Actualidad Por Claudio Zlotnik
Viernes 23 de Septiembre de 2016 06:31:00

Mentiras entre esposos, estafas a los socios y otras historias oscuras que salen a luz con el blanqueo de capitales

23-09-2016 Estudios de contables y jurídicos están recibiendo decenas de consultas de interesados en blanquear su patrimonio. Más que a la AFIP, le tienen miedo a la reacción de sus cónyuges, familiares, socios o al propio contador, a quienes les habían ocultado la verdadera magnitud de sus fondos 

Reciba noticias en su e-mail

Los teléfonos no paran de sonar. El desfile de personas que quieren consultar sobre su situación es incesante. Los contadores están viviendo jornadas ajetreadas como hace tiempo no ocurría. 

El motivo, claro está, es el blanqueo de capitales, que está llevando a los tributaristas a excederse de su ámbito de conocimiento para hacer, en muchos casos, de psicólogos o de consejeros familiares.

Ocurre que en el afán de ocultar dinero, muchos argentinos no solamente se escaparon del radar de la AFIP sino también del de sus cónyuges, familiares, socios, amigos y hasta del propio contador, al que hasta hace poco le pedían tarifa con descuento. 

Se trata de "historias de vida" que van saliendo a la luz a raíz de las consultas para adherir al régimen. 

Primera curiosidad: los días de mayor actividad son los primeros de la semana. 

Son principalmente los clientes que llaman los lunes a los estudios, con ganas de sumarse al régimen luego de haber escuchado experiencias de familiares, amigos y colegas del trabajo.

Ahí comienza otro capítulo, que es el relacionado con los aspectos técnicos y, claro está, con las aspiraciones de cada uno.

"El blanqueo es un traje a medida. Es más parecido a ir a un sastre que comprar una pilcha en la tienda H&M, donde sólo diferencian entre Medium, Large, Small y XL", cuenta uno de los contadores que viene observando cómo se incrementó su labor en estos meses.

Desde los principales estudios confirman a iProfesional una gran ola de consultas, un dato que viene siendo monitoreado por el propio Gobierno y que lo lleva a mantener el optimismo respecto del resultado final. 

Los funcionarios de Economía aseguran que esta tendencia se irá evidenciando a medida que se acerquen las fechas de cierre de las distintas opciones de adhesión. 

La primera ocurrirá el 31 de octubre (dinero en efectivo). Luego habrá dos cierres importantes, a fin de año y el 31 de marzo de 2017.

"Procedimientos como el blanqueo se implementan hacia el final, la gente espera a último momento", apunta Rogelio Frigerio, ministro del Interior.

Mientras deciden si "se sincerarán" ante la AFIP, los clientes consultan a los contadores para tomar decisiones acaso "más peligrosas". 

Una de ellas es… cómo blanquear ante la esposa ese dinero oculto que yace en algún lugar. O, peor aún, frente a la ex esposa.

Hay casos para todos los gustos: Alfredo H., argentino de 67 años, nunca le dijo a su mujer ni a su hija que posee una cuenta en un banco en Suiza. 

La abrió en la década del ‘80 y posee una cifra nada despreciable: u$s1,8 millón. 

Alfredo trata de explicarle a su abogado que la intención no fue "birlarle" el dinero a su compañera de ruta, mucho menos a su hija

Pero, por costumbre familiar -que data de varias generaciones- siempre fue de la idea que "la plata la manejan los hombres"

"A mi mujer y a mi hija no les falta nada", le comenta Alfredo a su contador de confianza.   

El problema es que ahora que quiere ponerse al día con la AFIP, no puede enfrentarla con su verdad. Mejor dicho con la verdad.

La historia de Alfredo es una de las tantas que se repite en los estudios profesionales. Pero no es la más seria.

Al igual que él, hay muchos que sienten temor por lo que pueda pasar el año que viene, momento en el que la AFIP será informada por sus pares de otros países y esto pueda llevarlos a perder parte de sus ahorros

La recorrida de iProfesional por los principales bufetes permite concluir que entre los interesados en blanquear:

-La mitad tiene sus fondos en cajas de seguridad o en el "colchón".

-La otra mitad guarda el dinero en cuentas del extranjero

Los letrados indican que en Suiza tienen dinero aquellas personas con algún arraigo en el viejo continente como, por ejemplo, los nietos o bisnietos de italianos o españoles

Hay quienes, incluso, heredaron inmuebles en Europa y nunca los declararon. Es decir, no siempre son billetes contantes y sonantes.

En cambio, en los Estados Unidos prevalecen las tenencias de aquellos con perfil inversor.  

Son los que hasta ahora se sienten más seguros, ya que este país no rubricó el acuerdo con la OCDE, que es el que lo obliga a compartir información sobre cuentas bancarias.

EE.UU. tiene su propio régimen de intercambio, que es mucho más laxo.

Se trata del FATCA (Foreign Account Tax Compliance Act), que le deja a la Casa Blanca la discrecionalidad en el blanqueo de capitales.

Historias mínimas... y no tanto


Lejos de los efectos económicos, políticos y hasta cambiarios que vaya a tener, la suerte del blanqueo se está jugando en las pequeñas oficinas.

Consultados por iProfesional, los abogados y contadores no ocultan su sorpresa tras haber sido testigos ocasionales de sorprendentes historias de vida (y de plata).

Se encuentran con "perlitas" que los llevan al asombro, producto del curioso vínculo de muchos de sus clientes con el dinero y de cómo se tejen las relaciones familiares, de amistad y societarias en torno del "vil metal".

Algunas situaciones reales en las que, por obvias razones se evitan los apellidos, han sido compiladas en esta nota:

Caso 1. El divorcio y la "ex"

Jorge y Ana se divorciaron hace un año y cinco meses. 

