Economía
Plan económico de Trump ya afecta a empresas de energía renovable en la Argentina
27-04-2017 El programa financiero que plantea el líder de la Casa Blanca, que está cumpliendo sus primeros 100 días de gobierno, está complicando la rentabilidad de los proyectos de inversiones que habían sido planificados en 2016, durante la gestión de Barack Obama
Por Gastón Fenés
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

En estos momentos, el presidente Mauricio Macri viene desplegando una intensa agenda en los Estados Unidos para atraer inversiones en el campo de la energía

Luego de visitar dos plantas de industrias vinculadas con el gas y el petróleo en el estado de Texas, pertenecientes a las firmas Dow y Tenaris, el Presidente regresó a Houston en helicóptero para mantener reuniones con ejecutivos de las empresas XTO-Exxon y Halliburton

Acompañado por los ministros de Energía, Juan José Aranguren, y de Producción, Francisco Cabrera, Macri le dijo a los hombres de negocios que Argentina genera “enormes posibilidades, y esto se logra con inversión, que viene de la mano de la confianza.

La semana pasada, el propio jefe de Estado avisó: "Voy a Houston a estimular inversiones. Apostamos a que vengan u$s20.000 millones por año en Vaca Muerta, donde llegamos a un acuerdo multisectorial que nos costó varios meses para alcanzar".

La contracara de este entusiasmo oficial la están sintiendo en carne propia los empresarios de la "otra" energía: la que proviene de fuentes renovables y que se convirtió en la gran "vedette" de la era Macri. 

En 2016, los líderes del sector participaron de las millonarias licitaciones que planteó el Gobierno para la construcción de centrales eólicas, solares y de bioenergías en la Argentina. 

Eran momentos en que Barack Obama gobernaba en la Casa Blanca y cuando se esperaba una continuidad demócrata, de la mano de una victoria de Hillary Clinton.

Sin embargo, el triunfo de Donald Trump cambió las expectativas y esto se está corroborando tras cumplirse los primeros 100 días de gobierno. 

¿Cuál es el punto de conflicto? Que en 2016, con la esperanza de avanzar en emprendimientos con tasas de retorno superiores al 12%, las compañías se comprometieron ante Cammesa, la administradora del mercado, a vender energía con un horizonte de 20 años.

Al igual que en otros rubros, no avizoraban trascendentes cambios. Sin embargo, para las empresas abocadas a las energías renovables, las medidas tomadas por Trump están afectando los compromisos de inversión que se sellaron el año pasado.

El impacto adverso lo están sintiendo las compañías que aún se encuentran buscando fondos frescos en el exterior con vistas a iniciar la construcción de los parques eólicos y de energía solar.

En esta actividad, el efecto negativo es mayor que en otras, dado que el financiamiento es un componente fundamental del costo. 

Por eso, conocer los números finos antes de arriesgar un precio de venta de energía por 20 años es una variable que condiciona la viabilidad del negocio

Bajo el marco de licitaciones, a mediados del año pasado los jugadores estimaron un valor por la comercialización con tasas en el mercado que oscilaban entre 5 y 9 por ciento. 

Uno de los oferentes, se golpeó el pecho al conseguir un 3% de interés, por un monto de más de u$s100 millones.

Sin embargo, otros competidores desconfiaron de tales cifras y ya anticipaban dificultades para conseguir por debajo del 5%, por más concesiones y garantías que figuren en los contratos.

Guerra financiera
Desde que ingresó el republicano a la Casa Blanca, según indica Marcelo Álvarez, presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER) el costo del capital se encareció “entre uno y dos puntos porcentuales”.

Cabe destacar que la Fed ya aumentó las tasas en un cuarto de punto porcentual en marzo y se espera que a lo largo del año disponga dos aumentos más. El FMI, en tanto, predijo hasta cinco subas más en 2018. 

El margen de retorno que anhelaban los empresarios ronda entre 12% y 14%, algo por encima de lo que se consigue en el mercado de capitales.

Pero ahora los expertos consideran que es muy probable que las compañías no alcancen la utilidad que proyectaron durante 2016.

Es una hipótesis que no descarta el experimentado Oscar Balestro, presidente de Emprendimientos Energéticos.

En su opinión, al ubicar precios bajos en la subasta, en línea con las tasas que se conversaban con los bancos en 2016, es posible que existan "errores de cálculo” por parte de los jugadores, que habrían sobreestimado el escenario de bonanza financiera. 

“Pueden haber considerado que se podía acceder más fácil al financiamiento internacional”, sostuvo. 

Dos realidades
Balestro asegura que la política de Trump impactará desde el punto de vista financiero pero aclara que no a todos por igual.

En el grupo de mayor riesgo ubicó a "aquellos que no tienen una estructura empresarial o un sponsor con espalda como para negociar un crédito puente que permita construir el proyecto”.

“Los bancos son muy exigentes en cuanto a las condiciones técnicas”, agrega Sebastian Coates, presidente de la empresa Eoliasur. 

A pesar de estas condiciones valora que “la Argentina está transitando el primer proceso de energía renovable después de muchos años”, por lo que considera “lógico” que se produzcan cambios en los primeros pasos.

En total, hay u$s4.000 millones comprometidos por las licitaciones de energías renovables que crearán 20.000 nuevos empleos, principalmente para la construcción y puesta en marcha de los proyectos distribuidos en 17 provincias.

A pesar del impacto de la política de Estados Unidos sobre la tasa de interés, varias de las firmas ganadoras en las licitaciones ya iniciaron la construcción de los parques, garantizando el desarrollo del mercado.

Ejemplos de ello son Genneia, Central Puerto y Pampa Energía, tres de los más grandes de la plaza, con trayectoria en el negocio eléctrico.

Oficialmente, ya informaron fechas para la puesta en marcha de las centrales de generación eléctrica renovable.

En 2018, está prevista la inauguración de varios proyectos eólicos. En 2019, en tanto, empezaría a inyectar energía solar el mayor parque de Latinoamérica, planificado en la provincia de Jujuy.

Para ese entonces, aproximadamente el 9% de la matriz eléctrica estará compuesta por energías limpias.

SECCIÓN Economía