Negocios

Telefónica ataca: se le planta al Gobierno y lo acusa de hacer favores a cableoperadores

13-07-2016 La compañía elevó dos reclamos administrativos contra el Ejecutivo. Uno, por considerar que se favorece a un sector del mercado. El otro, por el espectro
Por Andrea Catalano
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Comienzan a producirse los primeros cortocircuitos en la industria de las telecomunicaciones.

Aunque el Gobierno, a través del Ministerio de Comunicaciones, asegura que cada acción que encara para que el mercado vuelva a recuperar el dinamismo de otras épocas y que las decisiones que toma lo hace en un marco de diálogo y consenso, algunos actores comienzan a desconfiar. A tal punto que Telefónica de Argentina ya elevó dos reclamos administrativos por no estar conforme con ciertas decisiones que se están tomando desde la órbita gubernamental.

El primero de los recursos fue presentado por la filial de la compañía española hace un par de semanas. Se trató de un reclamo administrativo al Poder Ejecutivo en relación al decreto 267/2015 que introdujo modificaciones en la ley 26.522 de servicios de comunicación audiovisual, según informaron a iProfesional, fuentes del mercado.

Uno de los puntos que más molestia habría causado a la compañía estaría relacionado con el artículo 94 del decreto 267/2015 donde se estableció que "los prestadores del servicio básico telefónico (...) sólo podrán prestar el servicio de radiodifusión por suscripción mediante vínculo físico y/o mediante vínculo radioeléctrico, transcurridos DOS (2) años contados a partir del 1° de enero de 2016. El ENACOM podrá extender dicho plazo por UN (1) año más".

Es decir, que podrán dar servicios de televisión por sus redes recién a partir de 2018. Las empresas de telecomunicaciones en su conjunto hubieran querido no tener esa restricción.

Según pudo saber iProfesional, la compañía habría decidido llegar a esta instancia porque advierte que, con esta medida, se está favoreciendo a ciertos grupos por encima de otros.

"Si bien en el DNU 267 el Gobierno habla de convergencia y, en el marco de la discusión de la futura ley de comunicaciones convergentes y los 17 principios que se conocieron hace unos días también se hace referencia al tema, en la empresa entienden que la letra chica no se cumple con lo que se estaría declamando", destacó otra fuente relacionada con el sector.

El malestar no es nuevo. Ya desde principios de año se advertían ciertos reparos de parte diversos jugadores del sector. A grandes rasgos, hacían notar que las modificaciones que se estaban introduciendo en la legislación de telecomunicaciones estaban favoreciendo al sector de los cableoperadores.

Pasaron los meses y, en el medio, hubo novedades. El Gobierno autorizó el ingreso de Fintech en Telecom, avaló la compra de Nextel por parte de Clarín y, hace menos de un mes, el multimedios adquirió un grupo de cinco empresas de telecomunicaciones en el marco de su estrategia de crecimiento y con el objetivo de fortalecerse como cuarto operador de telefonía móvild el país.

La compra de Skyonline, Netizen, Trixco, Infotel y Callbi por parte de Nextel también movió el avispero en el mercado de las telecomunicaciones. Actitud que quedó evidenciada hace un par de semanas, durante la conferencia La Revolución Móvil, de Convergencia, cuando distintos actores expresaron con suspicacia la forma en que Nextel/Cablevisión/Fibertel se va haciendo de espectro.

Y esto generó la presentación de un segundo recurso administrativo por parte de Telefónica, admitieron las fuentes consultadas. En este caso, relacionado con el espectro que usará Nextel. Aquí, la cuestión es, básicamente, por dinero. Consideran que Clarín se está haciendo del recurso de una manera mucho más barata que sus competidores. Y que, además, está obteniendo bandas sin seguir los procesos contemplados hoy en la regulación.

De modo que Telefónica se convirtió en la primera empresa en establecer su postura y fijar la queja en papel. Y aunque no es la única disconforme con ciertos movimientos que se realizan desde el Ministerio de Comunicaciones, a cargo de la legislación actual y futura, el paso dado por la compañía es el primer capítulo de un culebrón entre Telefónica y Clarín que se reedita después de 10 años.

SECCIÓN Negocios