Jorge quiere blanquear su cuenta por medio millón de dólares. Claro que esto lo lleva a tener que "sincerarse" con alguien que él mismo define como una persona "más peligrosa que el fisco": su ex. 

Ese dinero no formó parte de la división de bienes que tuvo lugar al momento de la separación.

Ahora bien, si Jorge admite ese ahorro y Ana se entera, ella tendrá todo el derecho de recibir la parte que le corresponde.

"El blanqueo sólo exime los tributos de evasión pero no los problemas entre ex cónyuges", aclara el abogado de Jorge.

¿Cómo podría enterarse Ana?, le preguntó el letrado. Su respuesta fue clara: "Las mujeres siempre se enteran. Además, siempre aparecen cisnes negros". 

Llegado este punto, surgen las opciones de las que Jorge dispone.

Si se compra un inmueble con el dinero blanqueado y, por alguna razón, su "ex" se anoticia, el reclamo de ella llegará más rápido que el dinero desde Suiza.

Caso 2. El socio estafador

Sergio y Lucas compartieron una sociedad durante cinco años. Invirtieron en restaurantes y en otros activos financieros

Se conocían desde la Facultad: el primero tenía el 60% del capital y el segundo el 40% restante.

Sergio no le contaba toda la verdad a Lucas sobre las ganancias reales de la firma y -paso a paso- fue apartando una parte y colocándola en una cuenta en el exterior.

A fines de 2015, la sociedad se rompió y ahora surgen los problemas: si blanquea, tendrá que darle la diferencia.

Además, Sergio tiene todas sus cuentas en orden y necesita hacerlo a través de la sociedad.

Por lo pronto, está pensando en cómo disfrazarle la historia a su "ex", en ese caso, socio.

Caso 3. El corrupto de la familia

La historia de Federico M. es otra de las tantas que se escuchan en estos días en los bufetes de abogados. 

"Mi papá fue asesor de varias personas. Cuando murió, hace un par de años, mis hermanos y yo sabíamos que tenía una cuenta en un banco de afuera", le dijo a su letrado. 

"Heredamos el dinero e hicimos el traspaso a una cuenta común en la misma institución financiera", señaló.

"Ahora queremos blanquear, pero eso nos lleva a correr el alto riesgo de deshonrar su memoria, ya que todo el resto de la familia sabrá que es dinero mal habido", completó.

¿De cuánto se habla? De unos u$s4 millones "sucios".  El abogado de Federico le recomienda repatriarlo y destinar esos fondos a la compra de propiedades.

Caso 4. La cajita feliz

Víctor tiene su caja de seguridad desde 1980. Precisamente, desde que en esa sucursal funcionaba el Banco Shaw.

Treinta y seis años después, por primera vez se pregunta si no vale la pena blanquear parte de los u$s775.000 que guarda en el mismo cofre, que ahora le alquila al Banco Galicia.

¿Por qué ahora sí y antes no? Así lo explica su abogado: "Sus últimas declaraciones juradas fueron muy débiles y hay que robustecerlas, porque de otra forma el día que quiera usar esa plata no podrá hacerlo". 

"Víctor tiene dos hijos y piensa en ellos. Mi recomendación es que esta es una buena oportunidad para sincerar sus tenencias, aunque sea una parte de ellas, e invertirlas en un inmueble", expresa.

"De no hacerlo, puede suceder que un día, cuando disponga de ese dinero, la AFIP se dé cuenta y lo castigue", completa el letrado.

Caso 5. El cliente mentiroso

Los asesores contables consultados por iProfesional confiesan su sorpresa por las historias que van apareciendo detrás del blanqueo, contadas por sus clientes.

Clientes que, por otra parte, hasta hace poco les pedían que "los aguantaran con los honorarios".

"Un caso es el de una persona que creía mi amigo. Siempre me dijo que tenía una plata y le cobré en base a esos ahorros", expresa un asesor jurídico. 

"A poco de lanzarse el blanqueo, vino y me dijo que tenía u$s3 millones en una cuenta afuera. Lo quise matar. La relación se quebró. Uno puede considerar que alguien tiene un canuto guardado. Pero en este caso, ese canuto es más de diez veces el patrimonio en blanco que me había contado", relata.

Historias como las enunciadas son más comunes de las que el lector pueda imaginarse. Abundan y las hay de todo tipo y colores.

Por ejemplo, son varios los casos de productores rurales que tienen millones de dólares enterrados, producto de ventas de sus cosechas realizadas de modo "non sancto", en muchos casos a países limítrofes. Ahora no saben bien cómo proceder.

En rigor de verdad, el ocultamiento del patrimonio no es algo nuevo. Quienes están al tanto de la operatoria del blanqueo afirman que existen cuentas de argentinos en bancos de Suiza desde hace casi 100 años.

No por nada, la fuga de capitales fue histórica y la economía del país ha caído en sucesivas crisis refundacionales.

A tal punto que no existe a ciencia cierta un cálculo certero sobre el total de ese dinero "encanutado", más allá de las estimaciones que se efectúan de tanto en tanto.

Mucho menos, de la "platita" que duerme en miles de cajas de seguridad. Un "tesoro" que, en algunos bancos, estiman en u$s50.000 millones. 

Este monto hasta luce "conservador" si se coteja con el movimiento dolarizador de los argentinos.

Eso sí, como pocas veces en la historia, el blanqueo que está en marcha se presenta atractivo para miles de ellos. 

Hacia fin de año se tendrá dimensión de ese volumen. Cómo sincerar las tenencias con familiares, ex socios y ex cónyuges tendrá "otro precio".

En particular, en este último caso.

Reciba noticias en su e-mail