Negocios

Caso Farmacity: presentan denuncia contra un decreto de Macri para beneficiar a la cadena

21-03-2014 Gabriela Cerruti (NE) presentará este viernes dos acciones contra el decreto 98/14, firmado por Mauricio Macri y que permite a las farmacias vender productos que nada tienen que ver con la salud                                                                                    
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La legisladora porteña Gabriela Cerruti (NE) presentará este viernes dos acciones contra el decreto 98/14, firmado por Mauricio Macri y que permite a las farmacias vender productos que nada tienen que ver con la salud.

Una denuncia será ante la Justicia porteña porque el 98/14 pasa por encima de una ley nacional, ya que el control sobre la venta de medicamentos es materia del Ministerio de Salud nacional y para que la Ciudad pueda ejercer ese poder debería, según la ley Cafiero, traspasar el poder o firmarse un convenio entre Nación y Ciudad.

Por otro lado, también presentará ante la Legislatura el pedido de anulación del decreto de Macri porque modifica el Código de Habilitaciones, ya que en éste se refieren los productos de venta en las farmacias y "Macri no puede con un decreto modificar una ley", dijo Cerruti a Página/12.

Como trasfondo de la medida del macrismo, Cerruti denuncia una red de negocios e intereses privados que avanza como un iceberg sobre la salud pública: la punta visible, Jorge Tonelli, pareja de la diputada Gabriela Michetti y director ejecutivo de la Cámara Argentina de Productores de Especialidades Medicinales de Venta Libre (Capemvel).

Farmacity, principal beneficiaria del 98/14, integra el Grupo Pegasus, con Freddo y Musimundo, y a su cabeza está Nicolás Caputo, compañero de Macri en Cardenal Newman. 

En octubre pasado, el Ministerio de Salud de la Nación reglamentó la Ley de Farmacias y estableció que estos comercios sólo pueden vender medicamentos, productos de higiene, de estética, productos profilácticos, desinfectantes e insecticidas. La Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) y el Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal habían apoyado la resolución.

Esta reglamentación rige para todas las farmacias del país; sin embargo, un decreto de Macri (el 41/14) estableció que el Ejecutivo porteño ejercerá el poder de policía sobre estos comercios, cuyo principal referente es Farmacity.

"No puede pasar por sobre la ley Cafiero, que dispone que la Nación debe traspasar los poderes a la Ciudad", dijo Cerruti.

La semana pasada, Macri dio la segunda puntada cuando firmó el decreto 98/14 que, invocando ese poder de policía que nunca le fue traspasado pero que él autoasume, dispuso que las farmacias podían funcionar como polirrubros, es decir venta de chupetines y medicamentos psiquiátricos, curitas y drogas contra el cáncer. "Contra todos los criterios de salud del mundo, impulsa el consumo de los medicamentos, que es el principal camino hacia la drogadicción, la automedicación."

La diputada Cerruti dijo: "Este escándalo empezó cuando Macri vetó la creación de un laboratorio estatal y la prohibición de venta libre de medicamentos".

Las movidas tienen una explicación. Cerruti describió los estrechos lazos con empresarios vinculados con el negocio farmacéutico. 

Los medicamentos de venta libre, representados por la entidad que dirige Tonelli, creció casi 200 por ciento desde 2001 a la fecha y en 2010 representó el 28 por ciento del total de unidades vendidas en el mercado farmacéutico argentino. La comisión directiva de Capemvel está compuesta mayoritariamente por representantes de los principales laboratorios del mundo, tales como Pfitzer, GlaxoSmithKline, Novartis, Bayer y Boehringher Ingheleim, entre otros.

 

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR