Marketing

Coca Cola relanza Ades como alimento de semillas saludable

18-07-2018 La marca creada por argentinos hace treinta años se proyecta en los mercados del mundo y adhiere a las últimas tendencias de consumo saludable de la mano de la gigante de las gaseosas con una inversión estimada en u$s 20 millones
Por Alicia Vidal
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Con una gran presentación en la nueva sede de Coca Cola en Buenos Aires la marca Ades se relanza en el mercado argentino e internacional

Bajo el precepto del acrónimo que está inscripto en su nombre, Ades, ahora es reconocida como “alimento de semillas”

Esta recuperación del significado original de su nombre, que treinta años atrás solo respondió a cuestiones de buscar una denominación a prueba de oposiciones marcarias, lleva implícito el nuevo posicionamiento de Ades a tono con las tendencias de consumo.

Antes era alimento de soja y ahora se rebautiza.

Ahora, decir “semillas” es aludir a lo saludable, a aquello que aporta energías, que supone volver a las fuentes, que remite a trazabilidad y a todo aquello que es visto con buenos ojos por el nuevo consumidor atento a las cuestiones de saludabilidad y bienestar. 

En este nuevo entorno, la marca, que fue desarrollada como un ensayo a fines de la década de los ochenta por un grupo de pioneros argentinos en la localidad tucumana de La Colcha , se orienta a lo que están marcando las principales tendencias de compra.

Ades se identifica hasta ahora con la soja, un producto que fue endiosado en su primera etapa de desarrollo como ingrediente gastronómico y que luego no tuvo "buena prensa" porque se convirtió en un cultivo pujante pero polémico para el suelo argentino. 

La jugada de Coca Cola permite recuperarlo desde otro costado, concebido por sobre todo como “semilla” con la connotación positiva que le aporta. 

De este modo se piensa más en una granja y en un campo que en una fábrica y un laboratorio.

En un contexto donde se quiere volver a “lo natural” una empresa es mejor vista si se ata al concepto de “sabores de la tierra”

Y por otra parte, le permite ser punta de lanza de otros desarrollos como la variante de “leche de almendra”, un producto que hasta ahora solo se concebía como una opción premium de paladares sofisticados pero sin un desarrollo a nivel masivo. 

Está claro que la gigante de las gaseosas busca además seguir armando un portafolio que le amplíe el abanico de opciones más allá de su clásica “cola”, sobre todo apuntando a todo aquello que esté más en consonancia con lo saludable, un valor que no puede provenir de su marca original. 

A su vez, con la marca Ades, comprada a Unilever por Coca Cola en el año 2017 con una inversión de u$s 575 millones, se pueden expandir por mercados de todo el mundo llevando una nueva tendencia global. 

Se estima que Coca Cola invierte en este relanzamiento unos u$s 20 millones incluyendo una planta especial de producción y todo un andamiaje comunicacional que presente los nuevos preceptos de la marca. 

Al igual que sucede con La Serenísima, que relanzó su Yogurisimo pensando al yogur como ingrediente culinario, también Ades es ahora visto como aliado en la preparación de comidas, sobre todo para la repostería

Este doble propósito, acerca al producto a los nuevos cánones del mercado actual: la libertad de crear a partir de ingredientes naturales y la desofisticación y aligeramiento de los platos. La economía gastronómica va de la mano del gusto por lo saludable.

Un estilo de vida natural y empoderado
Hoy hay nuevos dogmas que motivan y mueven al consumidor. 

Entre los 20 y 29 años tratan de evitar los productos de origen animal y esto está tomando cada vez más fuerza en toda la sociedad. 

A su vez, hay un empoderamiento del consumidor que trata o destrata a las marcas a fuerza de likes y posteos. 

Se privilegian los alimentos y productos que puedan aportar a la prevención de enfermedades y al bienestar.

Hay fanatismo por el estado físico y hay propensión a buscar opciones fortificadas.

Investigar el origen de las marcas y saber cuáles son sus orígenes es lo que mueve hoy al consumidor de un segmento con cada vez mayor prevalencia. 

Se priorizan los productos éticos y sustentables y hay apuestas por las dietas personalizadas.

“Los alimentos de semillas son extractos líquidos de legumbres, como la soja, frutos secos, como las almendras, o cereales, como la avena, que se caracterizan por tener nutrientes valiosos para el cuerpo humano” resaltan desde la marca. 

Volver a las fuentes
Como parte del relanzamiento desde Coca Cola también se rinde homenaje a los pioneros que le dieron vida originalmente a Ades en 1988, por eso estaba presente uno de sus creadores, Alejandro Gutiérrez Herrera, que hoy oficia de consultor para la corporación.

En diálogo con iProfesional, Herrera, destaca el orgullo que le da el devenir de esta marca en la cual se involucró profesional y personalmente


SECCIÓN Marketing
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR