Legales

La mujer que "restauró" el Ecce Homo podrá cobrar derechos de autor

22-08-2013 Los ingresos se destinarán para benéficencia. La "peor restauración de la historia" fue visitada por 57.000 personas en un año. La ancina española se mostró feliz                                                                  
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La señora Cecilia Giménez, que hizo reír a medio planeta hace un año tras "restaurar" un cuadro de Cristo en una iglesia de la pequeña localidad española de Borja obtendrá la mitad de los beneficios generados por la utilización comercial de su extravagante imagen.

La cabellera con aspecto de pelaje de mono, la boca difuminada y la nariz mal perfilada nacidas de los pinceles de esta restauradora aficionada no tenían nada que ver con el original: un 'Ecce Homo' de trazos finos con una corona de espinas pintado por Elías García Martínez en la década de 1910.

La obra no estaba catalogada ni formaba parte del conjunto artístico barroco de la iglesia y se decidió dejarlo tal cual.

"El resultado de la intervención combina inteligentemente el expresionismo primitivo de Francisco de Goya con figuras como Ensor, Munch, Modigliani o el grupo Die Brücke, perteneciente a la corriente artística del expresionismo alemán", aseguraba una petición en internet para que la obra conservase su nuevo aspecto, firmada por 23.362 personas.

En el último año, unos 57.000 visitantes pasaron por el santuario de Nuestra Señora de la Misericordia para fotografiarse junto al Cristo desfigurado, según la fundación benéfica que gestiona la iglesia. Esta fundación, propiedad del ayuntamiento de Borja, comenzó a cobrar un euro a cada visitante para financiar la conservación de la pintura y sus obras de caridad.

En virtud de un acuerdo sellado este miércoles, Giménez obtendrá el 49% de los ingresos por marketing y el resto irá a la fundación, explicó Juan María Ojeda, alcalde de la localidad.

"Todos los beneficios que se toma de la explotación se destinan para fines benéficos tanto por parte de la fundación que por la parte de Cecilia Giménez", aseguró. "Eso es muy importante, que quede claro que nadie se va a lucrar de esta situación", insistió Ojeda.

Varias compañías internacionales ya han mostrado su interés en utilizar la imagen, aseguró, sin querer nombrarlas antes de que se firme un contrato.
"Ahora parece que está todo el mundo contento", declaró la anciana al diario local Heraldo de Aragón.

 

SECCIÓN Legales