Negocios

Riqueza sin fin: firmas extranjeras vienen por el coltán y las "tierras raras", minerales muy codiciados en el mundo

08-03-2014 Son elementos muy requeridos por las tecnológicas para el desarrollo de un sinfín de productos, que van desde celulares y computadoras hasta baterías de autos eléctricos. Cámaras del sector certifican la disponibilidad a nivel local y anticipan fuertes desembolsos de empresas del exterior
Por Patricio Eleisegui
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La sorpresa es eterna cuando se habla de disponibilidad de recursos con los que cuenta la Argentina en su suelo.

iProfesional dio cuenta días atrás de esa riqueza, al hacer referencia de que el país -en realidad- no posee una sino varias "Vacas Muertas" en distintas provincias, que le abren las puertas para convertirse en potencia energética mundial.

Pero no sólo tiene en su haber cuantiosos recursos de gas y petróleo. También varios minerales muy codiciados por las empresas tecnológicas más importantes en el plano global.

En este sentido, a la par de la expansión de los proyectos orientados a la extracción de litio en provincias como Jujuy, Salta y Catamarca, se vienen acumulando avances en torno a la explotación de materias primas clave para el desarrollo de celulares, baterías de autos, televisores, centrales nucleares o aviones.

Tal como viene dando cuenta iProfesional, la Argentina es uno de los pocos países que dispone de una reserva de compuestos como las denominadas "tierras raras" y el coltán.

Y, de avanzar con la explotación de estos minerales, podría transformarse en un buen referente de esta riqueza.

Tierras raras
Las denominadas "tierras raras" son un grupo de 17 elementos químicos indispensables para la tecnología moderna.

Se los emplea en campos muy dispares como la elaboración de imanes para los discos duros, en las lámparas halógenas o en la construcción de equipos de diagnóstico por resonancia magnética nuclear.

Comprenden una combinación materiales como lantano, lutecio, escandio, itrio, cerio y neodimio, entre otros, que sólo se encuentran presentes en muy pocos macizos graníticos (ver foto). 

Muchas veces, se extraen de otros procesos productivos y algunos son más bien escasos, lo que los hace muy cotizados, sobre todo por su uso en las nuevas tecnologías.

La demanda de tierras raras, lejos de disminuir, irá aumentando con el tiempo.

Muchos productos de consumo que serán populares en un futuro más o menos cercano -como los coches eléctricos- requieren de numerosos elementos como parte de sus baterías y motores.

Lo mismo sucede con las turbinas eólicas, que posiblemente producirán una buena cantidad de la energía eléctrica a partir de poderosos electroimanes que requieren de algunos de estos minerales.

Respecto del coltán, se trata de un componente vital para el desarrollo de toda la industria electrónica y resulta parte esencial de un sinfín de productos tecnológicos.

El mineral en cuestión ostenta una demanda tan elevada que en el último tiempo alcanzó una cotización de casi u$s400.000 la tonelada.

Computadoras de todo tipo, celulares, televisores de pantalla plana, cámaras digitales y videojuegos, son algunos de los tantos bienes que requieren de este mineral tan preciado, de color azul verdoso.

La riqueza del suelo argentino
¿Qué es lo sucede en torno a estos minerales a nivel local? En principio, cabe señalar que el Servicio Geológico Minero Argentino (Segemar) acaba de confirmar la existencia de reservorios de "tierras raras" en Valle Fértil, provincia de San Juan.

Hasta ahora no se tenía idea de la presencia de estos materiales en ese lugar, por lo que la confirmación abre la posibilidad de iniciar un tipo de explotación desconocida para las mineras que operan en suelo sanjuanino.

En simultáneo, y motorizado por el gobierno provincial, un estudio oficial detectó en distintas zonas de Chaco concentraciones de cerio y tantalio, dos de las "tierras raras".

A fin de analizar los resultados del relevamiento, el secretario de Minería, Jorge Mayoral, se reunió a fines de 2013 con Jorge Capitanich, quien en ese momento dio órdenes para que se continúen y profundicen los análisis para confirmar la factibilidad de la explotación comercial de estos minerales.

Así lo confirmó Omar Judis, ministro provincial de Infraestructura, quien recientemente participó de un encuentro al que también asistieron los responsables de las investigaciones.

"Lo hecho hasta ahora constituye una primera aproximación. Somos optimistas con respecto a los resultados que puedan obtenerse en los próximos estudios", aseguró el funcionario.

Por su parte, Mayoral sostuvo que se evaluarán con mayor precisión los sitios más propicios y las mejores secuencias de trabajo a realizar.

"No se trata solamente de relevar la información existente, sino también de producir nueva información que permita cuantificar el potencial del país en este rubro", señaló.

