Economía

Efecto Brasil: vuelven las suspensiones a la industria del neumático y ya temen un "ajuste por adelantado"

06-04-2015 FATE suspenderá a 1.800 operarios dos días a la semana durante abril, a partir del próximo jueves 9 y 10. Durante esas jornadas cobrarán el sueldo al 75%. La firma alegó una caída de las ventas y el impacto de la devaluación carioca
Por Juan Manuel Barca
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La industria local comenzó a reflejar los primeros síntomas de contagio de la crisis en Brasil. Ante la caída de la demanda en el principal destino de las exportaciones argentinas, la fabricante de cubiertas FATE anunció que suspenderá en abril a todo el personal en su planta de San Fernando.

La medida afectará a 1.800 operarios, que serán desafectados dos días a la semana, a partir del próximo jueves 9 y 10, y cobrarán durante dichas jornadas el salario al 75%, junto con el premio por producción al 6%, según pudo saber iProfesional.

Después de llegar a un acuerdo con el Sindicato del Neumático (Sutna), la compañía trasmitió en las últimas horas la decisión a sus empleados alegando una caída en las ventas, producto de la devaluación del real y el deterioro del mercado automotor vecino, al cual la firma destina el grueso de su producción.

Como parte del arreglo, la empresa prometió que monitoreará la producción de cada línea de producción por lo que solo suspenderá cuando no haya espacio en depósito y es posible que en algunos casos solo suspenda a ciertos sectores de la fabrica.

Sin embargo, desde la seccional San Fernando del Sutna se mostraron sorprendidos y rechazaron el acuerdo suscrito entre la firma y el sindicato, liderado por el referente de la CTA oficialista Pedro Wasejko.

La delegación de zona norte asegura que la planta no atraviesa una "situación de crisis" ya que, según afirman, se mantienen estables los niveles de producción, se realizan horas extra y ha ingresado nuevo personal recientemente.

De acuerdo con sus cálculos, los operarios sufrirán una pérdida de hasta $1.800 por mes para la categoría promedio de la fábrica, que percibe un sueldo de $13.200 de bolsillo, a raíz de las suspensiones.

"Comunicamos que estamos en contra de las suspensiones, que la empresa como primer reflejo ante un posible problema le mete la mano en el bolsillo de los trabajadores, que si estratégicamente quiere reacomodar el stock o incluso si pasa por una real baja de ventas tiene amplias ganancias acumuladas para pagar al 100% sin afectar los salarios", señaló en un comunicado la seccional de San Fernando.

Los operarios de FATE vienen de participar del paro nacional convocado por los gremios del transporte y las centrales obreras disidentes, para reclamar por el Impuesto a las Ganancias, aumentos de salarios, y la prohibición de las suspensiones y despidos.

Tal como adelantó iProfesional, la huelga se sintió por primera vez en las grandes fábricas automotrices, metalúrgicas, alimenticias, petroquímicas y de la industria del neumático, donde quedó a la vista el clima de malestar existente, aún cuando en muchas ramas de la actividad los gremios responden al Gobierno.

El ajuste en la principal productora de cubiertas se enmarca en un escenario de incertidumbre económica, que llevó a otras fabricantes a meter un rebaje. Por ejemplo, la competidora italiana Pirelli redujo su producción de 17.000 a 12.000 cubiertas por día.

Los últimos datos de la industria automotriz son desalentadores. De acuerdo con las estadísticas de ADEFA, las exportaciones de autos a Brasil cayeron un 30% en los dos primeros meses del año, al venderse 31.800 autos, por debajo de los 45.500 registrados en el mismo período del año pasado.

Para los especialistas, los cambios ocurridos en el país vecino ponen en una situación difícil a las exportaciones argentinas.

"La devaluación del real acumula un 41% desde julio de 2014 hasta ahora, comparado con un 7% del peso argentino entre esas mismas fechas", alertó el economista Orlando Ferreres, director de OJF & Asociados.

La retracción de la industria carioca golpeó con fuerza al sector automotriz, donde el recorte de costos y los despidos desataron una oleada de huelgas sin precendetes en el principal socio del Mercosur.

Fiat Chrysler Automobiles anunció que suspenderá su producción en una de sus plantas de Brasil, debido a la baja demanda de autos y los altos niveles de producción sobrante.

En tanto, Volkswagen licenció días atrás a 4.200 operarios en su fábrica de Taubate, al noreste de Sao Paulo, tras verse obligada a retrotraer las cesantías dispuestas inicialmente para frenar las protestas de sus trabajadores.

El año pasado ya se habían sentido los coletazos por los problemas en la economía brasileña. En septiembre, FATE aplicó suspensiones por 48 horas ante la acumulación de stocks, luego de que Pirelli hiciera lo propio.

Pero ahora las luces de alerta se encendieron más temprano y con mayor intensidad, por lo que se teme un adelantamiento de las medidas de ajuste.

"Reconocemos que hay problemas en Brasil, pero acá no hay una situación de crisis. Esto es muy pronto, antes pasaba en octubre o en agosto, y ahora ya arrancan el año así", advirtió el delegado de planta, Maximiliano Bronzuoli.

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR