Finanzas

Este es el "CV" de Miguel Abadi, el argentino más buscado por AFIP por el escándalo HSBC

24-02-2015 El fisco pidió a la justicia su captura internacional. Como titular del fondo de inversión GEMS, gestionó 65 cuentas sin declarar de argentinos en el banco de Suiza. ¿Cómo opera la plataforma y el rol de su mano derecha, David Goldfarb?
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El contador argentino Miguel Gerardo Abadi jamás habría pensado que un tal Hervé Falciani, ex jefe de Informática del HSBC, le contaría a los medios los secretos de uno de los mayores escándalos financieros de la historia.

Conocido como "Swiss Leaks", Abadi es uno de los protagonistas de la trama: saldría del anonimato para convertirse en el número uno en el ranking global de las cuentas secretas en el HSBC Ginebra.

Acostumbrado a moverse entre las sombras, dando pocas entrevistas como titular del fondo de inversión británico GEMS, la vida del contador que reside en Inglaterra dio un vuelco estrepitoso desde que la AFIP pidió a la justicia su captura internacional.

El profesional, de 51 años, gestiona la mayor fortuna de la lista de los 106.498 clientes del HSBC en 203 países. Además, es uno de los más importantes gestores de cuentas sin declarar de argentinos en el HSBC de Suiza. La AFIP lo acusa como el artífice de una millonaria evasión fiscal, según Infojus Noticias.

Abadi tiene relación directa con el HSBC a través de GEMS desde los ,90. Es un eslabón clave en la trama financiera en la que intervienen abogados, contadores y financistas en nombre de grupos jurídicos, bancos y fondos de inversión.

Para el caso de Argentina, los números de la fuga son significativos: u$s3.505 millones en más de 4.000 cuentas. "Lo que saltó con Swiss Leaks es que las cuentas argentinas no fueron declaradas ante la AFIP. El daño de evasión al Estado es inmenso", dijo Carlos Gonella, titular de Procuraduría contra la Criminalidad Económica y el Lavado de Activos (Procelac).

Para Pedro Biscay, director "en comisión" del Banco Central de la República Argentina (BCRA), el pedido de captura representa un avance en la investigación.

El año pasado, la AFIP denunció a contribuyentes que abrieron cuentas bancarias en el HSBC de Suiza sin declararlas ante el fisco. La pesquisa está dirigida por la jueza María Verónica Straccia, a cargo del juzgado penal tributario N° 3. Ella deberá decidir si da la orden para que las autoridades judiciales y policiales motoricen la búsqueda.

"AFIP es parte de la querella y tiene las pruebas suficientes para exigirle a la investigación que individualice a las partes que intervinieron en la trama. Es una medida propicia. Por este tipo de delitos económicos los abogados y los contadores suelen estar ocultos por esquemas de protección de las corporaciones. Y traban el desarrollo de la causa", dijo Biscay a Infojus Noticias.

Administrador de grandes fortunas
¿Quién es Miguel Abadi? En una entrevista que dio a un periódico inglés, se describió como un hombre "de experiencia y conocimiento" en el mundo de los mercados, alguien que "desea fomentar una cultura de empresa que da poder y saca lo mejor de nuestra gente" y un profesional que trabaja desde la primera hora en GEMS -creada en 1987- "con el objetivo de preservar el capital de los inversores al tiempo que ofrece crecimiento y rentabilidad sostenida a largo plazo con una baja correlación con los mercados".

Abadi maneja fortunas: u$s6 billones de clientes en 40 países. Con un plantel de 55 personas, el grupo Gems tiene presencia en Londres, Tel Aviv, las Bahamas, Ginebra, San Pablo, Buenos Aires y Singapur. Sus clientes son un misterio, pero el contador admitió que la mayoría son "institucionales y corporativos".

GEMS
es una plataforma de inversión con dos estructuras "paraguas". Allí residen los fondos de sus importantes clientes. Uno tiene domicilio en Luxemburgo. El servicio financiero "Citco" actúa como administrador, la compañía "PwC" hace la auditoría y "Brown Brothers Harriman" como banquero y custodio.

El otro está domiciliado en las Islas Caimán: "Citco" es el administrador, mientras que HSBC actúa como banquero y custodio y "PwC" como los auditores. Abadi se encarga de dirigir las operaciones a gran escala. Las partes del tejido financiero que él supervisa se encargan de ofrecer servicios de auditoría, consultoría, y asesoramiento legal y fiscal a las principales compañías, instituciones y gobiernos a nivel global.