Según sus palabras, ya fueron analizadas más de 100 muestras pertenecientes a 6 áreas de la provincia de Chaco, de las cuales quedaron seleccionadas 3 para continuar con las labores.

"En esas tres áreas, los valores obtenidos llamaron positivamente la atención, por lo que las posibilidades de dar con 'minerales raros' son altas", añadió.

Santiago del Estero también busca
Al igual que Chaco, Santiago del Estero también está dando sus primeros pasos en este tipo de exploraciones.

En esa provincia, según pudo saber iProfesional, Gaia Energy Argentina, filial de la canadiense U308 Corporation -compañía orientada a la explotación de uranio-, está buscando dicha clase de recursos en la zona de Jasimampa, en el sur santiagueño.

"Estamos trabajando en una cadena montañosa donde se han manifestado indicios de la presencia de 'tierras raras'. También contamos con informes y datos al respecto, que fueron obtenidos anteriormente por firmas privadas y entidades públicas", sintetizó Carlos Cuburu, gerente de Relaciones Comunitarias de Gaia.

Además del interés de los privados, desde cámaras del sector como Gemera -que nuclea a las mineras que hacen exploración en la Argentina- aseguraron a iProfesional que incluso la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) viene concretando búsquedas en distintos puntos del país por tratarse de minerales, en algunos casos, radioactivos.

Buena parte de esos monitoreos se están haciendo en zonas de la provincia de Jujuy por lo que, como sucede con el litio, el norte argentino podría consolidarse también como productor de relevancia de "tierras raras".

Los intentos por explotar estos minerales vienen desde hace tiempo. En ese sentido, vale recordar que hace dos años la minera canadiense Wealth Minerals adquirió casi 6.000 hectáreas en cercanías a Rodeo de los Molles, San Luis, para iniciar la búsqueda en un área considerada por los especialistas como el proyecto no desarrollado de tierras raras más grande de Sudamérica.

El siguiente cuadro ilustra las distintas aplicaciones de estos elementos: 

La apuesta de la empresa canadiense llegó en un contexto en el que China anunció un recorte en la cuota de exportación de "tierras raras".

Si bien el gigante asiático concentra casi toda la producción actual (95%), lo cierto es que sólo posee el 35% de las reservas mundiales. El incremento de la demanda previsto para los próximos años ha hecho que en varios países se comience a barajar la posibilidad de extracción.

Coltán a mano
El coltán, una aleación de columbita (niobio) y tantalita, es un mineral importantísimo para la producción de aparatos electrónicos como teléfonos celulares, computadoras, televisores, videojuegos, reproductores de música y video, GPS, satélites artificiales y sistemas electrónicos para armas de alta precisión, como los llamados "misiles inteligentes".

El tantalio es fundamental porque es utilizado en la construcción y miniaturización de condensadores electrolíticos.

En África, la competencia por la apropiación de las reservas estratégicas de coltán ha provocado una guerra en la que, hasta hoy, han muerto 5 millones de personas.

El Congo posee oficialmente el 60% de las reservas mundiales, pero el mineral es procesado en su mayoría en Ruanda y Burundi, países desde donde se exporta al norte del mundo.

En Argentina, desde Gemera volvieron a poner énfasis en la disponibilidad a nivel local de esta riqueza aún sin explotar.

"En el país se conoce la existencia de rocas que son portadoras de coltán (tantalio-columbita) desde hace años. Se han concretado pequeñas extracciones y nuevos monitoreos para constatar la calidad del mineral", explicó Julio Ríos Gómez, presidente de Gemera.

Uno de los distritos en los que se constató la existencia de este material es Córdoba.

Alberto Gigena, el director de Minería de esa provincia, indicó que en Córdoba hay "muchísimos lugares" donde se encuentran columbita-tantalio, cuya explotación ya está siendo analizada e impulsada por empresas mineras en Catamarca y La Rioja.

Según dijo el responsable del área, no hay "estudios específicos" ni proyectos para la extracción de coltán en esa provincia, cuya modalidad es "a cielo abierto".

Sin embargo, se comprobó la existencia del mineral en un grado de pureza cercano al 100 por ciento, además de reservorios de cuarzo, mica, feldespato y berilio.

Otro punto en el que se ubicó coltán es Catamarca. En dicha jurisdicción, el secretario de Minería local, Rodolfo Micone, confirmó recientemente la existencia de vetas del mineral en las zonas graníticas del este de la provincia.

San Luis, Salta, Córdoba, Catamarca, La Rioja y, también, parte de la Pampa húmeda, aparecen como las áreas en las que los relevamientos que se efectuaron en búsqueda de este mineral han sido positivos.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR