Economía
Según FIEL, aparecen los primeros "brotes verdes": la industria registró una suba interanual de 3,9% en enero
22-02-2017 En 2016 se registró una baja de 4,7%, pero este año arrancó mejor gracias a la suba interanual de las automotrices (50%) y los frigoríficos (11%)
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La economía argentina estaría mostrando los primeros "brotes verdes" que tanto anhela el Gobierno. Así lo señala el Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL, que si bien registró un retroceso de la actividad de 4,7% en 2016, este año comenzó a repuntar.

Según el informe, el último mes de 2016 mostró una baja interanual de 1%, pero no todas fueron malas noticias: hubo un avance de 3,9% en enero, comparado con el mes anterior.

Al descontar los factores estacionales, el trabajo de FIEL determina que la actividad industrial se expandió en diciembre 1,9%, mientras que en enero lo hizo 0,9%, siempre en relación al mes anterior.

Al comparar los trimestres, el último de 2016 mostró una caída año a año de 3,7%, pero al compararla con el tercer trimestre se percibe que la actividad ajustada estacionalmente creció 1,3%.

Sin embargo, el trabajo también mostró lo que muchos vienen palpando 'a ojo': no hubo un solo sector de la industria que no haya mostrado un retroceso de la actividad en 2016.

Los que registraron peores números fueron las siderúrgicas (‐13,5%), los despachos de cigarrillos (‐11,7%), las automotrices  (‐10,5%) y la metalmecánica (‐5%).

Por su parte, en la mitad de la tabla, los rubros que consiguieron una baja por debajo del promedio fueron proceso de petróleo (‐4.4%) y minerales no metálicos (‐4,3%).

Los que lograron mejor desempeño fueron papel y celulosa (-0,7%), insumos textiles (-1%), alimentos y bebidas (-2%) e insumos químicos y plásticos (4%)

Subas y bajas en enero
Además, FIEL aclara que en enero avanzó al producción automotriz, con un crecimiento interanual de 50%; seguida por la faena vacuna (11%), el proceso de petróleo (3%), los despachos de cemento (1,8%), los despachos de cigarrillos (1,1%) y la producción de químicos y plásticos.

La industria láctea sigue mostrando números magros. La entrada de leche a usinas lácteas bajó 13,3% en términos interanuales.

La industria siderúrgica fue otra de las que mostró  un flojo rendimiento: descendió 8,8% en enero con respecto a igual mes de 2016.

Los otros rubros con bajas fueron la producción de insumos textiles (4,2%) y la de papel y celulosa (1,1%).

Al hacer el desglose según actividad sectorial, los bienes de consumo durable fueron los que registraron la mayor contracción durante 2016: 9,3%, rozando el doble de la caída promedio de la industria.

Por su parte, los bienes de uso intermedio se ubicaron cerca de la media, con 4,5%, mientras que los no durables decrecieron 3,4%.

Finalmente, los bienes de capital bajaron apenas 0,4%, pues se vieron beneficiadas por la producción de maquinaria agrícola, vehículos utilitarios y vehículos pesados.

La economía argentina estaría mostrando los primeros 'brotes verdes' que tanto anhela el Gobierno. Así lo señala el Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL, que si bien registró un retroceso de la actividad de 4,7% en 2016, este año comenzó a repuntar.

Según el informe, el último mes de 2016 mostró una baja interanual de 1%, pero no todas fueron malas noticias: hubo un avance de 3,9% en enero, comparado con el mes anterior.

Al descontar los factores estacionales, el trabajo de FIEL determina que la actividad industrial se expandió en diciembre 1,9%, mientras que en enero lo hizo 0,9%, siempre en relación al mes anterior.

Al comparar los trimestres, el último de 2016 mostró una caída año a año de 3,7%, pero al compararla con el tercer trimestre se percibe que la actividad ajustada estacionalmente creció 1,3%.

Sin embargo, el trabajo también mostró lo que muchos vienen palpando "a ojo": no hubo un solo sector de la industria que no haya mostrado un retroceso de la actividad en 2016.

Los que registraron peores números fueron las siderúrgicas (‐13,5%), los despachos de cigarrillos (‐11,7%), las automotrices  (‐10,5%) y la metalmecánica (‐5%).

Por su parte, en la mitad de la tabla, los rubros que consiguieron una baja por debajo del promedio fueron proceso de petróleo (‐4,4%) y minerales no metálicos (‐4,3%).

Los que lograron mejor desempeño fueron papel y celulosa (-0,7%), insumos textiles (-1%), alimentos y bebidas (-2%) e insumos químicos y plásticos (4%).

Subas y bajas en enero
Además, FIEL aclara que en enero avanzó al producción automotriz, con un crecimiento interanual de 50%; seguida por la faena vacuna (11%), el proceso de petróleo (3%), los despachos de cemento (1,8%), los despachos de cigarrillos (1,1%) y la producción de químicos y plásticos.

La industria láctea sigue mostrando números magros. La entrada de leche a usinas lácteas bajó 13,3% en términos interanuales.

La industria siderúrgica fue otra de las que mostró  un flojo rendimiento: descendió 8,8% en enero con respecto a igual mes de 2016.

Los otros rubros con bajas fueron la producción de insumos textiles (4,2%) y la de papel y celulosa (1,1%).

Al hacer el desglose según actividad sectorial, los bienes de consumo durable fueron los que registraron la mayor contracción durante 2016: 9,3%, rozando el doble de la caída promedio de la industria.

Por su parte, los bienes de uso intermedio se ubicaron cerca de la media, con 4,5%, mientras que los no durables decrecieron 3,4%.

Finalmente, los bienes de capital bajaron apenas 0,4%, pues se vieron beneficiadas por la producción de maquinaria agrícola, vehículos utilitarios y vehículos pesados.

SECCIÓN Economía