro Marra, directivo de Bull Market Brokers.

En el plano internacional, hoy se conoció el dato de solicitudes de seguro de desempleo en los Estados Unidos, el cual arrojó 1,1 millones de nuevos pedidos, levemente por arriba de lo esperado, sin embargo, en el acumulado las renovaciones disminuyeron en 700 mil para ubicarse en 14,8 millones. En este contexto las principales bolsas americanas cerraron al alza, lideradas por el sector tecnológico con el Nasdaq (+1,06%).

En el frente local, el INDEC divulgó los datos del EMAE, los cuales indican que para el mes de junio la economía se recuperó un 7,4% respecto del mes previo, pero en términos interanuales cayó 12,3%. Finalmente, en el primer semestre del año la economía retrocedió un 12,9% respecto del mismo período del año 2019.

Así el S&P Merval ganó 0,56% con un volumen total operado de $2.230 millones. Respecto de la performance sobresalió la suba de COME (+9,77%) mientras que por el lado contrario se destacó VALO (-2,79%).

No hay efecto canje que le haga recuperar a los bonos argentinos que siguen operando en negativo
No hay efecto canje que le haga recuperar a los bonos argentinos que siguen operando en negativo

Qué pasa con los bonos

Los bonos en dólares se mostraron levemente ofrecidos con pérdidas en torno a 20 centavos de dólar en promedio, aunque con escaso volumen negociado y a la espera del resultado del canje de la deuda. Los bonos en moneda local por su lado, se mostraron tomadores para cerrar con subas de entre 0,40% y 2% en promedio.

"Pareciera que el mercado tiene ya incorporado el efecto de que la negociación con el FMI será difícil y larga, y con alguna escaramuza en el proceso. Aunque coincidimos en que no es fácil ni necesariamente rápido, nuestra visión es que habrá final feliz", estimó la consultora EconViews, dirigida por Miguel KIguel. Añadió que "en el contexto de amplia liquidez global y con países emergentes recuperando casi todo lo perdido, pareciera que hay más para ganar que para perder en los bonos en dólares".

"Mientras tanto ya se encuentran los canjes abiertos y cada vez falta menos para saber cual es el nivel de aceptación, más que nada en la legislación extranjera ya que en lo que respecta a legislación argentina se descuenta un gran nivel de adhesión. Si bien gracias al acuerdo con los acreedores se alcancen las CAC y por lo que se evitarían los holdouts, un gran nivel de adhesión sería un resultado positivo para el gobierno. No hay que perder de vista que luego de que se reestructuren los bonos queda pendiente la deuda con el FMI por lo que aún hay un largo camino por recorrer", coincidió en analista de Rava.