Management

Ser o no ser "Knowmad", esa es la cuestión: quiénes y cómo son estos trabajadores que ya pisan fuerte en las empresas

14-03-2014 Ellos cuestionan la idea de que cumplir las ocho horas, marcar tarjeta y estar atrás de un monitor es sinónimo de trabajo. No necesitan un horario fijo o espacio físico para aportar valor. Una serie de características diferencian a los profesionales "nómades del conocimiento" del resto. El perfil
Por Cecilia Novoa
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Ellos experimentan. No tienen miedo a equivocarse. Trabajan en red. Aprenden y desaprenden con facilidad. Son flexibles. No necesitan ser motivados, ya lo están. Utilizan la información para generar conocimiento. Son creativos e innovan todo el tiempo. Y, como si todo esto fuera poco, también se adaptan con rapidez a diferentes entornos. Con ustedes, los Knowmads.

Este nuevo perfil pisa cada vez más fuerte en el mundo del trabajo. Y se encamina a ocupar las posiciones de liderazgo y los puestos clave de las empresas en apenas unos años.

Con el término Knowmad, el investigador norteamericano John Moravec hace referencia a profesionales nómades del conocimiento -también entendido como trabajadores del conocimiento nómade- un concepto ampliamente analizado en su libro "Knowmad Society", dedicado a explorar el futuro del trabajo y el aprendizaje.

Tal como los describe Moravec, los Knowmads son personas creativas, imaginativas e innovadoras que pueden trabajar con casi todo el mundo, en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Y aunque el concepto aún no es conocido en la Argentina, ya suena fuerte a nivel mundial, en un escenario en el que, como la sociedad industrial está dando paso a un modelo de trabajo y competitividad basado en el conocimiento y la innovación, se empiezan a priorizar otras aptitudes y habilidades.

En este nuevo contexto global, las tareas no son tan concretas o específicas y el lugar de desempeño no es tan relevante como sí lo era en la industrialización. Además, la tecnología permite a estos perfiles trabajar de forma más amplia y combinar los espacios "presencial" y virtual permanentemente.

Alejandro Frenkiel, investigador sobre temas vinculados a liderazgo, inteligencia colectiva, motivación y cambio cultural, señala que en la industria de IT es donde mayor cantidad de Knowmads se pueden encontrar.

"La presencia de Knowmads en IT es constante y creciente, porque sus características encajan con los modelos de negocios de las compañías de tecnologías de la información y de aquellas ligadas a la innovación, al marketing digital", enfatiza.

"Ellos trabajan por proyectos, en forma globalizada, en red y son sumamente adaptables", describe Frenkiel, también director de Insightixs, la unidad que pertenece a Archenti Group que está dedicada a la capacitación en empresas.

Ser o no ser
Ser o no un Knowmad no es una cuestión de edad. Sin embargo, tal como refiere Moravec, muchos de sus rasgos remiten a la Generación X pero, sobre todo, a los Y (jóvenes nacidos entre 1982 y 1994).

En el libro "Aprendizaje Invisible", que el español e investigador del Oxford Internet Institute de la Universidad de Oxford Cristobal Cobo escribió en conjunto con Moravec, existen 19 habilidades que distinguen a los Knowmads:

1. No está limitado a una edad determinada.
2. Creativo, innovador, colaborativo y motivado.
3. Utiliza la información y genera conocimientos en diferentes contextos.
4. Altamente inventivo, intuitivo, capaz de producir ideas.
5. Capaz de crear sentido socialmente construido.
6. No sólo busca acceder a la información, procura utilizarla abierta y libremente.
7. Creador de redes, siempre conectando a personas, ideas, organizaciones, etcétera.
8. Capacidad para utilizar herramientas para resolver diferentes problemas.
9. Alfabetizado digitalmente, comprende cómo y por qué funcionan las tecnologías digitales.
10. Competencia para resolver problemas desconocidos en contextos diferentes.
11. Aprende a compartir (sin límites geográficos).
12. Es adaptable a diferentes contextos y entornos.
13. Consciente del valor de liberar el acceso a la información.
14. Atento a los contextos y a la adaptabilidad de la información.
15. Capaz de desaprender rápidamente, sumando nuevas ideas.
16. Competente para crear redes de conocimiento horizontales.
17. Aprendizaje permanente y para toda la vida (formal-informal).
18. Experimenta constantemente las TIC (colaborativas).
19. No teme el fracaso.

Tal como sostiene Moravec, un Knowmad puede reconfigurar y recontextualizar sus ambientes de trabajo de forma instantánea y esta mayor movilidad les permiten la creación de nuevas oportunidades.

Están rompiendo el concepto de barreras geográficas y de las reglas de trabajo estancas basadas en jerarquías, ya que se desempeñan de forma transnacional y su trabajo va mas allá de la organización de la que forman parte.

Un knowmad sólo elige un empleo siempre y cuando pueda agregar valor a una organización y sea valorado. Si no es así, busca otros proyectos profesionales.

En general, suelen participar en programas de aprendizaje y de voluntariado. Y, dado su espirítu emprendedor, son responsables de diseñar su propio futuro personal y profesional.

Frenkiel, experto en temáticas generacionales, define a los Knowmads como "intérpretes del modelo de época, que entienden que las organizaciones van hacia un determinado modelo, que sea cual fuere les calza perfecto porque el cambio forma parte de su estilo de trabajo".

"Son hijos del Posmodernismo, personas que fluyen más fácilmente a través de las organizaciones y que no necesariamente tienen que cumplir un horario u ocupar un espacio físico", añade Frenkiel.

Las empresas, ¿preparadas?
Aunque la virtualidad le dio a los empleados la posibilidad de tener mayor flexibilidad, muchas empresas se siguen manejando con el modelo industrial, donde cumplir las ocho horas, marcar tarjeta y estar atrás de un monitor es sinónimo de trabajo.

"No todas las organizaciones están preparadas para trabajar en este nuevo paradigma. Incluso, a las compañías que ya lo implementan en sus oficinas y casas centrales, les suele ser muy difícil trasladarlo a las plantas", dice Frenkiel.

Y completa: "Es un terrible desafío, hay sectores que utilizan este modelo de trabajo nuevo pero hay otros en los que resulta casi imposible aplicarlo dado que todavía no está desarrollada la tecnología necesaria, o si ya lo está, todavía no se animan a tomarla".

El consultor también hacer hincapié en que, por su naturaleza, los Knowmads tienen altos niveles de movilidad. Como su nombre en inglés lo indica, son nómades del conocimiento, personas que van de lugar en lugar.

"Como están siempre creando redes y en constante contacto con otras personas, aportan ideas, creatividad y un gran valor agregado a las empresas, pero a éstas les cuesta retenerlos. Si les dan un modelo de trabajo por objetivos tienen más chances de que se queden", advierte.

Ellos saben que si no lo hacen, pueden encontrarlos en otro lado: trabajando por su cuenta, en otra industria, o lo que es peor, en la competencia.

SECCIÓN Management