Más artículos

Por la pandemia, se caen las búsquedas de personal y se frenan las nuevas contrataciones

Por la pandemia, se caen las búsquedas de personal y se frenan las nuevas contrataciones
Cómo adaptaron sus procesos las consultoras de RR. HH. para continuar la selección de personal. ¿Qué tendencias surgieron más allá del teletrabajo?
Por Paula Krizanovic
25.03.2020 13.53hs Management

En la Argentina, que incluso antes de la pandemia de coronavirus estimaba que podía perder este año entre 1,5% y 2% de su PBI, donde la inflación se proyectaba por encima del 40% anual y el consumo se retraía a la par de la pérdida del poder adquisitivo de las personas, el panorama para el empleo no era de por sí demasiado alentador.

Las empresas exportadoras, que deberían ser motor de la economía y tener necesidades de capital humano, ya veían pesificados sus ingresos mientras que sus costos en muchos casos –como los de la economía del conocimiento- seguían al valor de la moneda norteamericana. A muchas de ellas también, como las agroexportadoras, les pegó de lleno la caída en la actividad por los cierres de fronteras y medidas de sanidad decretados en países afectados por el coronavirus.

La industria local ya trabajaba al 60% de su capacidad, y debió resolver cómo seguir produciendo y a la vez respetar las medidas de higiene y seguridad determinadas por la Organización Mundial de la Salud y las licencias especiales que dio el gobierno nacional.

Y en los comercios, las Pymes, las empresas de viajes y de hospitalidad, se preguntan cómo harán para pagar los sueldos mientras los consumidores se aíslan en sus casas. El gobierno nacional acaba de anunciar para ello algunas medidas apuntadas a que no se pierdan puestos de trabajo en esas áreas. 

En medio de esta tormenta perfecta de incertidumbre están aquellas personas que estaban buscando trabajo, quizás desde hace meses o desde 2019, y que desde los márgenes ven sus chances de conseguir empleo diluirse aún más.

Hasta el momento, según habían podido relevar tanto desde el Ministerio de Trabajo como informes privados, en los últimos seis meses las estimaciones de contratación de personal en la Argentina habían logrado salir del rojo y se mostraban levemente al alza. No obstante, también era cierto que las buenas intenciones informadas no se habían traducido aun en empleos concretos.

Es cierto que hubo empresas que sumaron personal temporario para atender a la crisis provocada por la pandemia (firmas de salud, de viajes, etc.) pero en las agencias de empleo comenzaron a notar, una vez que se extremaron las medidas de aislamiento solicitadas por el gobierno nacional, un leve parate de los procesos de selección de personal en curso.

"Definitivamente esto no va a ser bueno para el empleo, que venía amesetado desde los últimos meses del Gobierno anterior. Esa 'foto' no había cambiado en 2020 pero no había caído. Y si tomamos como ejemplo lo que paso con las empresas en Europa donde la crisis sanitaria llegó primero, podemos esperar que las compañías también acá, dependiendo de las políticas que tengan, generen algún tipo de 'hiring freeze' (congelamiento de las contrataciones). Lo que no sabemos es por cuánto tiempo" dijo Matías Ghidini, titular de Ghidini y Rodil.

No se trata de ser tremendista. El "hiring freeze" de nuevos empleados puede ser incluso el escenario más favorable que resulte para el empleo de esta crisis, sin involucrar despidos por la baja de la demanda de bienes y servicios o el cierre de empresas que no tengan "caja" para resistir por mucho tiempo el actual escenario.

"Esto va a ser algo progresivo. Hoy hay sobre todo una inquietud sobre las revisiones salariales, pero conforme evolucione la situación eso va a quedar relegado por otras posibilidades más drásticas, como pueden ser disponer o no de empleo", reflexionó Ghidini en diálogo con iProfesional.

