22.10.2014 Buenos Aires, Argentina.
Jueves 21 de Febrero de 2013 06:32:00
El "clic" paga: bancos ofrecen hasta 8,5 puntos más por los plazos fijos hechos a través de Internet
21-02-2013 Hacer largas y tediosas filas en la sucursal del banco para renovar un plazo fijo ha quedado para mucha gente en el arcón de los recuerdos. Para lograrlo, las entidades incentivan el uso de Internet mediante el pago de tasas de interés que resultan atractivas para los ahorristas
Reciba noticias en su e-mail
Temas:

Durante mucho tiempo, ir al banco para pagar la factura de un servicio público o privado, cobrar un cheque o depositar dinero en la cuenta, podía convertirse para los clientes en un verdadero suplicio.

Ello se debía no sólo a la necesidad de tener que desplazarse hasta la sucursal correspondiente, sino también por el tiempo que insumía perder en la espera.

Durante muchos años, la respuesta de las entidades a estos inconvenientes pasó por ampliar su red de filiales para alcanzar, de alguna manera, una mejor distribución de sus clientes, priorizando la cercanía a las mismas. 

Pero, en forma paralela, también iniciaron un largo proceso de automatización de las operaciones, con el firme propósito de reducir el tiempo de permanencia en las respectivas sucursales.

Es que, desde el punto de vista de las firmas, una filial colmada de personas es una mala señal, ya que puede indicar ineficiencias en la gestión y, por lo tanto, elevar las quejas de sus usuarios.

En tal sentido, los resultados de la implementación de las nuevas tecnologías han sido por demás auspiciosos ya que, en la actualidad, son pocos los casos en los que los salones de los centros de atención muestran largas colas.

Es por ello que los ejecutivos bancarios expresan satisfacción, en particular por los avances obtenidos en sus campañas, por ejemplo de adhesión a débitos automáticos para el cobro de servicios públicos y privados. Y ello los motiva para seguir avanzando.

En la misma dirección, y apuntando a "fidelizar" aún más a su clientela, un elevado número de entidades volcó buena parte de su artillería "marketinera" para imponer lo que consideran un producto clave: los plazos fijos a través del Home Banking (HB).

El siguiente cuadro permite apreciar la diferencia y el "premio" que otorgan los diferentes bancos en su intención de captar nuevos clientes por medio de la modalidad online:

Como puede apreciarse, las mayores brechas de tasas, entre las ofrecidas en los locales y las brindadas en Internet, corresponden a los bancos oficiales, liderados por el Provincia de Buenos Aires, y al Galicia entre los privados.

En general, son varios los que ofrecen un plus por operar en forma remota. A su vez, lo interesante es que también premian el alargamiento de los plazos pues, en muchos casos, llegan a pagar hasta más de un punto porcentual, si se comparan los rendimientos para 30 y 90 días.

Desde el Ciudad, su gerente de Productos, Maximiliano Coll, sostuvo que "el banco está promoviendo un pago adicional de 6,5% sobre las tasas de pizarra".

En diálogo con iProfesional.com, Coll manifestó que "nuestra estrategia de negocios en este punto se basa en promocionar este nuevo canal de comercialización, en parte, porque tiene menos costos operativos y nos brinda la posibilidad de acceder a un mayor número de clientes".

"En cuanto a las ventajas para el usuario, éstas no son menores, y no sólo porque recibe una mayor retribución por su inversión, sino porque puede hacer la transacción desde su casa u oficina, sin tener que acercarse al banco y esperar su turno. Además, los canales electrónicos están disponibles durante las 24 horas, los 365 días del año", agregó Coll.

"Se ingresa con $1.000 y el plazo mínimo es de 30 días. Lo bueno es que también la operatoria se puede efectuar a través de los cajeros automáticos", añadió. 

"El importe se debita automáticamente de la cuenta, en la que se acredita el capital más los intereses. El único requisito es ser cliente del banco", concluyó el ejecutivo del Ciudad.

Finalmente, Coll fue categórico cuando se refirió a la forma en que viene evolucionando la captación: "El crecimiento es explosivo, llegamos casi a una expansión del 200% en los últimos 12 meses".

Desde otro banco oficial, en este caso el Provincia de Buenos Aires, dieron cuenta que "la mayor tasa que pagamos forma parte de una estrategia para vincular a los clientes con la banca en Internet".

