Economía
En "alerta rojo", la City se pregunta qué tan lejos llegará Cristina en el Congreso con la revisión de deuda y tarifas
28-06-2017 La agenda kirchnerista para las legislativas implica una reversión de las reformas "market friendly" macristas. El tema pone nerviosos a los inversores, pero en el propio equipo económico de la expresidenta tienen asumido que muchas de las medidas ya no pueden tener marcha atrás
Por Claudio Zlotnik
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Que Cristina Kirchner se convertirá en senadora el 10 de diciembre es algo ya asumido en la City financiera.

Lo que todavía no está claro es qué tan fuerte pueda ser el impacto de su plan, que muestra posturas que están en las antípodas del modelo "market friendly" de Mauricio Macri.

De manera que, en las próximas ocho semanas, la lupa se pondrá sobre las encuestas y en el resultado que obtenga en las Primarias.

Pero también, sobre las señales en el sentido de cuánto de lo que se debata en la campaña quedará en meros discursos y cuánto podrá efectivamente transformarse en propuestas económicas a ser planteadas en el Congreso.

La "amenaza", ahora concreta, de que Cristina pueda imponer su agenda desde la Cámara alta ya provocó agitación en el mundillo financiero: el tipo de cambio, que sólo se había desperezado tras la decisión de Morgan Stanley de dejar a la Argentina como "mercado de frontera", pegó un salto tras la confirmación de que CFK correrá en las próximas elecciones.

Mientras ultima los detalles de su estrategia de campaña, la ex mandataria encomendó a un grupo de diez personas la confección de las ideas centrales que expondrá durante el recorrido por la provincia de Buenos Aires, algunas de las cuales han sido esbozadas en la plataforma de 15 puntos, que sirvieron para el lanzamiento del frente electoral.

En ese documento, los planteos económicos son la inmensa mayoría: de los 15 puntos, 9 refieren a la política económica implementada por Cambiemos.

En líneas generales, allí se plantea un giro de 180 grados a las decisiones tomadas por la administración Macri: entre las medidas más impactantes se propone "parar la bola de nieve del endeudamiento externo. Y revisar la deuda contraída".

También "poner fin al saqueo tarifario y defender a las empresas públicas nacionales". Además, "frenar el aumento descontrolado en los precios de los consumos populares".

La intención de la flamante candidata es plasmar estas definiciones en proyectos de ley en los meses que quedan hasta las elecciones.

Al círculo ìntimo que rodea a la ex jefa de Estado lo constituyen Axel Kicillof como figura conductora y, en un segundo plano, Emmanuel Agis, ex vice de Economía. En ese "gabinete en las sombras" también aportan varios académicos del instituto Patria, como Federico Bernal y Augusto Costa.

La cuestión de las tarifas está bajo estudio de técnicos del OETEC (Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo), que publica documentos sobre los temas energéticos, bajo la coordinación de Bernal.

La precandidata a diputada nacional de Unidad Ciudadana en la provincia de Buenos Aires, Fernanda Vallejos, es economista e investigadora del OETEC. Cercana a Kicillof, su función será liderar el debate económico durante la campaña.

En el círculo económico más amplio conviven dirigentes, en su mayoría ex funcionarios kirchneristas que siguen militando y participan de los encuentros que CFK organiza en el "Patria". Aquí están Arnaldo Bocco, Roberto Feletti, Silvina Batakis y Débora Giorgi.

"Límites que no podemos ocultar"
Los puntos centrales de la agenda cristinista en el Congreso ponen los pelos de punta a empresarios, financistas y economistas, muchos de los cuales creyeron que el 10 de diciembre de 2015 se dio una vuelta de página "para siempre del populismo".

Algunos ya fueron adelantados por la propia ex mandataria en la entrevista concedida a C5N, y otras se revelaron en el documento que dio inicio a su campaña. Los capítulos más relevantes refieren a la deuda pública y las tarifas de los servicios públicos.

También hay un equipo trabajando en un proyecto de ley para favorecer a los jubilados y pensionados.

Se sabe: el denominado "círculo rojo" ausculta este proceso de reformas económicas como el más trascendental de los últimos años. 

La Casa Rosada también lo cree, y así se lo hizo saber al mundo de los negocios: "Si la agenda de la administración de Macri no puede ser implementada con éxito -incluso como resultado de la falta de apoyo político de los partidos de oposición en el Congreso-, el resultado puede debilitar la confianza y afectar negativamente a la economía y la situación financiera de la Argentina", suscribió el Gobierno en el prospecto de emisión del bono a 100 años que acaba de lanzar.

En público, Cristina habló de una "revisión de la deuda contraída" y de poner en práctica una ley de emergencia para las tarifas de los servicios públicos. 

Pero los veteranos de la City saben que una cosa es la retórica electoral y otra es la gestión. De manera que, elegado este punto, la cuestión central pasa por saber, concretamente, qué tiene en mente la expresidenta, en el sentido de hasta qué punto considera reversibles las principales medidas tomadas por el macrismo.