En este contexto, para los próximos meses el panorama para el empleo no es para nada optimista: "Dependiendo de la crisis y del sector, algunas compañías suspenderán las contrataciones, otras tendrán que desvincular, y más allá de las complicaciones generales a nivel socioeconómico, a fines prácticos de búsqueda en los próximos dos o tres meses, las oportunidades laborales van a ser muy escasas, acentuando la caída respecto de como veníamos antes", advirtió.

Cuidar los puestos de trabajo, la prioridad

Según los datos que viene relevando iProfesional, las empresas que tengan problemas de liquidez para hacer frente a la baja de la demanda por la cuarentena, postergarán todo lo posible tomar decisiones irreversibles, como desvincular personal o tocar de alguna manera los ajustes salariales previstos para este año. 

No obstante, ya hay algunas que admiten que es una posibilidad modificar la nómina. A menos de una semana de haber iniciado la cuarentena obligatoria, es pronto para hacer diagnósticos pero la consultora Mercer encontró ese panorama al relevar el estado de situación en grandes firmas y filiales de multinacionales.

De las 180 compañías encuestadas la semana pasada sobre si se evaluarán acciones respecto al tamaño de la dotación, a la luz del enfriamiento de la economía, un 41% respondió que ya tiene decidido hacer cambios. Otro 43% aún no tiene definido si los hará.

Un 12% de las grandes empresas congelará las contrataciones en 2020
Un 12% de las grandes empresas congelará las contrataciones en 2020

Un 12% ya definió que se suspenderán las nuevas contrataciones en 2020, y el 4% que reducirá su dotación de personal.

Así y todo, en las consultoras de Recursos Humanos que realizan búsquedas de personal ya están notando un cambio rotundo.

"Te diría que se notó ya hacia fines de la primera semana de marzo que las empresas han empezado a frenar sus procesos de búsqueda", dijo Matías Ghidini. En este sentido el experto diferenció tres tipos de procesos: los que quedan definitivamente cancelados, otros quedaron a mitad de camino porque el candidato estaba prácticamente elegido o incluso seleccionado pero para comenzar a trabajar tiene que atravesar etapas que son inevitablemente presenciales, como un examen psicofísico.

Y en tercer lugar, las suspensiones: "La mayoría quedan suspendidos, siguen activos hasta el fin de la cuarentena, lo que indica que la necesidad sigue vigente aunque se haga un impasse", aclaró Ghidini, que en los primeros días de aislamiento obligatorio y preventivo prefiere hablar de una demora y no de cancelación de las contrataciones.

"Hasta mediados de marzo, en general, se continuaron las búsquedas que estaban planeadas. Pero va cambiando "minuto a minuto"; se están suspendiendo hasta que se regularice la situación. En un escenario en el que se da licencia a muchas personas, no se realizan nuevas búsquedas, salvo que estén relacionadas con la situación coyuntural que protagoniza la vida de los argentinos", coincidió Romina Szleifer, HR Specialist de VISMA Latinoamérica.

Aunque también aclaró que esto depende del perfil que se esté buscando. Los científicos y profesionales de salud pueden sufrir una demanda en este escenario. Otro rubro que tiene mucho movimiento es el de la comunicación digital, "a la cabeza de las actividades en esta época de cuarentena para elaborar contenidos vinculados a esta situación inédita", junto con el del e-commerce.

En Cía de Talentos, que se dedica con mucho énfasis a las nuevas generaciones, vieron otro panorama también cambiante. "La cantidad total de búsquedas no cayó o si lo hizo, fue muy poco sensiblemente. Lo que ocurrió fue que hubo una serie de cambios en lo cualitativo de los procesos, antes que en lo cuantitativo", dijo el gerente general Patricio Navarro Pizzurno.

"Por un lado, se remarcó una tendencia que veníamos anticipando en los últimos 18 meses. En nuestro ámbito específico, aumentó la demanda de pasantías versus la de jóvenes profesionales. Esto no responde a una precarización del trabajo sino a una apuesta más cortoplacista y de ‘tomarle la temperatura' al contexto económico por parte de los empleadores de jóvenes", añadió el titular de Cía de Talentos. Las empresas, según describe, piensan que pueden reconvertir rápidamente al pasante -en un plazo de entre 6 y 18 meses- en un trabajador efectivo o no hacerlo, de acuerdo a la evolución de la economía.

