Autos iPro
Murano, la pieza que le faltaba Nissan para convertirse en fabricante nacional
23-03-2017 Es el gran aspiracional del japonés, un modelo que desde su nombre emite a lo premium. Además es más lujosa y equipada, con un gran salto en diseño
Por Guillermina Fossati
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Hace poco más de un año, Nissan anunció una inversión de u$s600 millones destinada a la ampliación y modernización de la planta que comparte con su socia Renault en Córdoba. El objetivo: fabricar en ese mismo lugar, a partir de 2018, la nueva NP 300 Frontier.

La decisión fue el punto de partido para una nueva estrategia de la marca en la Argentina, la cual aspira a convertirse en una de las más vendidas del país y de la región.

Para fortalecer su presencia hasta la llegada de la nueva pick up, arrancó con una renovación de productos que incluyó desde el pequeño March hasta el nuevo Note y los renovados Versa y Sentra. Juntos con estos autos de pasajeros llegó la NP300 Frontier importada desde México, a fin de ir preparando el camino hasta que llegue el modelo nacional.

Sin embargo algo le faltaba a Nissan, y era volver a instalarse en un segmento más aspiracional, ese que siempre sirve a las marcas como la punta de la pirámide a la que todo cliente quisiera llegar, y que va impulsando el cambio de modelos de forma ascendente.

Finalmente, el lanzamiento de la nueva Murano completó ese espacio. Se trata de un SUV del segmento D, el cual se llama tal como un pequeño pueblo italiano especializado en la fabricación de cristal, el cual se prioriza en el diseño de este modelo con superficies bien vidriadas.

El Murano competirá en el segmento de los SUV más grandes, donde la marca identifica un rival directo que es Jeep Grand Cherokee, porque también tiene un motor V6, aunque la oferta de productos es mucho más amplia si se piensa en estética y utilidades. Además, es el que más crece en ventas, con un incremento de 112% en 2016.

En detalles
El nuevo Murano pertenece a la tercera generación del SUV, el cual se vende en el país desde 2009, cuando llegó en su segunda generación. La primera, de 2001, nunca desembarcó en la Argentina.

Desde su lanzamiento, este modelo supo diferenciarse y conquistar fieles clientes, especialmente por el diseño original, con ese frontal tirado hacia atrás que remarca su origen oriental.

Ahora, esas líneas están aún más marcadas pero al mismo tiempo estilizadas, lo cual le confiere al SUV un toque estético más elegante, dejando al Murano posicionado en un escalón bien alto dentro del segmento.

Del frontal también es más atractiva su parrilla, acompañada por la V que identifica a los modelos de la marca, con detalles cromados.

Sus dos líneas laterales bien marcadas también le dan un toque especial, acompañada por las llantas de 20 pulgadas (con el auxilio de la misma dimensión), para terminar atrás con las mismas luces salientes y muy pronunciadas que encierran la tapa del baúl (que es automática y se abre o cierra con solo apretar un botón).

Otros detalles que hacen a su look más deportivo son la doble salida de escape, las barras de techo color plata y que suma los vidrios laterales traseros y de la tapa del baúl tonalizados.

Por dentro, Murano dio un salto en calidad tanto en los tapizados, como el diseño, con mucha luz gracias al techo solar eléctrico que se extiende sobre casi todo el largo, desde el parabrisas hasta la luneta trasera.

Los asientos son de regulación eléctrica tanto para conductor como para acompañante. Tiene volante con ajuste en altura y profundidad, multifunción, y pantalla de 7 pulgadas.

Motor y seguridad
La nueva Murano se ofrece con una única versión naftera 3.5 V6 de 252cv, con un torque de 324 Nm a 4.400 rpm. Tiene tracción integral y caja CVT de relaciones continuas variables. La suspensión delantera es McPherson y la trasera es Multilink, con barra estabilizadora frontal y trasera.

En seguridad cuenta con siete airbags, ganchos isofix, frenos ABS, asistencia al frenado de urgencia, controles dinámicos de tracción y estabilidad, asistencia al arranque en pendiente y aviso de vehículo en el punto ciego en los retrovisores externos. También tiene asistencia al conductor con cámara de visión periférica.

Además del Jeep Cherokee, enfrentará modelos como Hyundai Grand Santa Fe, que fue recientemente renovada o Kia Sorento, ambas con opciones de siete asientos.

La propuesta de Nissan terminará de completarse en unos meses más con la llegada del Kicks, un SUV chico para ser parte del segmento que más crece en ventas.

El precio del Murano es de 1.480.000 pesos.

 

 

SECCIÓN Autos iPro