En el ránking de evasión mundial, Luxemburgo y las Islas Caimán figuran como paraísos fiscales del lavado de dinero.

La fuga de capitales comprende varios pasos. Según confiaron desde AFIP a esta agencia, Abadi está sospechado de ser uno de los encargados de armar las redes de empresas offshore para vedar el acceso a los datos de los dueños de los capitales.

En la operatoria, los profesionales actúan como expertos en la conformación de sociedades off shore y fideicomisos extranjeros -trust- radicada en paraísos fiscales como Panamá, Jersey, Guersney, Suiza, Uruguay, Bahamas e Islas Vírgenes. El objetivo de su tarea, entonces, es el de crear complejas estructuras jurídicas y societarias para ocultar la identidad de los titulares de los fondos depositados en esas plazas.

De acuerdo a la AFIP, Abadi, egresado de la Universidad de Belgrano, creció como un experto en operaciones financieras: pasó de administrar u$s1.400 millones en 2006 a manejar hasta u$s6.700 millones en 2008 entre acciones, bonos y otros activos financieros.

Ese caudal de dinero, en su mayoría, no está declarado en los fiscos. Por tal motivo, la AFIP requirió información a las administraciones tributarias de Islas Vírgenes, Uruguay y Bermudas, que son algunos de los países donde están localizados las sociedades utilizadas como 'pantalla' por Abadi.

Goldfarb, la mano derecha de Abadi
De las 65 cuentas de argentinos que administra Abadi -que se asume como auditor y asesor legal-, está el caso de "Los Potillos Corp", radicada en las Islas Vírgenes por cinco millones de dólares. En el pedido de captura también está incluido el argentino David Raúl Goldfarb, que es su mano derecha y el segundo en el orden de mandos en GEMS.

Ambos se hicieron expertos en el manejo de la banca suiza. Sin ir más lejos, Abadi fue gerente de Banca Privada de la Unión Bancaire Privée (UBC) y consultor externo del Banque Worms, de Ginebra.

Otro de los nombres que denunció la AFIP es el de Alejandro Alberto Tawil, que manejó cuentas millonarias en el HSBC Ginebra, como la de la familia Rodríguez Larreta. Tawil, además, es titular de Confidas Group, que trabaja en sociedad con GEMS.

En efecto, según entiende la investigación judicial, sería la "pata argentina" del "Swiss Leaks". Una red de encubrimientos, de sociedades pantalla, testaferros y paraísos fiscales. "La utilización de sociedades offshore en paraísos fiscales para ocultar de la autoridad fiscal la verdadera identidad de los dueños de una empresa o cuenta bancaria y minimizar ilegalmente el pago de impuestos es una práctica difundida", dijeron desde AFIP a Infojus Noticias.

Si bien el objetivo del organismo es traer el dinero fugado a Suiza hacia las arcas del Estado, también se pretende lograr avances en la causa penal. ¿Cómo opera un fondo de inversión? La estrategia de estos inversores -que podrían ser los personajes secundarios de la película "El lobo de Wall Street", de Martin Scorsese- se asume como una tarea de seducción y conquista: comprar una empresa reconocida por su prestigio, inyectarle capitales para expandirla y, años más tarde, revenderla a un valor tal que permita distribuir dividendos entre los socios del fondo.

Es común que en los Estados Unidos un mismo fondo controle varias empresas a la vez. Y que entre pocos inversores se repartan el mercado. Los fondos como GEMS tienden a la concentración y a la expansión hacia otros países: la creación de "GEMS Multi-Strategy Asia" fue prueba de ello. GEMS está autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera (la "FCA") y puede desarrollar actividades de inversión en el Reino Unido.

Es una actividad legal, obsesionada por el rendimiento y celebrada por el capitalismo financiero. Salvo, claro, cuando hay fondos no tributados ante el fisco local.

"GEMS es un 'Naciones Unidas' auténtico, con una gran diversidad de orígenes culturales, educativas y profesionales", definió Abadi que ponderó la investigación, el riesgo y los procesos de inversión. Conocer a los gerentes líderes de las principales corporaciones del mundo es su meta principal aunque prefiere el perfil bajo.

"Los inversores casi siempre tiene una opinión negativa de perder dinero y dan menos crédito a lo que es. Nuestros inversores aprecian en general que los principios rectores Gems sean conservadores. Esto no ha cambiado con el tiempo", concluyó.

SECCIÓN Finanzas