"En mayo de 2012 el Banco lanzó su nuevo home banking, la Banca Internet Provincia (BIP), desarrollada sobre una plataforma propia que le permite al usuario realizar desde una computadora las mismas operaciones que en una sucursal", comentaron desde la entidad.

"La mejora en la tasa es un incentivo para que más clientes se adhirieran a este nuevo servicio y puedan conocer sus múltiples beneficios", explicaron, al tiempo que agregaron que "los resultados fueron los esperados: en menos de un semestre superamos los 300 mil usuarios, y actualmente nos estamos acercando a los 400 mil".

Al igual que en el caso del Ciudad, desde la entidad con sede en la ciudad de La Plata argumentaron que "los beneficios para los adherentes son múltiples: ahorro de tiempo, horarios más amplios de interacción con el banco, tasas preferenciales, acceso desde cualquier lugar geográfico, entre otros".

La suma de estos factores hizo que las inversiones en plazo fijo a través de BIP crecieran un 124% en 2012 con respecto al año anterior, y que entre agosto y diciembre pasados se duplicara la cantidad de estas transacciones digitales que se realizan mensualmente.

Según el propio Banco Provincia, "este desarrollo del Plazo Fijo Digital impulsó 10 puntos por encima del promedio del sistema a la captación de depósitos minoristas durante el año 2012. Y, en lo que va de 2013, la tendencia continúa, pues mostró un incremento en enero de más del 13% con respecto a diciembre último".

Gloria Prusak, de la Gerencia Financiera del Credicoop, sostuvo que "los rendimientos son mayores porque la banca por Internet nos posibilita una mayor capilaridad: esto es brindar servicios a muchísimas más personas y empresas incrementando los volúmenes operados".

"La derivación a medios automáticos permite -a su vez- una mejor atención al inversor que continúa acercándose a la sucursal para otras operaciones más sofisticadas que requieren de asesoramiento presencial", agregó Prusak.

"Por este medio, los ahorristas, además de mayores rendimientos, resuelven de forma inmediata, con un registro instantáneo, cada operación. Además, en Internet no hay colas ni esperas, y pueden concertarse operaciones las 24 horas todos los días del año, en cualquier lugar del país o del extranjero, tan sólo mediante el acceso a una computadora", completó Prusak.

"El comprobante de la operación se obtiene instantáneamente, impreso en el propio ordenador personal; y una ventaja muy importante también es la seguridad que el inversor tiene al no tener que trasladar dinero físico de una cuenta a otra o de una entidad a otra", sostuvo la funcionaria del Credicoop.

Desde otro de los bancos líderes en este rubro, el HSBC, voceros del área minorista informaron que "el canal online es fundamental, por lo que continuamente se realizan acciones para acercar a los clientes que todavía no operan por Internet, y se implementan nuevas funcionalidades para incrementar el servicio para aquellos que sí lo hacen".

"En el caso particular del plazo fijo, damos tasas preferenciales, superiores a las ofrecidas en las sucursales", agregaron.

"En cuanto a la seguridad, desde 2007 se comenzó a entregar a cada uno de los clientes ´e-Token´. Se trata de un generador digital de códigos que se utiliza cuando el usuario requiere hacer una transferencia a otra cuenta o un pago de servicios", comentaron desde el HSBC.

"Con respecto a la respuesta de nuestros clientes, estamos más que satisfechos, ya que actualmente el canal digital tiene una participación del 20% en certificados sobre el total de la cartera de plazos fijos minoristas", concluyeron.

Los bancos apuestan a la baja de costos
Más allá de buscar descongestionar los salones de clientes fastidiados, se trata de una enorme reducción de costos, ya que cuando las operaciones se realizan en forma electrónica, prácticamente no interviene la mano del hombre, pues, entre otros aspectos:

  • No hay movimiento físico de dinero, por lo que se evita la intervención del cajero.
  • No se emiten los certificados, obviando la firma de supervisores.
  • Tampoco se requiere de "back office" para la posterior contabilización de la operación.

Este último punto es clave, ya que es el propio usuario quien realiza todo el trabajo administrativo, incluyendo la búsqueda de la información sobre cómo operar, la consulta sobre las tasas de interés y el llenado de los formularios. En definitiva, todo la tarea que habitualmente ejecutan varias personas en la filial.

Es precisamente esta reducción de costos operativos la que le posibilita a los bancos atraer a sus clientes ofreciendo tasas de interés muy superiores a las que pagan en las filiales.

Reciba noticias en su e-mail
Más temas en Facebook
iProfesional en Twitter