Lunes 06 de Junio de 2011 14:00:00

¿Cómo puede usted controlar la seguridad informática de sus hijos?

06-06-2011 Cristian Borghello, consultor externo de ZMA, explica en esta nota qué es el control parental y cómo se puede utilizar en el hogar

Reciba noticias en su e-mail
Temas:

La computadora e Internet son quizás las mejores herramientas jamás creadas por el hombre y, como tal, pueden ser utilizadas para educar y aprender pero lamentablemente también para engañar, afectar y lastimar a niños, niñas y adolescentes. Cuando se utilizan, se deben considerar ciertos riesgos, que pueden aumentar cuando no se guardan las medidas de precaución adecuadas ni se aplican los medios para evitar dichos riesgos.

Según el libro gratuito de Alfabetización Digital Básica, “se llama control parental a cualquier tipo de herramienta que permita a los padres controlar y/o limitar el contenido que un menor puede utilizar en la computadora o accediendo en Internet”. Estas herramientas permiten controlar el uso que se hace de la computadora así como de los sitios web que se visitan.

Es decir que en este caso, la seguridad informática se encarga expresamente de controlar (no limitar, espiar o cercenar) las actividades de personas menores de edad a través de la instalación, por parte de un tutor, de herramientas que contienen reglas y filtros que evitan el acceso a contenido inapropiado para su edad o madurez psicológica.

Para que estas herramientas sean efectivas se debe comenzar por la configuración adecuada del sistema operativo, para lo que se recomienda la creación de al menos dos cuentas: una del tutor (o administrador) y otra para el niño, niña o adolescentes. Incluso sería ideal crear una cuenta para cada integrante de la familia, lo que brinda una mayor posibilidad de análisis de las actividades llevadas a cabo por cada uno de ellos.

En este punto es ideal que la cuenta de administrador (Root en OSX o Linux) no sea utilizada para el uso normal de la computadora para disminuir considerablemente los riesgos a los que se está expuesto ya que, en caso de un ataque o infección de malware, una cuenta normal sin permisos administrativos, no expondrá el sistema de forma crítica.

Luego, el administrador deberá instalar y configurar las aplicaciones de control parental que desee, habiendo alternativas de código abierto, gratuitas o pagas. El contenido que puede ser filtrado involucra cualquier tipo de actividad criminal, palabras soeces, pornografía, juegos para adultos o que involucren dinero (como los casinos), publicidad no deseada, redes sociales para adultos, entre muchas otras.

Actualmente algunos antivirus incluyen herramientas de control parental que permiten la configuración de varios perfiles de usuarios y control parental sobre los mismos.

Mediante el administrador del antivirus podrá acceder a un histórico de las actividades desarrolladas por los otros miembros de la familia de modo de perfeccionar las reglas de filtrado o simplemente observar y regular dichas actividades.

Es importante destacar que este tipo de herramientas han sido diseñadas para controlar y filtrar, no para espiar, actividad que no es recomendada ya que finalmente esto termina socavando la confianza del menor con su familia. Por ejemplo, un padre debería ser capaz de establecer y conocer que el menor ingresó a un sitio web determinado pero no las conversaciones privadas que el mismo mantenga en un chat o en una red social.

Para esta última actividad, el ámbito familiar y la confianza siguen siendo la mejor alternativa ya que como señala el libro citado, “ninguna de estas herramientas es 100% efectiva por lo que se debe ser conscientes  de la educación y la concientización. El diálogo con los menores es la mejor herramienta de prevención para los riesgos que existen en la web".

Cristian Borghello es consultor externo de seguridad de ZMA

Reciba noticias en su e-mail