Por caso, ¿"revisar la deuda" puede implicar algún cambio en las condiciones originales de emisión que pudieran exponer al país a nuevos conflictos con acreedores? No parece ser la posibilidad más firme.

iProfesional accedió a borradores elaborados por algunos de los que forman parte del círculo íntimo de la ahora candidata. Es muy interesante saber, desde el vamos, que existen diferencias entre los planteos al calor de la campaña y lo que se trabaja en el equipo de técnicos. "Hay límites que no podemos ocultar", admiten.

De momento, la referencia sobre el endeudamiento es ambigua.

Al respecto, y ante una consulta de este cronista, Fernanda Vallejos respondió: "Indudablemente hay que revisar la legalidad de la deuda contraída en el último tiempo. Tenemos ejemplos exitosos de revisión de deudas como en Ecuador".

Vallejos comentó que la idea pasa por analizar los "prospectos de las emisiones de deuda realizadas durante la actual administración, sobre todo en aquellas en las cuales se extendió la jurisprudencia de los bonos a las leyes de los Estados Unidos".

iProfesional indagó sobre esta cuestión con algunos de los especialistas de la mesa chica del kirchnerismo, a fin de tener mayores precisiones sobre cuál puede ser la actitud post-elección.

Ante la pregunta sobre si hay chances de revisar la deuda emitida hasta ahora, una fuente afirmó que "como el endeudamiento se discute en la Ley de Presupuesto, ahora no hay demasiado margen para el pataleo, más allá de los planteos políticos. La idea es, hacia adelante, desvincular la idea de que la opción pasa por ajuste o endeudamiento. Sin enarbolar una posición trotskista, lo mejor sería discutir para qué vamos a endeudarnos". 

Respecto de las Lebac, iProfesional consultó sobre el planteo de Cristina, que sugirió que había irregularidades en esas emisiones.

"La tensión es la tasa de interés. La bicicleta financiera. No vamos a judicializar un tema de política económica, como sí hizo el macrismo. Acá hay que apuntarle a la desregulación total que este Gobierno hizo del mercado cambiario y financiero, otorgándole, por ejemplo, libertad a los sojeros para que liquiden cuando se les dé la gana. Eso no puede ser. Hay que volver a implementar regulaciones como ésta", amplió la fuente. 

Esta posición, si se quiere más racional dentro del kirchnerismo, exceptúa a la reciente emisión del bono a 100 años. Cristina misma ha sido una crítica feroz de ese lanzamiento. Y un grupo de legisladores kirchneristas planteó un veto en la Justicia.

El capítulo tarifario
El otro eje de la campaña, además de la deuda, pasará por las tarifas de los servicios públicos

En concreto, habrá un proyecto de ley que declare la emergencia y una revisión nacional, "fijando valores razonables, equitativos y justos para las tarifas, que se ajustarán con un techo dado por la variación de los salarios".

Nuevamente la ambigüedad: ¿qué significa un "valor razonable"?

A pedido de iProfesional, la fuente del equipo técnico del kirchnerismo da una precisión: "En Europa, cuando una persona o jefe de familia paga por estos servicios más del 14% de su salario se lo considera ‘pobre energético'. Y se lo subsidia. Acá ya estamos llegando a un nivel del 10% a 12% promedio".

Y agrega que uno de los puntos principales será la ampliación de la tarifa social, considerada insuficiente: "Hay que extenderla porque el ministro Aranguren planteó un ajuste de precios en donde, en menos de cuatro años, se dejó atrás lo planteado por 12 años de kirchnerismo. Hay que hacer algo urgente, segmentar más el cuadro, sobre todo en el gas. Un uso standard, de dos estufas para un departamento de tres ambientes, supera los $2.000 mensuales". 

"En electricidad no es tan grave: el 75% de las facturas de Edenor roza los $200 por mes. Y en AYSA también hay que trabajar, y mucho: hay que ir hacia una colocación masiva de medidores para evitar abusos y que se termine pagando de más. Lo que está claro es que no podemos dejar que Macri avance en un cuadro tarifario similar, en dólares, al que teníamos en los años 1999 o 2000", agrega el economista.

Otros frentes
La artillería del "Frente Ciudadano" incluye otros temas económicos.

Habrá una iniciativa para seguir sumando jubilados a través de la moratoria previsional, y no como propone el Gobierno de acotar ese gasto.

También se intentará imponer una nueva fórmula para calcular los aumentos de los haberes jubilatorios, que será alternativa a las ya existentes.

"Queremos que corrija hacia arriba ese cálculo en caso de que la inflación le gane al actual índice", refiere la fuente.

Junto con este proyecto, iría otro que declare la "emergencia farmacológica", que garantice los remedios para los jubilados y pensionados.

En el plano laboral también habrá novedades. Cristina hará campaña con la propuesta de poner en marcha "la emergencia laboral, prohibir los despidos por un año e impulsar un aumento de emergencia del salario mínimo".

Es uno de los puntos donde la plataforma kirchnerista tiene menos originalidad: de hecho, una ley para acotar los despidos mediante mayores indemnizaciones a pagar por las empresas fue votado por el Congreso y luego vetado por el presidente Macri.

La campaña ya está en marcha...Y Cristina apuesta todo a las promesas de política económica y sociales.

SECCIÓN Economía