El otro proceso que denota esta consultora es que hubo un natural viraje hacia sectores de mayor demanda como agronegocios, oil & gas, y empresas nativas digitales. En esos casos, Navarro Pizzurno destaca que se "han sostenido o incluso aumentado el nivel de incorporaciones, versus la caída en la demanda de rubros como consumo masivo o retail".

A la distancia

Se profundizó el uso de herramientas de e-learning durante el aislamiento social obligatorio
Se profundizó el uso de herramientas de e-learning durante el aislamiento social obligatorio

La adaptación a este nuevo contexto para los negocios exigió a los equipos de Recursos Humanos un esfuerzo muy grande para organizar al personal y no solo al que teletrabaja.

"Los rubros de manufactura, de producción de mercaderías, están bajando la dotación de personal en planta al máximo, y se quedan con el mínimo indispensable para continuar operando. Las organizaciones se ocupan de llevar y traer a la gente, así como de aprovisionarlos con todo lo necesario para no ser contagiados ni contagiar a terceros. Se toman los recaudos del mínimo indispensable de 1 metro de distancia entre puestos de trabajo y muchos lo hacen con guantes de látex y –aunque dicen los expertos que no es necesario- barbijos", relató al respecto Szleifer.

La de trabajar a distancia no fue la única adaptación: en la plataforma de gestión de capital humano alojada en la nube de Visma, la compañía pudo notar otras tendencias más allá del mayor uso de herramientas de trabajo a distancia y reuniones remotas que ya acostumbraban utilizar sus clientes.

Una de las cosas que se profundizaron en estos momentos fue el uso de herramientas de recibo de sueldo digital. "Con ellas, a los colaboradores se les acredita el salario en su cuenta y ellos tienen en tiempo y forma los detalles de la liquidación mes a mes, pueden firmarlo (en forma digital) y enviarlo al área de RH sin moverse de sus casas", afirmó la experta.

"En los últimos días también hemos visto mucha capacitación virtual. Por ejemplo, a través de nuestras herramientas de gestión virtual del capital humano, las empresas informan a su gente sobre cómo proceder para cuidarse y cuidar a su entorno, tanto en el lugar de trabajo como desde sus hogares. En forma proactiva, las organizaciones están promoviendo las medidas generales para tratar de reducir los efectos de contagio de la pandemia", detalló Szleifer a iProfesional.

Flexibilidad y adaptación

Las empresas de Recursos Humanos hoy toman entrevistas y evalúan perfiles a distancia
Las empresas de Recursos Humanos hoy toman entrevistas y evalúan perfiles a distancia

Así como hicieron la mayoría de las empresas en todos los países golpeados por la pandemia de coronavirus, incluso en aislamiento se mantienen guardias mínimas y se sigue dentro de lo posible con el ritmo "business as usual" en todo aquello que pueda ser concretado mediante teletrabajo.

En este escenario inédito para la mayoría, las obligaciones de Recursos Humanos son complejas e indispensables. "La gente de RH tiene un rol difícil dentro de las empresas en este momento: están entre la presión de cuidar a la gente y la de no descuidar el negocio. Ese es su trabajo siempre, pero hoy el riesgo de las decisiones que se tomen es mucho más alto", le dijo a iProfesional Gabriel Schwartz, experto en psicología de las organizaciones y profesor adjunto en la Universidad de El Salvador.

Como director de la consultora Psicología Laboral, Schwartz se dedica también a la realización de evaluaciones psicotécnicas, de cultura en organizaciones y de construcción de equipos, entre otras tareas. Y por estos días tuvo que adaptarse fuertemente para continuar con esa actividad a la distancia.

