Management

Salarios: cuáles son los beneficios que suman en la "cuenta emocional" del empleado

31-10-2013 En esta nota especial para iProfesional, Leticia Espósito, de Mercer, asegura que la implementación de estas políticas es sencilla y que no requiere de una inversión significativa por parte de las empresas                                   
Por Leticia Espósito - Consultora Senior de Capital Humano de Mercer
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Al margen de la remuneración que un empleado percibe en su trabajo, también hay otras cuestiones igualmente valoradas que conforman el llamado "Salario emocional".

Se trata de una serie de beneficios que suman en la "cuenta emocional" de cada empleado, con el objetivo de satisfacer sus necesidades personales y profesionales, favoreciendo un buen equilibrio entre su vida laboral y familiar.

Contar con la posibilidad de trabajar desde la casa, disponer de horario flexible para el ingreso y egreso del trabajo, tener días especiales libres y/o días adicionales al periodo legal de vacaciones, poder salir más temprano el día del cumpleaños, disponer de un espacio en la oficina para calentar la comida y almorzar, poder utilizar vestimenta "casual", contar con gimnasios y sitios de esparcimiento en su lugar de trabajo, obtener asesoría de un médico nutricionista en la empresa que guíe y asista en hábitos de alimentación, disponer de refrigerios o frutas y cereales en la oficina, son algunos ejemplos de estos beneficios.

La implementación en la mayoría de los casos es sencilla y no necesita de una inversión significativa por parte de la empresa. Es importante delinear la política y comunicarla con suma claridad para evitar malos entendidos o excesos en su utilización.

Cada compañía debe diseñar su modelo de aplicación en base a sus posibilidades, pero teniendo en cuenta la cultura imperante en la organización, los grupos generacionales y el perfil de sus empleados.

Antes de implementar algún plan de este tipo, es recomendable asegurarse de que los empleados valorarán estos beneficios y que generará valor percibido en ellos.

Esta información se puede obtener mediante encuestas realizadas entre los empleados, para conocer qué es lo que necesitan o desean, y por ende, valorarán si la empresa se lo brinda. Contar con la información adecuada es clave para llegar al éxito de su implementación.

Este plan puede aplicarse en todos los niveles jerárquicos de la empresa. Sin embargo, hay algunos beneficios que, dada la naturaleza del trabajo y las condiciones en que se desarrollan las tareas, son imposibles de realizar. Por ejemplo, en una planta de producción difícilmente los empleados puedan hacer uso del horario flexible.

Dependiendo de la situación personal de cada empleado algunos beneficios serán más valorados que otros.

Las madres o padres de familia valorarán más la posibilidad de trabajar desde sus hogares o una jornada con horario flexible que les permita pasar más tiempo con sus hijos. Como así también se valorarán licencias por maternidad o paternidad que excedan a las legales, o contar con el beneficio de guardería y colonia de verano.

En cambio, un joven soltero apreciará más la posibilidad de salir temprano los viernes, la vestimenta casual, días adicionales de vacaciones o la posibilidad de realizar actividades deportivas o extra laborales en su sitio de trabajo.

A su vez, un colaborador de la generación Baby Boomer valorará un plan adicional de retiro, chequeo médico, planes de prevención, días adicionales de vacaciones; mientras que un empleado de la Generación Y seguramente apreciará más programas de desarrollo de carrera, intercambios de trabajo y días de vacaciones adicionales.

Aquellas empresas que llevan adelante la implementación de este tipo de beneficios experimentan que sus empleados aumentan su motivación y su compromiso con la organización, para brindarle mayor contribución y productividad.

Es cierto que el modelo de acuerdo empleador - empleado ya no es el mismo y ha evolucionado, ya que hoy no se piensa en relaciones "eternas", pero es evidente que aún los empleados buscan en sus empleadores relaciones con algún sesgo de paternalismo, valoran que se demuestre interés por ellos y que se preocupen y los protejan de alguna manera.

Asimismo, es cada vez más necesario que las empresas cuenten con paquetes integrales para retener y motivar a sus empleados, como así también atraer a potenciales nuevos trabajadores para que ingresen en su organización y diferenciarse de la competencia.

Si bien el retorno de la inversión es difícil de medir, la disminución en el nivel de rotación del personal, el aumento en los índices de satisfacción de los empleados y la mejora del clima organizacional son indicadores que evidencian el impacto positivo que tiene este tipo de medidas en una empresa.

Dado el contexto económico y laboral de nuestro país, estas nuevas estrategias de compensaciones o la incorporación del concepto de salario emocional es una alternativa viable para todo tipo de compañías, ya sea una multinacional con una importante facturación o pequeñas y medianas empresas con un menor tamaño.

SECCIÓN Management