"También me toca 'mantener la distancia'. Varios de los estudios psicotécnicos que tengo programados, los tendré por Skype o Zoom. Lo mismo pasará con las entrevistas de coaching y con algunos pacientes. Desde hace semanas que no tengo reuniones presenciales con postulantes y que termino de definir a los seleccionados a través de videoconferencias o intercambio de mensajes", contó mientras preparaba material académico para que sus alumnos pudieran seguir con la cursada de forma virtual y no perder el cuatrimestre iniciado.

"Las entrevistas si son 100% virtuales y así estamos operando. No es ninguna complicación mayor. Tampoco es un problema continuar los procesos que estaban arrancando, con las etapas de sourcing o evaluación de perfiles. El problema surge en las etapas de los procesos en los que es inevitable ir al potencial lugar de trabajo", añadió también Ghidini.

A algunas empresas de mayor estructura, la crisis sanitaria las encontró de alguna forma preparadas, ya que su propia cultura y organización las lleva a tener metodologías y sistemas que les permiten operar a la distancia. Fue por ejemplo, el caso de la filial de la multinacional Randstad. Desde la casa matriz tempranamente se definió un protocolo que se fue adaptando a la evolución de la pandemia. El mismo suspendió hasta nuevo aviso los viajes, eliminó la participación y organización de eventos, y limitó los traslados entre oficinas, pasando a un esquema de mayor uso de las herramientas virtuales de las que ya disponía la compañía.

"Solo es posible cuidarnos si también en esta situación actuamos como equipo. Nuestros colaboradores cuentan todos con herramientas para el trabajo virtual con aplicaciones que corren en la nube y una cultura previamente desarrollada de trabajo por objetivos y esquemas de trabajo remoto. De esta forma, estamos preparados para sostener la continuidad operativa y el trabajo cotidiano con independencia de dónde se trabaje", dijo a este medio Regina Ávila, Directora de Comunicaciones de Randstad Argentina

"Por la naturaleza de la actividad de Randstad, gran parte de nuestro trabajo cotidiano implica entrevistas con clientes y candidatos. Desde el inicio de la aplicación de este protocolo, toda esa actividad de nuestros consultores la estamos volcando gradualmente a entornos virtuales para limitar todo lo posible el contacto físico y la exposición al riesgo de contagio de toda la comunidad. En este esquema de contingencia hoy ya estamos haciendo la gran mayoría de las entrevistas laborales con candidatos a través de 'hangouts' y otras herramientas de videoconferencia", detalló.

A otras compañías, la pandemia y el decreto de aislamiento los tomó en medio de transformaciones que se aceleraron para adaptarse al contexto. Por ejemplo, a Cía de Taletos: "Veníamos implementando un sistema de mayor espaciamiento de las posiciones físicas de trabajo a partir de las últimas semanas. Contamos con la suerte de tener una disposición física de nuestras oficinas que así lo permite. A partir de este Lunes 16 todos los empleados de nuestra compañía pasaron a formato de teletrabajo. Y de común acuerdo con los clientes todas las reuniones presenciales pasaron a formato remoto sin inconvenientes", contó Navarro Pizurno.

"El único cambio sensible que tuvimos que implementar fue respecto a las etapas presenciales finales. Es decir, el muchos de nuestros procesos selectivos culminan el 'pipeline' de candidatos con una etapa presencial. En esos casos, implementamos formatos específicos y ad hoc de dinámicas grupales online, 'cyber interviews' o afines, que nos permitan un cara a cara que si bien es remoto no deja de ser sincrónico, y con una evaluación comportamental de calidad", añadió.

La flexibilidad prima por estas horas tanto en las consultoras así como en las áreas de Recursos Humanos de las empresas. Es muy probable que todo el esfuerzo no resulte en vano y las dinámicas y estructuras que ahora surgieron a las apuradas y de urgencia, sirvan para ser perfeccionadas y vueltas a aplicar en el futuro.

"No estábamos preparados para este escenario. Pero nunca lo estamos del todo. Tendremos que ser maduros, inteligentes y solidarios. Y aprenderemos", reflexionó como cierre Schwartz.